Ropa para viajar a Finlandia

Hace cosa de un año ya empezaba a rondarme por la cabeza una pequeña lista de cosas para llevarme a Finlandia en la maleta, con lo que más o menos empecé a hacer una lista con las cosas que había que llevar. Una lista de, entre otras cosas, ropa para viajar a Finlandia.

Maleta con ropa para viajar a Finlandia
Una Maleta para llenar con ropa para viajar a Finlandia

No recuerdo exactamente lo que me llevé yo, sólo sé que se pasaron 13 kilos de lo que podía llevar en un avión. Por lo menos sé que fueron tres jerseys, cuatro sudaderas, dos chalecos, un abrigo, dos pares de botas (waterproof y no), unas zapatillas, unas chanclas, toneladas de ropa interior, seis o siete camisetas, mallas térmicas, algo de comida para los primeros días, sábanas, toallas, cosas de higiene, cosas para las heridas, fotos para decorar mi habitación, mi portátil y un par de libros para entretenerme en aeropuertos.

Pero esas eran las cosas que yo me llevé, en ocasiones nada relacionadas con las que son necesarias para vivir en Finlandia.

Lo primero que hay que ver es cuánto tiempo se va a estar allí. Para eso depende el tipo de ropa que hay que llevar en un viaje a Finlandia.

Ropa para estar un semestre en Finlandia

Pues también depende del semestre.

El primer semestre no es tan frío, y aunque a día de hoy los días en Joensuu sean de 19 grados y por las noches se acerque peligrosamente a cero (los datos oficiales son estos), lo normal es que aún no haga tanto frío.

En el primer semestre llueve un montón en Joensuu. Si se mira atrás en el blog a los primeros meses se nota que me quejaba bastante de que estaba muy nublado todo para mi gusto y que la previsión semanal constaba de lluvia, lluvia y más lluvia. Con esto, lo que quiero decir es que un buen pantalón para la lluvia es esencial, sobre todo teniendo en cuenta que la bicicleta será tu principal medio de transporte. Unas botas waterproof o a prueba de agua también son necesarias y si el abrigo que os lleváis es impermeable, no habrá ningún problema a este respecto.
Los pantalones de lluvia fueron una cosa que se me olvidó y que es recomendable que os llevéis. Pero si aún no tenéis, aseguraros al compraroslos que transpiren. Sino lo hacéis el sudor queda por dentro y parecerá que ha llovido por dentro también.

Un plástico para la bici
Un plástico para la bici es también una buena idea

Las temperaturas durante el otoño no son especialmente severas: lo que yo ví fue un -10 como máximo, lo que quiere decir que no es necesario llevar pantalones de nieve: los pantalones impermeables son suficientes para proteger contra ese frío suave (sí, -10º es suave…).

Sobre el abrigo, yo recomiendo llevar pocos abrigos pero buenos. En mi caso yo me llevé un abrigo Columbia, marca que no me ha dado ningún problema y no sólo eso: llevé el mismo abrigo desde que hacía 10 grados hasta cuando hacía -30, y prácticamente la misma ropa desde que hacía -5 a -30. Los abrigos columbia no dejan pasar el aire ý por eso por dentro se siente uno como si en el fondo no hiciera tanto frío.
Algún abrigo extra se puede llevar para cuando no haga tanto frío, o al menos me refiero a abrigos con los que no se pasa tanto frío en España, aunque para el invierno Finlandia no servirían. Sería más bien para principios de otoño y finales de primavera. Quizá no compense, como yo con mis chalecos.

Si no tenéis un abrigo de estas características, no obstante, se puede comprar relativamente barato en la tienda de segunda mano: he visto abrigos Columbia bastante chulos por 25 euros y en buenas condiciones. Tal vez os merezca la pena comprároslo allí.


Los abrigos columbia, los amigos de los niños

Como este post me está quedando demasiado largo, pararé aquí y dentro de poco seguiré con él. Mientras tanto, las ideas de arriba son de las más importantes. Tomad nota.

Actualización: esta es la segunda parte del post.