Ropa para llevar a Finlandia (3): el entretiempo

Por fin llega la tercera y última parte (¡una trilogía!) de los post sobre la ropa. Este es el índice correspondiente para tenerlos todos localizados y poder navegar entre ellos de manera fácil. Pero de momento, más consejos y recomendaciones sobre la ropa para llevar a Finlandia, la adecuada y necesaria.

El calzado, aunque ya comenté algo en el primer post sobre la ropa, es mejor que lo amplíe.

Ropa para llevar a Finlandia en otoño o Primavera: en entretiempo

Como dije, la temporada de lluvias en Finlandia es larga, tanto que pueden pasar incluso semanas lloviendo enteras en las que llueve todos los días, y muchas más sin ver el sol. Por eso, unas botas de trekking son recomendables por ser impermeables. Al ir con la bicicleta, además, el agua irá a los pies con lo que no hay manera de librarse. Con la nieve si no hace mucho frío también se cala uno al pisar, por lo que doblemente recomendado. Si queréis o no llevar los dos kilos de botas impermeables en la maleta podéis hacerlo, pero en Finlandia también las encontraréis sin problemas (aunque según mi experiencia algo más caras. Aunque haber ofertas las hay.)

Pero todos sabemos, no obstante, que esas botas son terribles. Hay que llevar más calzado. Yo en mi caso me llevé unas chanclas (buena cosa ya que normalmente compartiréis la ducha con compañeros de piso Erasmus), unas botas normales para que queden bien con los vaqueros y unas zapatillas para jugar al fútbol o simpemente ir más cómodos. Además, antes de la nieve y después de que haga más de 5 bajo cero en todo el día la nieve está más dura y no te cala, por lo que se puede volver al calzado normal.
De todas maneras, detro de las casas de Finlandia es normal quitarse los zapatos. La razón es no dejar todo el suelo encharcado por la nieve que se traiga entre los recovecos de las botas.

Aparte de los zapatos, también se llevan calcetines. En mi caso, en mi lote de ropa para llevar a Finlandia, me llevé unos cuantos pares de finos y unos cuantos pares de gordos. En caso de necesidad siempre podían combinarse para pasar menos frío, pero es algo que hice en raras ocasiones. En las veces que me fui a esquiar llevé unos calcetines hechos de lana.

Calcetines de lana: parte de la ropa para llevar a Finlandia
Unos buenos calcetines de lana son totalmente necesarios.Fuente: (CC: by-sa)

Los calcetines de lana, si alguien está interesado, fueron un regalo de mis finnish friend, de modo que en Finlandia deben comprarse seguro. En España seguramente, aunque la producción que yo sepa está copada por las abuelas y sus agujas.

Ahora que hablaba de calcetines, alguno puede pensar en ropa interior de invierno, de la que sale en las películas de vaqueros, que suele ser de franela blanca y bastante calentita. Yo jamás me ví obligado a ello, ya que o bien las mallas o los pantalones de nieve pueden hacer esa función.

Respecto a pijamas, yo me llevé un par de ellos (pantalon + camiseta vieja, vamos). Útiles siempre para pasar las noches, porque presumiblemente no tendréis mucha ropa de cama (este es otro tema: yo me llevé unas sábanas pero mantas cogí allí, en el basement. Este es el post sobre todo lo que tienen las casas erasmus)

Sobre ropa para llevar a Finlandia normal, pues eso ya a discrección de cada uno. Creo que dije alguna vez en el blog que yo llevaba la misma ropa a -5 que a -30: abrigo y pantalones calientes son lo más importante (el calzado, guantes, orejeras, etc. ya iban incluidos de serie). Con ello unas cuantas camisetas, sudaderas, pantalones son necesarias, pero cuántas ya queda al buen juicio de cada uno.

Saco de dormir es algo que mucha gente se lleva también. A mí me dieron uno cuando llegué que había dejado alguien que se había ido y no lo iba a echar de menos, pero no llevaba planeado llevar uno. Hubo gente que sí y gente que no, e incluso gente que en vez de tener sábanas y demás ropa de cama durmió en el saco todo el tiempo. Cuando hay excursiones, eso sí, los sacos son bastante valorados. Hay que sopesar si llevarlos o no, pero son bastantes kilos y espacio en la maleta.