Finlandia no es muy atractiva para inmigrantes

Aquí en el blog es indudable que nos gusta Finlandia, pero muchos tenemos la una idea en mente que a veces no se ajusta con la realidad “adulta” (como puede ser el haber vivido allí de Erasmus o haber ido de vacaciones a disfrutar, por ejemplo, del hotel de hielo o las auroras boreales) y tener preocupaciones tales como encontrar trabajo o llegar a fin de mes (nuestro comentarista Jezulo expone muy bien este tema y otros menos favorables a una vida en Finlandia en este hilo de comentarios).

Por eso, me gustaría traducir un post del finlancial times rescatado por Finland For Thought de mismo título que este post: Finlandia no es muy atractiva para extranjeros.

Las personas que pudieran ser potenciales inmigrantes en Finlandia son disuadidas por su fría imagen – en términos de clima y población – su localización remota, su difícil lengua el finés y la falta de comunidades de inmigrantes establecidas.

Sus altos impuestos y costes (en particular la vivienda) la hacen no competitiva, especialmente en términos de salarios netos, los cuales no son comparables con los de el resto de Europa. Finland sigue perdiendo jóvenes trabajadoras como enfermeras a Suecia, Noruega o Londres, donde la remuneracón neta puede ser mayor (poder adquisitivo).

Finlandia ya no atrae tampoco a los inmigrantes de la antigua Union Soviética, debido al reciente boom de Rusia y los estados bálticos. “Su standar de vida se ha incrementado tanto que no hay flujo de inmigrantes,” confiesa Annika Forsander, jefa de los servicios de inmigración del ayuntamiento de Helsinki.

Pero Finlandia tampoco se ha ayudado a sí misma, debido a que no ha dado demasiadas bienvenidas a los inmigrantes en el pasado.

Finlandia ofrece a sus nuevos inmigrantes lecciones de finés gratuitas y les ayuda con su formación, pero el sistema de permisos de trabajo sigue siendo el gran obstáculo. Los estudiantes extranjeros en Finlandia y los que buscan asilo intentan conseguir su derecho al trabajo, aunque el gobierno está ahora intentando que esos estudiantes se queden.

La Unión Europea colocó el pasado Junio a Finlandia como una de las peores poniendo renstricciones a la transferencia de trabajadores. Si las compañías buscan dar empleao a un extranjero, estas aún tienen que probar que necesitan ese tipo de trabajador, aunque el gobierno quiere quitar ahora esa fase. Finlandia tenía igualmente hasta 2006 restricciones para los nuevos miembros de la UE de Europa del este, incluso sin una amenaza real de inmigración masiva. Esta política se ha vuelto del revés ahora y es el único país, junto a Suecia, que no tiene restricciones para trabajadores búlgaros o rumanos.

Las actitudes públicas hacia los inmigrantes han sido también problemáticas, reflejando el hecho de que la identidad finlandesa está basada en la homogeneidad, y donde los inmigrantes representan sólo el 2.3% de la población, en comparación del 11% de Suecia.

De hecho, la alta tasa de paro ha hecho que muchos finlandeses emigren, particularmente a Suecia.

[…]El ministerio de trabajo estima que un cuarto de los extranjeros estan sin empleo, y esto puede ser difícilmente buena publicidad para aquellos que consideren irse a Finlandia. “Necesitamos focalizar primero nuestro trabajo en esos inmigrantes en paro,” dice Ms Cronberg.

“Y si lo hacen, teniendo en cuenta que muchos finlandeses estan en paro, puede que los finlandeses se vuelvan aún más anti-inmigración”, digo yo. Este tema es un tema complicado y al que me gustaría darle más cobertura (Finland For Thought es una buena fuente para ello, de modo que puede que traduzca varios artículos suyos estos días) en el blog en las próximas semanas.

Helsinki y Finlandia
En Helsinki, unas personas yendo al trabajo. Fuente

Entradas relacionadas