Tipos de sauna finlandesa

Aunque ahora mismo no estoy en Finlandia, sigo dándome una o dos saunas todas las semanas. Ya comenté algo sobre ello en el post sobre la sauna fuera de Finlandia: son saunas con toallas a la cintura, sin poder echar agua en las piedras sino que hay un sistema eléctrico que se encarga de ello, y muchas veces la temperatura es bastante inferior. ¿Pero es esto sauna? ¿Cuántos tipos de sauna hay? Esta es la pregunta que intentamos responder en este post.

La sauna finlandesa

La forma correcta y finlandesa de darse una sauna es una gozada.

Sin ropa, uno se da una ducha sin jabón se introduce en la habitación preparada para ella con un cubo de agua fría con un cazo, sin ropa ni toallas, y se sienta donde más le guste. Un receptáculo con piedras ya calientes está esperando y la temperatura está sobre los 80 grados.

Sisu en la sauna
Para darse una sauna sin ser finlandés, mejor tener sisu. Fuente.

Cada rato – lo que los usuarios quieran – se tira agua con el cazo a las piedras, para liberar vapor y dar un golpe de calor. Si uno tiene unas ramas de abedul (en finés, vihta o vasta) se puede dar en la piel con ellas: dan buen aroma y favorecen la circulación.

Cuando no se aguante más, se sale a darse una ducha o a tirarse al lago (si es un hoyo en el lago helado estamos hablando de ice swimming), relajarse un poco, y empezar el proceso otra vez, tantas veces como se quiera. Tras la última ronda, es momento de ducha con jabón. Estarás relajado y como nuevo.

Los tipos de sauna

Hay tres tipos de sauna finlandesa.

1.- La sauna de leña. Para darse una sauna de este tipo, se necesita cortar trozos de madera (también se pueden comprar ya cortados, por supuesto) para meter en la estufa de leña que hay dentro de la sauna. Se enciende el fuego y se deja un tiempo, teniendo una pequeña chimenea para que el humo vaya de la estufa a la sauna. Las piedras están sobre la estufa y por el tipo de calor que suelta la madera, el vapor que se da al arrojar agua sobre las piedras, es húmedo. Yo me di una vez una de estas saunas y fue una delicia. Allí conocí el espíritu de la sauna.

Tipos de sauna: de leña
Una sauna de leña con su chimenea. Fuente.

2.- La sauna eléctrica es el tipo de sauna más común. Es la que se suele encontrar en los hogares, bien en casas individuales en el cuarto de baño o por bloques de pisos. Esta era la sauna que teníamos los Erasmus en Finlandia en nuestro edificio. Por su tamaño, precio, y accesibilidad por poder instalarse en cualquier casa es la más usada en Finlandia. Las piedras son calentadas por una estufa eléctrica y esto hace que vapor en este tipo de sauna sea más seco que en los otros.

Tipos de sauna: eléctrica
La sauna que teníamos en nuestro edificio. La estufa eléctrica calienta las piedras.

3.- La sauna de humo. Considerada por muchos como LA sauna, las saunas de humo son raras de encontrar y ya casi no se fabrican, aunque fueran el estándar en el pasado. El proceso para calentarla es tan largo y complicado que fueron perdiendo popularidad frente a los otros tipos de sauna. Además, son tan viejas y secas que al estar hechas de madera muchas de ellas arden y no se reconstruyen de nuevo.

No obstante, las saunas de humo tienen un encanto especial. Las estufas no tienen chimeneas y el humo negro se queda en la sauna. Antes de darse la sauna, se deja salir el humo y se limpian los asientos que pueden tener algo de hollín. Las brasas han calentado las piedras y es momento de meterse. Se dice que el vapor de este tipo de sauna es el mejor por ser el más más suave.

Una sauna de humo
La sauna está repleta de humo. Hay que ventilarla antes de meterse. Fuente.

Más sobre tipos de sauna

En el siguiente cortometraje, llamado “Sweat” (Sudor) el cuatro veces ganador del campeonato del mundo de Sauna, Timo Kaukonen, nos hace un recorrido por los tipos de sauna, y nos muestra cómo compite. (Finés con subtítulos en inglés)

¿Cuándo ha sido tu última sauna y de qué tipo? Puedes ver estos y más tipos de sauna en el post sobre el documental Miesten Vuoro – hombres en la sauna.