Helsinki, la séptima ciudad más cara del mundo

En un artículo que más bien parece tirar balones fuera y defender a toda costa que no han sido ellos, sino un señor que pasaba por allí, en Yle News publican que Helsinki es la séptima ciudad más cara del mundo.

El estudio ha sido llevado a cabo por la UBS y puede ser consultado en este PDF. Hay varias clasificaciones, y todas ellas tienen como media a Nueva York.

Los datos recogidos tenían en cuenta 122 productos y servicios y 120 diferentes rangos de salarios, deducciones y horas de trabajo para 14 profesiones diferentes. Podéis ver ahí algunas cosas, como que Barcelona ocupa el número 20 de ciudades más caras (sin contar lo que se paga por los pisos) y Madrid la 24 (idem).

Justamente por no contar los pisos, y es parte de por lo que se quejan en Yle news, es por lo que Helsinki es la séptima. Oslo es la número uno, Copenhagen la número dos (y mira que me dicen que Dinamarca para vivir vale mucho la pena, pero el bolsillo lo nota) y la tercera es Londres.

Como ponen de manifiesto, los países escandinavos están bien altos en la lista, ya que tienen los salarios brutos más altos (aunque sus retenciones fiscales también sean las más altas. Y si alguna vez os habéis preguntado cómo se dice el IVA en inglés, es VAT). Finalmente, los residentes de Zurich son los que tienen el mayor poder adquisitivo del mundo, o sea, dinero para gastar tras impuestos y además precios ajustados a ellos. No como en España, por ejemplo.

Y en línea con el artículo de El País “¡Esto está tirado! ¡Me lo llevo!“, también comentan que la caída del precio del dólar ha hecho que los países europeos ocupen los primeros puestos.

Alguna otra cosa interesante que puede verse es que en salario bruto, Helsinki está el octavo, el número 26 Barcelona y 30 Madrid. En cuanto a poder adquisitivo (bruto), Helsinki está el décimo, Barcelona el 24 y Madrid de nuevo el 30.

Y aparte de lo dicho yo, interesado en Berlín, veo cosas que me gustan. ¿Lo malo del estudio? Que a parte de dar las tablas ordenadas por cantidades en bruto, también las diesen en neto. Que es lo que queda para vivir.

La plaza del mercado en Helsinki. Con bajo poder adquisitivo, a ver lo que compras
El poder adquisitivo es lo que realmente importa para ir al mercado. Fuente.

Entradas relacionadas: