Helsinki y su nuevo Startup-hub

Start-ups: yo, en mi aún corta carrera profesional, no he trabajado en ningún otro tipo de empresas. Desde fuera tienen su glamour y demás, pero si simplemente le llamas PYMES, ya no suena igual aunque es lo mismo. En cualquier caso la escala a la que puede crecer una empresa tecnológica en poco tiempo es lo que da al término startup su je ne sais quoi y su atractivo. Y Helsinki acaba de crear un centro de Startups.

Trabajar en Startups

Yo cuando estaba en el instituto quería estudiar filosofía.

Suerte que no lo hice: informática en España tiene un 3% de paro, y también es internacionalmente uno de los trabajos con más demanda. Los amigos que estamos fuera y los que siguen en España cobramos más o menos lo mismo.

Aparte de eso, informática me envió por una senda en la vida con la que no estoy nada descontento: erasmus en Finlandia y vida en Berlín en el boom de la ciudad y sus Startups.

Startup
Nunca se ha escrito mejor. Fuente (CC: by-nd)

La palabra “Startup” en cualquier caso suele aplicarse a la ligera a cualquier empresa tecnológica. Conozco empresas de cientos de personas que se siguen llamando a sí mismas Startups. Es como un barniz que se dan, en vez de un término que signifique algo. Es el nuevo “jóven y dinámico” en la descripción de las empresas cuando anuncian sus puestos de trabajo.

Y esta fue mi impresión del evento Hispanic Startups de Berlín.

Las Startups finlandesas más conocidas

Ya hablamos de que Finlandia tuvo hace unos años 12 de las mejores 100 Startups de aquel año (de las cuales parece que cerró ya una).

De los mejores ejemplos de este tipo de empresas surgidas del país en los últimos años tenemos Rovio (los creadores de Angry Birds) y Supercell, los creadores de los “hits” Clash Royale y Clash of Clans. Además, los fundadores de Supercell eran los finlandeses más ricos de 2014.

Supercell en una charla
Los fundadores de Supercell están entre los finlandeses más ricos. Fuente (CC: by-sa)

Esas dos Start-ups – que por tamaño, edad y cash-flow ya no lo son – estaban ambas basadas en el ecosistema de los smartphones (incluso Rovio aún sacaba cosas para los windows phone de Nokia, aunque Supercell no). “Mobile” es desde hace ya bastantes años la niña bonita de las startups, cuando antes lo era cualquier cosa de internet.

Startups en Finlandia, y el nuevo start-up hub

El consejo de la ciudad de Helsinki, la capital de Finlandia aprobó hace unos meses la apertura de un “Startup-hub”, un centro de Startups, y están ya a punto de abrirlo. Así de rápido van.

Con 7.000 metros cuadrados, va a ser el mayor incubador de Startups de los países nórdicos (aquí patinan en el artículo de YLE: no es lo mismo un “hub” – que significa tenerlas todas bajo un mismo techo o cercanas en el espacio – que un incubador – que significa recursos compartidos para que fundadores no tengan que preocuparse de desarrollo, legal, administrativo o lo que el incubador ofrezca).

Su nombre: Startup Maria, que tiene como fecha de apertura este 25 de este mes de Agosto. Su nombre viene del lugar donde lo abrirán: el antiguo “Complejo Hospitalario de María”.

Startup Maria en Helsinki
Captura de pantalla de su web.

¿Y quién lleva todo este tema? El proyecto es sin ánimo de lucro, y está organizado por la ciudad de Helsinki, las fundaciones de Startups Startup-säätiö y Uusyrityskeskus Finland, que ayudan a emprendedores en potencia a hacer una empresa, pedir fondos y otros tipos de ayudas.

¿Qué opinas del mundillo de las startups? ¿Qué tipo de trabajo te gustaría tener en Finlandia? Si quieres saber más sobre trabajar en Finlandia – en Startups o en otra cosa – , el post sobre ayuda para trabajar en Finlandia para españoles y extranjeros, y los pasos a dar para trabajar (o estudiar) en Finlandia te ayudarán.



Recoger frutos del bosque en Finlandia: gratis y popular

El año pasado hablamos del “derecho de todo hombre (y mujer)” finlandés. Este derecho dice que puedes ir por cualquier lugar del bosque, aunque este tenga dueño, sin necesitar permiso y acampar o recoger frutos que crecen naturalmente. Justamente de eso hablamos hoy: de cómo media Finlandia ejerce este derecho y se lanza en verano a los bosques a recoger bayas y frutas del bosque a puñados.

El parque nacional de Nuuksio
Una chica caminando por el parque nacional de Nuuksio. Fuente (CC: by-sa)

Recoger arándanos y otras frutas del bosque finlandesas

Justo lo decía YLE hace unos días: este año, los arándanos ya están listos para ser recogidos (ENG), ya que este año se ha adelantado su momento perfecto de maduración unas tres semanas. Así, muchísimos finlandeses se han echado a los bosques para recogerlas.

Los bosques finlandeses cubren el 74% del país, con lo que casi todo el mundo – Helsinki incluído – tienen a mano un bosque.

Cada año (según un estudio de la Universidad de Tampere (PDF, ENG)) los bosques de Finlandia entre 500.000 y un millón de toneladas de bayas. Cuántas haya al fina depende de diferentes factores, como la luz, los nuetrientes, el suelo, la temperatura y la humadad, ligeramente distintos cada año. Aun así, sólo el entre el 3 y el 10% de las cosechas de arándanos rojos y azules se recoge cada año, y mayormente por personas individuales.

Mujer recogiendo arándanos rojos
Una finlandesa recoge, a mano, arándanos rojos. Fuente (CC: by-nd)

El recoger bayas es tan popular y tradicional en Finlandia que hasta sale en el Kalevala, la epopeya nacional finlandesa y la base de la mitología finlandesa. En el libro, se representa como algo que las niñas y jóvenes hacen como parte de un momento en sus vidas en el que están seguras y despreocupadas. Se menciona incluso como una forma de encontrar consuelo, cuando una madre consuela a su hija que se ha casado pero tiene que irse lejos: le dice que sus condiciones serán tolerables porque también hay bayas en el lugar al que va.

Los tipos de bayas finlandesas

Hay unos 50 tipos de bayas silvestres en Finlandia, 37 de ellas comestibles.

Algunas son raras, de áreas específicas (como la Lakka, la mora de los pantanos que crece en Laponia)

Los frutos del bosque más recogidos y por tanto las más abundantes son los arándanos (pensasmustikka, en finés), arándanos rojos (puolukka), la mora de los pantanos (lakka), frambuesas (vadelma), arándono agrio (karpalo), espino amarillo (tyrni), la serba (pihlajanmarja), crowberries (variksenmarja o kaarnikka) y bayas de enebro (katajanmarja).

Recogiendo Bayas en Finlandia
Recogiendo una mora de los pantanos. Fuente (CC: by)

Las moras árticas (mesimarja) y las fresas salvajes (metsämansikka o ahomansikka ) son también muy cotizadas, pero difíciles de encontrar y recoger (después de todo, hay que competir por ellas con los animales del bosque también).

Cómo recoger las bayas

Hay unas cuantas reglas sencillas para ir a coger bayas silvestres.

La primera es que hay que coger solo las frutas del bosque que estén maduras e intactas. Mejor no ir al bosque hasta que los frutos estén lo suficientemente maduros, porque si se recogen antes éstas no madurarán más una vez recogidas.

El mejor clima para recoger bayas silvestres es con tiempo seco, porque las bayas estarán frescas durante más tiempo si se recogen algo secas.

El lugar para recogerlas debe estar cuanto más libre de contaminación, mejor. Coger bayas al lado de carreteras o autovías y plantas industriales no está recomendado. Las bayas salvajes se deben depositar al ser recogidas en una cesta o cubo, porque se suelen aplastar más en bolsas. Cuando se cojan, las manos y los contenedores debería estar limpios.

Recogedor de bayas
Un aparato recogedor de bayas. Fuente (CC: by)

Hay también diferentes tipos de recogedores de bayas diseñados específicamente para este propósito, y que ayudan a recoger más bayas con menos esfuerzo. Como el de la foto de arriba, cuyo nombre en finés (o finlandés) es Marjanpoimuri, y aunque en tiempos pasados eran de madera o metal, ahora son básicamente de plástico y se pueden encontrar por pocos euros en cualquiera de los supermercados finladeses.

Una vez recogidas, mejor poner las bayas en un lugar frío para que realentizar que se pudran, e incluso duran años congeladas. En cualquier caso, son más sanas cuanto más frescas.

Consejos para ir a buscar y recoger bayas salvajes

Aparte de los consejos descritos arriba, también hay que recomendar no coger bayas en lugares cercanos a residencias particulares (por respeto, ya que eso no sería “el derecho de todo hombre”).

Lugares estupendos para ir a buscar estas bayas, y además visitar lugares finlandeses espectaculares, son los parques nacionales naturales de Finlandia. El de Nuuksio concretamente está cerca de Helsinki, el lugar que probablemente visitarás si vas a Finlandia.

Hombre recogiendo frutas del bosque
Un finlandés recogiendo bayas en el bosque con un aparato. Fuente (CC: by-nd)

En cuanto a la vestimenta: el clima de Finlandia es fresco y lluvioso, incluso en verano (en invierno congelado, claro). Mejor ir a los bosques bien preparado para una lluvia con un chubasquero por si acaso, y con botas de agua. En cualquier caso, mejor llevar algo de manga alrga para no arañarse los brazos con las ramas, y así que los increíblemente grandes mosquitos finlandeses y las garrapatas lo tendrán más difícil. Ah! Y Finlandia es muy amiga de la caza, así que lleva también algo brillante y fosforito en la cabeza.

¿Se puede ganar dinero recogiendo bayas?

Cada finlandés come de media 8 kilos de frutos del bosque cada año: hay mercado.

Hay unas 400 empresas relacionadas con el negocio de las bayas – incluído exportaciones-, que compran a quien las recoja y hay algunas que empelean a gente para recogerlas. Este años, por ejemplo, se han concedido 3.500 permisos de trabajo a tailandeses para recoger bayas.

Aunque en el post sobre la tasa de paro y sueldos para extranjeros en Finlandia ya comentamos que, si no es una buena cosecha, estos recolectores pueden volver a su país con deudas por el billete + mantenimiento, por los bajos salarios.

Unas pocas bayas
Unos pocos arándanos rojos. Fuente (CC: by-nd)

En España

Aunque esto mole, yo soy más de ir a hacer la vendimia (para hacer un buen vino de denominación de origen de Las Arribes).

Despúés de todo, una de las cosas que echo de menos viviendo en el extranjero es vino de calidad a precios populares.

Aun así, recuerdo mi niñez andando por el campo y cómo íbamos mi padre y yo parándonos de vez en cuando a las orillas de los caminos a recoger moras negras y rojas. Nos poníamos morados, valga la redundancia.

Un árbol en el camino, en la provincia de Salamanca

A veces, está claro, no hace falta irse lejos para disfrutarlo. Simplemente irse a dar una vuelta por el campo. Quizá no tenga tanto marketing como las regiones del norte de Europa, pero es igual de bueno.

¿Qué te parece esta actividad finlandesa? ¿Cuál es tu fruto del bosque favorito?



La historia de la finlandesa que se mudaba a España

Hace poco hablamos de las cosas que más les gustan a los finlandeses de España, y vimos que son bastantes y había algunas muy curiosas, como que no nos dejamos esclavizar por reglas estúpidas (los finlandeses creen que viven con demasiadas normas, según un estudio).

Por eso, cuando leí este post de Juho, del blog Parmvoo, me hice una nota mental de que quería hablar de este tema. La historia de la finlandesa que se mudaba a España.

Avión en pista
Volar a otro país. Fuente (CC: by-sa)

¿Finlandeses en España? ¿Pero eso no es el paraíso y España… en fin?

En España somos mucho de autoflagelarnos.

De ahí los famosos versos de Joaquín Bartrina, poeta español y catalán del XIX, que contenían esta línea:

Y si habla mal de España, será español”

Pero cuando uno vive el tiempo suficiente en el extranjero, y esto le ha pasado a casi todos los españoles que conozco (digo casi no porque no sean todos que yo sepa, sino porque alguno habrá), se da cuenta de que España no está tan mal ni el extranjero tan bien. Que si uno basa sus prejuicios en los titulares de la prensa española sin profundizar (algo muy español, sin duda, y que ya pusimos en perspectiva en el post sobre las contradicciones de Finlandia), vivirá en el mejor de los casos con información parcial, y en el peor directamente con información sesgada (o manipulada, dependiendo de la fuente).

Porque la economía de internet dice: si vendo publicidad según volumen de páginas vistas, si quiero ganar más necesito temas que se viralicen/tengan muchas visitas. Y se han dado cuenta de que la noticia de “España es una vergüenza comparada con otros países” vende más impresiones publicitarias que la contraria (si te interesa la economía de Internet recomiendo el libro: “Trust Me, I’m Lying: Confessions of a Media Manipulator“, de Ryan Holiday), así que todos escriben sobre eso como si fuera verdad.

Portada del libro

Cada país tiene sus cosas buenas y malas, y ninguno es perfecto. Pero viviendo 10 años fuera ya sé que España no está nada mal. ¿Mi consejo? Dejar de leer la prensa española y empezar a leer solo la extranjera. Rara vez verás menciones a España, y el propio país es el criticado ampliamente. Abrirá los ojos.

La historia de la finlandesa que se va a vivir a España

Antes de seguir, traduzco las palabras de Juho (el cual también se ha mudado a España, después de su Erasmus en Alcalá y de vivir en varios países), en su post titulado “Spain is a paradise for Finnish people” – España es un paraíso para los finlandeses.

Leí un artículo de la finlandesa Riina (en finés), la cual cumplía sus sueños de irse a vivir a Fuengirola, España. Ella trabaja como entrenadora personal y representante de servicio al cliente de una empresa de telefonía. […]

Fuengirola
Una plaza de Fuengirola. Fuente (CC: by)

El artículo se volvió muy popular y recibió 168 comentarios en un día y cientos de “Me Gusta”. La mayoría de los comentarios son muy positivos aunque también hay algo de envídia y celos en ellos. En general la gente escribió que querrían hacer lo mismo, deseaba a Riina buena suerte y que desearían ellos mismos disfrutar del gran clima de España. Finlandia es visto como un lugar miserable y España como un paraíso. España está entre los destinos vacacionales más visitados por los finlandeses y por eso muchos finlandeses han podido experimentar España durante un periodo corto de tiempo. Muchos parece que sueñan en mudarse fuera de Finlandia (nota de Santiago: muchos lo hacen) pero no lo hacen porque no lo ven posible o por falta de coraje.

El artículo: lo más destacado

Lo enlacé arriba y lo puedes leer traducido por Google al inglés – duele menos que al español, aunque duele – aquí.

El artículo es bastante explicativo, pero quizá los comentarios más interesantes de Riina son:

  • Los precios para mis clientes aquí son la mitad o un tercio de lo que cobraría en Finlandia.
  • Vivo al día. No vine a trabajar, sino por el clima
  • A veces es irrritante lo lento que hacen todo aquí comparado con Finlandia“.

Artículo de Ilta Sanomat
El artículo sobre Riina.

En cuanto a los comentarios, estos son los que más me interesaron de los que tienen más de 100 votos. Eso sí, para traducir comentarios tendrás que usar el enlace original al artículo, y luego traducirlos uno a uno con Google Translate.

El comentario más votado: el irónico (con mi traducción desde Google Translate: si puedes hacerlo mejor, échanos una mano en los comentarios).

  • Ahora te va todo bien, pero echarás de menos lo de Finlandia. No podrás ir caminando sobre barro derretido, no te amontonarás en verano en las playas como carne de pollo. No podrás comer salchichas todos los días. Echarás de menos la envidia malévola de los vecinos, la ironía cuando te digan “maravilloso”, por no hablar de los parientes. Y tienes que estar allí en climas en los que el maldito sol brilla todo el tiempo.

El comentario más sinceramente positivo con más votos:

  • “Fabuloso! Buena suerte! Me gustaría ser yo uno de los valientes!”

El “bien que has hecho, porque la situación…” más votado:

  • “Felicidades Riina. En Finlandia el ambiente es opresivo ahora. Desempleo y peleas. Los que tienen un puesto de trabajo dan señales de alarma a los demás. Los sindicatos y la oposición van a conducir al país a la ruina. El sindicato de maestros está golpeado. Jóvenes ingenieros es mi círculo de amigos que vayan a Alemania a trabajar. Ahora es una buena solución. Finlandia se está retrasando. El culo de la derecha Europea.”

El “A mí también me gusta España” más votado.

  • “Durante largos períodos que he pasado en España, he vivido el estilo español de hacer las cosas. La prisa y la eficiencia sin ningún fin concreto no es bueno para nadie. Además, el español tiene muy poca probabilidad de muerte cardíaca.”

El comentario indignado más votado.

  • Una de la frases más insidiosas, la de que “yo vivo día a día.” ¿Cuántos días se pueden vivir en Finlandia así?

¿Qué opinas de la decisión de Riina? ¿La compartes, o piensas que como en Finlandia en ninguna parte? Si has traducido más comentarios ¿cuál te ha sorprendido más?



Los finlandeses comen con leche (en vez de agua)

Aún recuerdo cuando lo vi por primera vez.

Eran mis primeros días del erasmus (este es el índice de esos posts, que siempre que los leo me invade la nostalgia) cuando me encontré con la primera ocurrencia de este fenómeno.

Fue al entrar a la cafetería de la Universidad, posiblemente del edificio Carelia, y allí había no uno, sino varios finlandeses comiendo con un vaso de leche junto a ellos. Algo inaudito.

Leche en el labio

Los finlandeses y los lácteos

Hablaba en el post de la semana pasada que en el Juhannus los lácteos solían ser la estrella de esas fechas en siglos pasados, por la novedad, y junto a las bayas.

Y es que en Finlandia tienen tipos de lácteos que son inauditos en el resto de Europa.

Por ejemplo, y mi favorito, el leipajuusto, que literalmente sigunfica “pan de queso” y al que se le puede llamar perfectamente “queso chirriante”, por el sonido que hace al masticarlo. El famoso chef Gordon Ramsay no es muy partidario de este queso, pero caliente y con las bayas apropiadas a mí sí me pareció agradable.

A Natalia, por suparte, le impresionó el viili, el denso lácteo que casi se mastica y que es un cruce entre leche y yogurt con una textura que, al verla en las fotos de ese post, impresiona.

Viili, lácteo de Finlandia
No es que esté cayendo: es que se sujeta así.

Ah, y los finlandeses, al igual que son los mayores consumidores de café del mundo, también son los primeros en consumo de leche per cápita (este es el ranking).

Finlandia: comer con leche

La leche es un producto que va con cualquier comida en Finlandia: desayuno, comida, cena, picar entre horas… e incluso para una cena romántica, como en esta foto.

El tipo de leche que toman con su comida es como “suero de leche” o “leche cortada” (las traducciones al español de “buttermilk” – leche de mantequilla, que en finés es piimä), aunque hay tipos de leches para todos los perfiles.

Finlandesa comiendo con leche
Una finlandesa comiendo tacos con un vaso de leche. “Maito” es leche en finés Fuente (CC: by)

Curiosamente, y aunque los finlandeses tomen tanta leche y lácteos con tantas comidas al día, hay mucha gente que es intolerante a la lactosa en el país. Por eso, además de las leches normales (entera, semi, desnatada) hay más variaciones, como enriquecida con vitamina D (tan necesaria en lugares oscuros en invierno como Finlandia) y con poca o ninguna lactosa (con poca se llama “hyla”, y sin ella “laktoositon”). Por supuesto, a todas esas hay que sumar otras “leches” como de soja, almendra y coco.

“Valio Oy” (web) es la marca finlandesa que produce todos estos tipos de leche adaptados a los gustos del país. Esta empresa está 100% en manos de los granjeros finlandeses.

La leche, por tanto, es la bebida nacional de Finlandia (si dejamos a un lado del koskenkorva, claro), aunque según parece las nuevas generaciones están dejando un poco a un lado esta afición (poco a poco, eso sí).

Pero mientras hasta en el Hesburger, la cadena de comida rápida Made in Finland puedas pedirte tu hamburguesa con patatas, acompañada de leche y café, creo que estamos salvados.

Hamburguesas y leche
¿Menú con leche es menú infantil, o simplemente menú a la finlandesa? Fuente (CC: by)

¿Qué opinas del hábito finlandés de comer con leche? ¿Te animas a probarlo en tu siguiente comida y nos lo cuentas?



Juhannus en Finlandia: guía para disfrutar “su San Juan”

Llega Juhannus, una de las fiestas más importantes de Finlanida. Hablamos ya de las hogueras que se encienden ceremoniosamente en estas fechas, pero hoy profundizamos más en esta fiesta para darte una guía sobre cómo celebran los finlandeses su “San Juan” particular. Así, podrás celebrarlo al máximo si estás en Finlandia, o hacerlo “a la finladesa” si no.

Juhannus en Finlandia

Qué es el Juhannus en Finlandia: su San Juan

El Juhannus se celebra siempre en sábado, el que caiga entre el 20 y 26 de Junio (por tanto este año será el sábado 25), para que coincida en lo más posible con el día más largo del año.

Como en Finlandia hay sol de media noche o noche blanca, dependiendo de si se está por encima o por debajo del círculo polar ártico, será una fiesta con muchas horas de luz.

El nombre viene de San Juan, claro. San Juan Bautista (Johannes Kastaja, en finés). Los suecoparlantes de Finlandia, por su parte, llaman a esta celebración “Johannes”.

Este día también es un día de izar la bandera en Finlandia. El día anterior a la celebración se izan las banderas a las 18h y no se bajan hasta las 21h del día de Juhannus. Es el único día en el que está permitida la la bandera de Finlandia estar izada durante la noche.

Bandera de Finlandia
La bandera de Finlandia lucirá en los mástiles. Fuente (CC: by)

Dónde celebrar el Juhannus

La inmensa mayoría de los finlandeses celebrará esta fecha fuera de las ciudades.

Lo celebrarán en sus cabañas de verano, probablemente de color rojo y junto a uno de los (cien) mil lagos finlandeses junto a la familia y los amigos.

Durante estos dos días (la víspera, el propio Juhannus y el día posterior) estarán en las cabañas celebrando juntos, comiendo y bebiendo bien, yendo a la sauna, escuchando música y bailando, y probablemente dándose algún baño como dios los trajo al mundo en el lago.

Las ciudades, por tanto, se quedan desiertas durante estos días. Aun así, para los que se quedan detrás porque tienen compromisos ineludibles – y seguro que habrán tratado de zafarse de ellos – hay cosas que hacer. Por ejemplo, en Helsinki, el evento principal es ir a la hoguera de la isla de Seurasaari y muchos restaurantes estarán abiertos para acomodar también a los turistas que quizá, al no conocer a finlandeses, no puedan ir a una cabaña. Otra hoguera suele darse en Pihlajasaari.

Cabaña junto al lago
Cabaña + lago + sauna: combinación ganadora. Fuente (CC: by-sa)

Las tradiciones del Midsummer finlandés

La tradición principal, una vez en el lugar correcto, es la construcción y el encendido de una hoguera (kokko) junto a alguna gran masa de agua, como lago o río. Se hace en la noche del viernes, y lo contamos en detalle en este post.

Esta tradición, la de las hogueras en Juhannus, es similar a la de las hogueras de semana santa: viene de los tiempos paganos y está destinada a ayuentar brujas y malos espíritus, y traer buena suerte.

Si se está en algún lugar con tradición sueca, la tradición de bailar alrededor del “maypole” se dará también. Lo contamos en el post en el que fui a explorar la versión sueca de esta fiesta.

También se decoran las puertas de las casas con flores y ramas, y en muchos lugares se hacen coronas de flores también, que llevarán las mujeres.

Hogueras de San Juan en Finlandia
Una de las muchas hogueras de San Juan en Finlandia. Fuente (CC: by-sa)

Por supuesto, la sauna finlandesa en alguna de sus variedades será parte del ritual varias veces al día, con baños en el lago incluídos. De nuevo, si no estás en una cabaña, puedes también formar parte de la tradición: las saunas públicas de Helsinki seguirán abiertas, aunque con algunas restricciones. Mira las webs que pusimos en ese post para confirmar.

Qué comer y beber en Juhannus

Hace mucho tiempo la estrella del día de San Juan en cuanto a gastronomía tenía que ver con los productos lácteos. Las vacas por fin volvían a dar leche tras el largo y frío invierno y los pastos volvían a crecer.

Sin embargo, a día de hoy, la barbacoa y el grill son el centro gastronómico de la fiesta. La makkara (que no es otra cosa que salchicha) condimentada con mostaza o otras salsas, es lo que más se come. También, las patats nuevas tostadas al grill y con aceite y romero (o bien asadas) son la guarnición predeterminada (ay, los finlandeses y las patatas).

Barbacoa en Juhannus
Un buen ejemplo de un grill de Juhannus.

Para el postre, la naturaleza es la que lo pone. Las bayas y frutos del bosque ya están saliendo y los finlandeses las incorporan a la mesa en cuanto salen.

¿Y de beber? Todo tipo de alcoholes y en cantidades nada moderadas. La Sahti, la cerveza tradicional es la opción de los que les gusta el DIY, pero si no las cervezas al estilo finlandés (con clases y niveles inéditos fuera de los países nórdicos) y por supuesto chupitos del “vodka finlandés”: el Koskenkorva.

En resumen: hora de disfrutar del Juhannus

Y esto es todo: tienes la guía para disfrutar de la segunda mayor fiesta (tras la navidad y empatada con el Vappu) de Finlandia como un finlandés, la vivas donde la vivas.

Será un día de risa, bebercio, sauna y lago. Y gran parte de la diversión dependerá de la benevolencia del clima de Finlandia y de lo bien que midas tu consumo de alcohol.

Justamente eso es lo que un periódico finlandés publicó en esta graciosa – porque es verdad – tira cómica sobre el Juhannus: La teoría VS la práctica.

Juhannus: teoría y práctica

¿Has pasado un día de San Juan – Juhannus – en Finlandia? ¿Qué te ha parecido?



Página 3 de 30112345...102030...Última »

Únete a más de 15.000 personas en
la mayor comunidad de entusiastas
de Finlandia


Hazte fan en Facebook.