Andar por el bosque en Finlandia: derecho de todo hombre

Una de las cosas que más gusta de Finlandia es su naturaleza. Kilómetros de bosques finlandeses, (cien) mil lagos, cabañas (mökki) en el medio de la nada, todo muy llano y si acaso alguna montaña baja, la nieve… Y el disfrutar de todo ello está protegido por un derecho. Es el derecho de todo hombre (everyman’s right).

El derecho de todo hombre en la naturaleza
Pasea por aquí sin restricciones: es tu derecho.

Actividades al aire libre en Finlandia

Ahora que hemos cerrado Agosto – y dependiendo del año también se da desde Julio – los finlandeses se lanzan a los bosques.

Se lanzan a buscar setas y frutas del bosque (como arándanos silvestres, la muy finlandesa mora de los pantanos y setas silvestres), todas estas actividades muy finlandesas. Seguro que si eliges a un finlandés al azar y le preguntas, habrá ido a buscar alguno de estos alimentos al bosque, a recogerlos en un día de campo.

Y pueden ir por donde les da la gana: su derecho está protegido por “el derecho de todo hombre”.

Igualmente quien quiera practicar algo con origen finlandés como el nordic walking – o simplemente ir de senderismo o acampada, puede hacerlo sin problemas: nadie puede poner un “Coto Privado” o ponerle, literalmente, puertas al campo si no tiene una muy buena razón legal.

Recogiendo arándanos en el campo
Este hombre recoge arándanos en un bosque finlandés y disfruta del derecho de todo hombre. Fuente (CC: by-sa)

Qué es el derecho de todo hombre

Este derecho (“jokamiehenoikeus” en finés (que no finlandés) o “allemansrätten” para los finlandeses suecoparlantes, y que se traducen literalmente como “el derecho de todo hombre”) es una ley que existe con más o menos variaciones en casi todos los países nórdicos (y escandinavos).

En pocas palabras, este derecho el de cualquier persona a acceder sin restricción a tierras privadas o públicas para actividades recreativas o ejercitarse. No se requiere petición para ejercerlo, ni cuesta nada.

Cualquiera – y con “cualquiera” incluímos a los no finlandeses, visitantes y turistas en el país – puede caminar, esquiar, ir en bici o en caballo en áreas naturales, siempre y cuando no se cause más que pequeños daños a la propiedad o a la naturaleza.

También se puede uno quedar temporalmente en un sitio, acampando.

Con el derecho viene la responsabilidad, por supuesto. Hay que respetar la naturaleza, a las otras personas, y a la propiedad. Existen regulaciones especiales en parques nacionales finlandeses y reservas naturales, que limitan actividades como el camping, la caza, el uso de vehículos a motor y el acceso a determinadas áreas durante la época de apareo. Esta información se encuentra listada según la zona.

Nadie puede poner una señal de “propiedad privada” en sus tierras sin razón legal. Este derecho permite a cualquiera pasar por – y establecerse temporalmente y acampar en su tienda, vehículo o barco – si no causa daños o perturba al dueño de las tierras.

Se puede ir, también, con perros y gatos (que no causen daños), caballos (igualmente), bañarse en los lagos finlandeses, pescar

Qué no es el derecho de todo hombre

Este derecho no incluye el acceso a patios o jardines privados, ni protege el allanamiento de morada.

No se puede pasar tampoco por zonas cultivadas durante la época de crecimiento de las plantas (aunque sí durante el invierno, algo que no creo que hagan mucho por las temperaturas de Finlandia de esa época y de la duración de esta estación en el país).

El derecho de acampada temporal sólo lo puede ser limitado por oficiales públicos, coo las Fuerzas Armadas (quizá los que estén haciendo la mili en Finlandia, los forestales del gobierno y otras autoridades. Además, no se puede acampar en playas de Finlandia públicas.

Si quieres acampar en un lugar durante un largo periodo de tiempo, tienes que consultar al dueño de los terrenos. Por supuesto, no puedes construir nada en un terreno que no es tuyo y no puedes excavar demasiado.

No se pueden empezar fuegos de campamento o a cielo abierto sin contar con permiso del dueño del teerreno (eso hicimos nosotros en uno de nuestros viajes cerca de Joensuu y vino rápidamente un forestal a decirnos que no estaba permitido, con lo que lo apagamos en seguida y definitivamente aprendimos la regla), y si se está cerca de un bosque no se puede en absoluto. Una estufa portátil está permitida.

Igualmente tirar basura no es un derecho protegido por el derecho de todo hombre. Mi consejo: si tienes botellas recíclalas y gánate dinero.

Si quieres ver este derecho, lo que se puede y no hacer, en forma esquemática y también elaborada, con puntos la puedes bajar en PDF (en inglés) aquí. Es un buen resumen, del que he sacado algunos puntos yo mismo.

¿Y en España?

El derecho de todo hombre, como figura, es algo más del centro y norte de Europa que del sur (por ejemplo en Escocia y el la República Checa también existe).

En España no existe, y si te gusta salir al campo a veces puede ser una pena: gustaría a veces cruzar un prado pero tiene una valla de madera o muro de piedra, y normalmente una señal de “Coto Privado” que no deja entrar. Justo cuando hice esta foto me hubiera gustado acortar por el medio del campo, pero no pude.

Coto Privado
Cerca de Lerma, Salamanca, Castilla y León.

No estoy seguro de dónde vienen las diferencias. Probablemente sea la manera como se ha hecho siempre, y por ello seguimos haciéndolo a día de hoy ambos países – España y Finlandia.

La parte que más me preocupa del lado de España es, claro, que incluso los caminos – lo que queda para caminar – a veces están trampeados para ciclistas con cables de acero. Salvajada. Al menos, esta parte que es de todos debería ser respetada.

¿Qué opinas de este derecho finlandés y nórdico? ¿Te gustaría verlo implementado en España o tu país?