12 consejos para vivir en temperaturas polares

Aunque de momento este año está siendo bastante templado (las temperaturas de Finlandia son en esta época bastante más bajas de las que hay ahora) el frío no se irá del país. Y cuando uno vive allí y hay meses enteros durante los que el mercurio no sube de cero hay que desarrollar trucos para vivir lo mejor posible. Y de eso va el post: de consejos para vivir en temperaturas polares.

Mujer en temperaturas polares.
«Sígueme si quieres vivir», como dijo el Terminator.

¿Cómo de frío llega a estar Finlandia?

Dos respuestas rápidas (e incompletas): mucho en otoño, invierno y primavera. Y más cuanto más al norte.

La nieve permanente (la que no se irá ya hasta el año siguiente) llega a principios de Ocubre a las zonas más norteñas de Laponia y no se va hasta el junio del año siguiente. Aunque depende de la zona, claro.

Temperaturas Polares en Finlandia
Hasta cuándo hay nieve permanente en cada zona de Finlandia.

Esto es: la temperatura en Finlandia no sube de cero en ocho meses – y baja hasta más de 30 grados bajo cero en múltiples ocasiones – incluso hay semanas en las que esa es la temperatura «normal».

Yo por mi parte el mes más frío que he pasado en Finlandia fue un Febrero en el que el termómetro no subió de -20 grados.

Y, antes de que se me olvide, el récord de temperatura más baja de Finlandia lo tiene un 28 de Enero de 1999 en el municipio de Kittilä, y fue de -51.5 °C. Para haberlo vivido… en interiores y con un chocolate calentito.

12 Consejos para vivir en temperaturas polares

Se me ocurrió la idea del post al mirar en la web de Quora las respuestas a la pregunta «¿Cuáles son algunas cosas que sabe la gente que vive en lugares con temperaturas brutalmente bajas que los demás no sabemos?«

Y te traigo las mejores respuestas de las más de 100 que hay en el hilo. De algunas puedo dar fé personalmente, aunque otras me han sorprendido porque no las conocía.

Las respuestas están mayormente enfocadas – aunque no todas – a lugares remotos y con poco o nulo contacto con otras personas normalmente – como una cabaña finlnadesa en Laponia.

Sin ningún orden en particular, allá van:

1.- Los materiales se vuelven rígidos y se parten

Las cosas normales no son las mismas cosas a temperaturas polares. Algunos plásticos flexibles se vuelven rígidos y se parten como cristal. Una piedrecita en el cristal del coche, que no supondría más que un ligero inconveniente, se convertirá en una gran raja al momento.

Cable congelado
Un cable congelado. Fuente (CC: by)

Los cables eléctricos también se rompen a -32 grados centígrados. Si necesitas usar algún tipo de aparato electrónico (por ejemplo, un cargador de batería) en el frío polar, es mejor mantenerlo en el interior y llevar la batería al cargador (y no viceversa).

También se pueden reemplazar los cables por cables preparados para el ártico, que son o bien azules o amarillos.

2.- El coche

Las baterías de los coches pierden la mitad de su capacidad e incluso más en el frío. Si realmente necesitas arrancar un coche en el frío, debería tener un calentador para el aceite, el sistema de refrigeración y la batería. Si no, haz lo que en el primer consejo: traete siempre la batería al calor interior para calentarla. Ayuda mucho.

El aceite de motor no lubrica nada cuando está muy frío, por lo que la carga de arranque es muy alta. Una batería a temperatura de interior puede llegar a romper la transmisión del motor de arranque o los engranajes al arrancar un motor frío.

Cuando arranques un coche coche, no muevas el volante durante un minuto o más, ya que la presión del sistema hidráulico puede romper una manguera de la dirección asistida.

Otros elementos sensibles al frío en un coche son la llave y la palanca de cambios, que pueden romperse al forzarlas cuando no se mueven. Mantener el coche en un garaje ayuda mucho incluso en ausencia de calor.

Coches enchufados en invierno
Coches manteniendo la temperatura del motor a través del enchufe. Véase el color del cable. Fuente(CC:by-sa-nd)

3.- El algodón es el peor material contra el frío

Los conjsejos sobre ropa para el frío extremo pueden a veces resumirse en: “el algodón mata”.

Los pantalones vaqueros y la ropa interior de algodón no dan casi protección contra el frío.

Lo que da dicha protección: las capas de polyester y lana.

Sobre los -30 grados, ropa interior de poliester y unos long johns (la ropa interior larga) de lo mismo es probablemente suficiente. Si hace menos temperatura, mejor dos capas: una prieta y la otra una talla más grande, para que no esté tan pegada a la anterior.

La ventilación para que la humedad se vaya de la prenda es importante. El aire debería circular desde la parte baja del cuerpo hacia arriba, por el cuello.

Los gorros y los guantes son importantes para controlar la temperatura corporal. Si haces ejercicio, abre la ropa para continuar seco. Y recuerda: los guantes húmedos son un peligro – es mejor llevar dos pares de guantes baratos que unos de alta-tecnología caros.

Calzoncillos largos
Long Johns (la ropa interior larga)

Y una última cosa: la protección de la cara es esencial cuando la temperatura baja de -30 o si hay viento de cara.

4.- Tener la casa preparada para las temperaturas polares

Controlar la humedad ambiental es extremadamente importante en estructuras con aislamiento. Si el vapor o la humedad se cuela en el aislamiento se puede congelar y acumularese durante el invierno. Todas las tuberías deberían ser accesibles y visibles – por tanto: no estar dentro de las paredes.

Tener una fuenta alternativa de calor que funciona sin electricidad es una buena precaución.

5.- Respirar duele

Tus pulmones arden.

El aire está tan seco que cada vez que inspiras o expiras, expulsas agua de tu cuerpo. Tus pulmones, por tanto, se secan y cada respiración duele un poquito.

Por eso es conveniente tomar fluídos a menudo, incluso en interiores. El alcohol, por cierto, solo da la sensación de calor pero no ayuda. Mejor tomar algo al llegar al interior que beber fuera.

Mujer vestida para la nieve
Mejor respirar a través de algo.

6.- El sudor es letal

Bajo ningún concepto quieres sudar.

De modo que no pongas la calefacción muy alta en casa. Si sudas, mueres.

Quieres trabajar duro, claro. Pero no sudes. Sudor = muerte. El sudor se mete en tu ropa, y el agua es un gran coductor de la temperatura, mucho mejor que el aire. Si estás humedo por el sudor tu ropa puede congelarse y pegarse a tu ropa. El hielo del sudor te mataría en unas cuantas horas.

Así que ¿qué hacer? Si sudas, sécate con una toalla o toallita y si estás en casa sudando, abre un momento la ventana para bajar la temperatura de la casa, y bájala en general.

No sudes. Salvo en la sauna finlandesa.

Sauna pública en Helsinki
Una sauna pública en Helsinki. Fuente(CC: by-sa)

7.- Quedarse en casa se ve como la mejor opción, siempre.

Poco a poco vas a ir perdiendo tu deseo por la aventura.

Ya has ido a hacer esquí de fondo, te has tirado al lago helado tras la sauna, pero se te van quitando poco a poco las ganas de salir al frío de -30 grados. Este entorno inhumano te hace preuntarte por qué te gustaría irte en una nave espacial a Marte o ir a algún otro sitio inhóspito a la aventura.

Te apetece quedarte en casa y no te parece nada extraño que los finlandeses tengan una sola palabra para «estar a solas en casa bebiendo alcohol en ropa interior».

8.- Las puertas y cerraduras

Algunas cerraduras o candados no funcionan normalmente. Un cerrajero me dijo que nunca hay que comprar candados anti-robo porque son tan complicados que siempre acaban causando problemas en invierno por congelación. Incluso los candados normales se congelan.

El cerrojo de la puerta del coche puede congelarse y necesitarás líquido anticogelante. Mejor llevarlo siempre contigo en el bolso o mochila, porque no quieres que tu líquido anticongelante esté dentro del sitio congelado.

Candado en una puerta
Un candado sencillo.

9.- La temperatura es relativa

Cuando llega la primavera – técnicamente en Marzo, pero tal y como la entendemos nosotros puede ser en Mayo-Junio – uno se puede quitar todas las capas e ir con una camiseta o un vestido a la misma temperatura a la cual se estaba helando en el otoño.

Los +10 grados de primavera se sienten como si fuera el apogeo del verano.

¿Por qué? Nos adaptamos durante el invierno a la temperatura, sobre todo cuando está en su punto más bajo. Dos factores biológicos ayudan: cambiamos la proporción de grasas no saturadas en nuestras extremidades y cambiamos la cantidad de grasa marrón alrededor del corazón.

10.- Las ropas, mejor «made in Finland» (o en el norte)

Las únicas prendas de ropa que valen para la estación fría están hechas por las gentes del norte. Las botas esas que tienen buena pinta pero están hechas en sudeste asiático no durarán más de dos días sin hacer que los pies sufran. Tendrán buena pinta, parecerán calentitas. Pero no lo son.

Solo aquellos que viven con nieve son capaces de crear ropa que sea útil.

El problema es que nuestras tiendas de ropa están llenas de abrigos que no abrigan, pero que lucen estupendos y cuestan poco.

Y la gente cae cada año: los nuevos erasmus, los que se mudan por primera vez al norte, la gente que no tiene cuidado, gente joven sin experiencia, gente sin muchos recursos, etc.

Si te interesan ropas así que sean «made in Finland», puedes investigar la marca Halti.

Gente con esquís
Ropa hecha para esquiar, pero nórdica mejor.

11.- Las gafas y lentillas

Si necesitas gafas para ver, usa solo lentillas durante el invierno.

Las gafas con montura se sienten fatal en invierno, y en cuanto vas a una casa o lugar con calefacción, se vuelven opacas por la condensación y por tanto inútiles.

Llevar lentillas no es por confort o vanidad: esto va de sobrevivir.

12.- El plano del pueblo o la ciudad influye. Mucho.

Si tu ciudad o pueblo es de nuevo cuño y por tanto tiene un plano cuadrado, esto es fatal para el invierno.

Este tipo de plano racional es estupendo para lugares con poco frío, pero crea «avenidas de viento». De acuerdo con el principio de Bernoulli, el viento se acelera en estas condiciones y llega a ser mucho más rápido de lo que sería normalmente. No llaman a Chicago «la ciudad del viento» por nada.

Si, por otro lado, el pueblo o ciudad del norte sigue el contorno de la naturaleza, como las casas medievales, el viento es mucho más tolerable.

Cabaña en Finlandia en temepraturas polares
Seguir los contornos naturales: mejor.

Hasta aquí los consejos para ir a (y, sobre todo, vivir en) temperaturas polares.

¿Cuál es el consejo que más te ha sorprendido para vivir en temperaturas polares? ¿Puedes añadir alguno de cosecha propia? Cuéntanoslo en los comentarios.



Visitar (con niños) el pueblo de Papá Noel en Laponia

Como en los últimos posts, Javier nos sigue contando cómo fue su viaje en Familia a Laponia. En el primer post nos habó de consejos útiles para preparar el viaje , y en el segundo los preparativos y el momento de conocer a Papá Noel.

Hoy vamos más allá y nos cuenta sus visitas a diferentes actividades para hacer con niños en Laponia – como ver el pueblo de Papá Noel o hacer un viaje con trineos tirados por Huskies.

¡Ah! Y si quieres contar tus experiencias en el blog, como Javi, escríbenos.

¡Empezamos!

Dibujo de árbloes sobre la nieve
En este post visitaremos el pueblo de Papá Noel.

El pueblo de Papá Noel

Acabaremos con Santa Claus Village, donde pasamos el último día.

Un complejo al estilo Port Aventura (pero mucho más pequeño), a pocos kilómetros de Rovaniemi y del aeropuerto. De hecho hay turistas que se alojan directamente allí.

Para llegar allí, si no quieres coger un taxi, hay autobuses de línea. Sin embargo, hay que estar atento y no bajar antes de tiempo en Santa Park (el tercer lugar de Papá Noel). La distancia entre los dos sitios es media hora caminando. Y eso, con el frío Lapón, es duro.

En el Pueblo podrás encontrar la Oficina de Correos de Papá Noel (visita obligada), la Casa de Papá Noel (nos asomamos y estaba atestado, bendito Joulukka) y algunos locales de restauración y tiendas de regalos.

Un elemento esencial es la línea del Círculo Polar Ártico. En invierno no se ve la marca del suelo por razones obvias – la nieve, claro – pero puedes sacarte una foto con las columnas que lo delimitan. Éstas.

Colunmas del círculo polar ártico

En el Pueblo de Papá Noel también se ofrecen in situ casi todas las actividades que puedes contratar en otros sitios: renos, huskies y motonieves.

A mí no me gustó el Pueblo de Papá Noel, con todos los autobuses desalojando a masas de turistas allí, pero es visita obligada. Tal vez en otras épocas está menos atestado.

Las actividades de pago en el Pueblo de Papá Noel

Allí hicimos tres actividades de pago.

Nuestro peque hizo un circuito de 10 minutos montado en mini-motonieve (para adultos hay que reservar con antelación).

También visitamos el Snowman World, un minicomplejo donde te ponen una pulsera y puedes hacer las siguientes cosas que voy a relatar. Puedes tirarte en un minitobogán de hielo, patinar en una pista de hielo ridículamente pequeña, tirarte con un donut por una supercuesta digna de circuito de bobsleigh. Esto no lo recomiendo para niños (mejor en Ounasvaara), yo me tiré y todavía tengo parte de mi trasero allí.

Y finalmente visitar (o incluso consumir en) un bar de hielo y un restaurante de hielo.

Cuesta más de 30 euros por cabeza (sin descuento infantil). Realmente salvo que tengas mucho interés en sacarte fotos en el bar o el restaurante o admirar las estatuas de hielo que tienen (son realmente bonitas), yo no lo recomiendo.

Restaurante de hielo
El restaurante de Hielo.

Un paseo en trineo tirado por Huskies.

Nuestra última actividad del día y del viaje fue un paseo en trineo tirado por estos animales.

Lo hicimos en el Arctic Circle Husky Park, a las afueras del Pueblo de Papá Noel.

Es un centro donde tienen 200 huskies, algunos de ellos expuestos en jaulas (de un modo un tanto de deprimente, aunque los sacan para tirar de los trineos).

Las actividades con trineo deben reservarse semanas antes.

Nosotros reservamos un paseo donde tú mismo conducías el trineo. Se hace al final del día, en plena noche, cuando el parque ya ha cerrado. De ahí esta foto más oscura:

Mientras que te calientas en un fuego al aire libre, ellos van preparando a los perros que no paran de aullar y ladrar nerviosos.

El frío y la atmósfera era un tanto deprimente pero todo cambió cuando te explican cómo llevar el trineo y la importancia de usar y abusar del freno porque los huskies están realmente locos (en el
buen sentido) y siempre quieren correr.

Trineo tirado por Huskiesen Laponia
Un trineo tirado por Husies para la familia.

El circuito, con una linterna en la frente para ver en la oscuridad, fue fascinante, un auténtico baño de adrenalina. Aunque se me hizo corto, lo recomiendo al 100%, pero es una experiencia bastante física.

La idea es que a mitad del camino se para y el que conduce se sienta en el trineo y al revés. La jornada acabó una vez más en una kota recuperando calor.

Y esta fue nuestra experiencia en Rovaniemi en Navidad. Es un viaje recomendable tanto con niños como sin ellos. Hay más actividades posibles, pero lo que os he relatado es lo que tuvimos tiempo de hacer.

¡Espero que sea útil a los futuros viajeros!



Viaje a Rovaniemi en familia para conocer a Papá Noel

Continuamos con el post anterior donde Javier, nos contaba la experiencia de su viaje a Rovaniemi en familia.

Si en dicho post hablaba de cómo preparar el viaje, en este se centra en lo que la mayoría querréis hacer si vais con los más pequeños: ver a Papá Noel.

Sin más dilación: dentro Javier.

Papá Noel en fondo rojo

¿Cuándo hacer las reservas para el viaje a Rovaniemi en familia?

Para viajar a Rovaniemi en Navidad, la recomendación es que como mínimo reserves
tu alojamiento y tu visita a Papá Noel con un año de antelación.

El precio de los alojamientos es bastante alto. Carísimos. Nosotros, que usamos los hoteles para desayunar y dormir y no buscamos lujos nos alojamos en Guesthouse Borealis.

Es un Bed & Breakfast sin pretensiones, con las puertas antiguas que costaba un poco abrir la cerradura. Pero ofrecían un modesto buffet libre de desayuno bastante apañado y está a 20 minutos del centro (con nieve y niños calcula 25-30 minutos).

Pero este punto es a favor.

Rovaniemi es una ciudad muy fea y en las afueras al menos disfrutas de la arquitectura de pequeñas casas y bloques de pisos muy separados entre sí, con amplios jardines entre medias que en esa época estaban preciosamente nevados.

La gente adorna los abetos de los parques con luces de navidad de exterior, y resulta mucho más hogareño que el City Centre. Además, caminar para ir a los sitios es la mejor manera para entrar en calor.

Viaje a Rovaniemi en familia
Nieve, abetos, navidad, y familia. Da gusto.

El objetivo de nuestro viaje a Rovaniemi en familia: visitar a Papá Noel

Papá Noel, como ser mágico y atareado que es, se nos presenta en Rovaniemi en 3 localizaciones distintas: Santa Claus Village (el Pueblo de Papá Noel), Santa Park, y
Secret Forest-Joulukka (el Bosque Secreto). Santi ya nos habló de lo que podemos ver en cada uno de ellos en este post.

Nosotros nos decidimos por el Bosque Secreto, es una opción cara, pero habíamos leído muy buenas reseñas.

Lo hicimos al día siguiente de llegar (lo primero es lo primero), y no sé si fue suerte o casualidad pero nuestro grupo se componía de 6 familias españolas.

Te recogen en un autobús dos elfos y te llevan a Joulukka (en medio del bosque). Durante el viaje los elfos – llamados tonttu en finés – realizan una animación cantando villancicos y haciendo juegos infantiles.

Nos entretienen unos Tonttus.

Uno de los elfos hablaba español, de modo que iba traduciendo del inglés constantemente. No habíamos reservado nada en español, de modo que es posible que eso no esté garantizado y dependa de las nacionalidades de los turistas.

Una vez allí te enseñan (por fuera) todas las cabañas que son los talleres donde
trabajan los elfos para hacer los juguetes cada año.

También hay un pequeño corral con renos pero no pudimos identificar la nariz roja de Rudolf…

La visita se centra en visitar el Centro de Operaciones de Papá Noel. Se entra individualmente por familia de modo que el resto espera fuera.

Renos en Rovaniemi
Rudolf estaba de baja, seguramente.

Pero no se pasa ni un poco de frio: los elfos animadores proponen constantemente juegos en la nieve y carreras con trineos.

Ahora era todo en inglés, pero con los gestos y la ayuda de los padres, los peques se enteraban. Al día siguiente teníamos agujetas.

Cuando llega tu turno entras en el Centro de Operaciones y te enseñan algunos artilugios como el radar de los renos, el medidor de amabilidad o el sistema de entrega de cartas.

Finalmente le conocemos: Papá Noel en persona

Finalmente llegas a una sala donde, ¡sorpresa! está el mismísimo Santa Claus.

Tiene una asistente elfo que parece ser que se crió en España (léase entre líneas) así que si la familia no sabe inglés no hay problema (nuevamente no puedo garantizar que siempre sea así).


Papa Noel Recibiendo invitados. No, no sé quien es este tipo, pero cogí su foto de flickr

En todo caso, Papá Noel habla un inglés muy neutro y vocaliza lentamente, de modo que con un nivel medio de inglés no tendrás problema en entenderle. La visita acaba en una kota, una cabaña típica lapona con un fuego en medio, donde hicieron algo más de animación y decoramos una enorme galleta de jengibre.

Mi experiencia de Joulukka fue muy positiva, los elfos se lo trabajan muchísimo y merece la pena. La visita gasta toda una mañana, así que planead acorde.

Y hasta aquí este capítulo de Javi ¿qué te ha parecido? Si tienes alguna pregunta para él, déjala en los comentarios.



El inglés como próximo idioma oficial de Helsinki

Hace unos días me encontré con una curiosa noticia que – aunque poco probable de momento – al menos es interesante pensar en ella. Y no es otra que la posibilidad de que el idioma inglés sea oficial en Helsinki, la capital de Finlandia… y no ha sido sugerida precisamente por un don nadie.

Te contamos.

Ingés como idioma oficial en Helsinki

Finlandia y sus lenguas

Finlandia es un paíus bilingüe en sueco y finlandés.

En concreto, hay zonas donde el sueco es predominante (este es el enlace si quieres saber más de los suecoparlantes de Finlandia), y zonas – la mayoría – donde lo es el finlandés.

Pero aunque esas sean sus lenguas oficiales, eso no quiere decir que los habitantes de Finlandia solo sepan manejar esas dos.

También hablan prácticamente todos los finlandeses un muy buen inglés.

Y esa fue una de las razones por las que me fui de Erasmus allí: un país en el que la universidad se diera – hasta cierto punto – en inglés y que no fuera el Reino Unido.

Y eso fue el principio de éste, vuestro blog.

Mapa con idiomas de Finlandia
Las diferentes lenguas habladas en Finlandia. En amarillo las zonas suecoparlantes.

¿El inglés como idioma oficial de Helsinki?

Al principio del post decía que la idea, la propuesta, venía de alguien que no era un desconocido.

Ha sido el alcalde de la ciudad el que ha lanzado esto al vuelo, Juhana Vartiainen.

¿Y qué quiere decir con «oficial«?

Con que baste conocerlo para poder hacer tanto trámites como para trabajar de funcionario en la ciudad – sin saber finés o sueco.

¿El objetivo? Atraer y retener a gente internacional en Finlandia, ya que en su opinión el país no hace lo sufieciente para atraer talento foráneo.

En su s propias palabras: «Helsinki podría llamarse a sí misma una ciudad de habla inglesa, donde la gente que hable este idioma no necesitara saber finés o sueco«.

Catedral de Helsinki
La imagen más icónica de Helsinki.

¿Es tan acuciante la falta de mano de obra extranjera?

Sin duda.

El mismo artículo da algunas pistas y diice que el 36% de los estudiantes internacionales que se graduaron en 2018 dejó el país menos de un año después.

Y no solo es que muchos se vayan una vez hayan acabado de recibir la educación en Finlandia (gratuita también en los estudios superiores) porque no quieren quedarse a pagar los altos impuestos finlandeses. Es que el país sufre de un «brain drain» (fuga de talentos) de los locales también.

Por ejemplo, ya comentamos que un porcentaje no desdeñable de finlandeses abandona el país para ir a vivir a otro lugar y no hay suficientes extranjeros que los reemplacen.

Pero aún así es difícil para los extranjeros en Finlandia.

Dinero que crece  de los árboles
El dinero no crece en los árboles… o macetas. Fuente (CC: by)

El paro para extranjeros en Finlandia es mayor que la tasa de paro en España. Y si encuentran trabajo, suelen cobrar menos que los finlandeses. Lo que hace que esto

Pero, aunque esta propuesta es bienvenida, parece que no va a pasar a más.

¿Te gustaría que fuera el inglés un idioma oficial en Helsinki? ¿Te plantearías – más de lo que lo haces ahora – mudarte a Finlandia? Dinos en los comentarios.