Estándar de moralidad en Finlandia

De vez en cuando aparece un estudio cualitativo que pregunta a los finlandeses por su opinión en temas muy concretos. En Big In Finland hemos hablado de lo que hace feliz a un finlandés, ejemplo de estudio cualitativo. Algún otro cuantitativo hemos referenciado, como el que nos muestra al finlandés y finlandesa medios o las comparaciones entre España y Finlandia en diversos rankings.

Finlandeses en Helsinki
Un grupo de finlandeses en Helsinki. Fuente (CC: by-sa)

El estudio sobre la moralidad finlandesa

De nuevo en el post de hoy traemos un estudio viene de preguntar directamente a los finlandeses en vez de medir y recoger datos puros. ¿Y qué es lo que intentaba aclarar este estudio? Qué es lo que los finlandeses consideran comportamientos moralmente aceptables o moralmente inaceptables. Esto es lo que hizo el Helsingin Sanomat en este artículo.

El tono general de las preguntas era:

¿Cuál es el acto más inmoral que una persona puede llevar a cabo, si dejamos de lado la violación y el homicidio? ¿Sería fraude fiscal? ¿Ponerle los cuernos a la persona amada? ¿Violencia? De acuerdo con los finlandeses, lo más reprobable moralmente es estar de baja por enfermedad sin estar realmente enfermo, y el 85% de los finlandeses está de acuerdo.

Se les pidió 1.000 finlandeses que pusieran por orden de importancia moral varios temas. La idea nació en un momento, hace un par de años, en el que cuestiones como la ayuda a Grecia por la crisis, matrimonios del mismo sexo y abuso verbal eran temas de debate público.

Las preguntas estaban basadas en lo que está bien y mal, cómo se debía comportar la gente, cómo se debe tratar a los demás y qué valores deberían guiarnos como sociedad. Las preguntas concretas variaban desde cómo de mal estaba robar material de oficina a la pena de muerte.

Lo que los finlandeses consideran como lo peor

Lo que más condenaron los finlandeses era tomarse una baja del en el trabajo sin estar enfermo.

Quedarse en casa durmiendo
Quedarse en casa durmiendo sin estar enfermo no está nada bien visto en Finlandia. Fuente (CC: by-sa)

Igualmente, sobornar a policías, fumar canutos, poner los cuernos (nosotros reflejamos en el blog el tema de cuernos y erasmus) y defraudar al fisco fueron los otros temas más unánimamente condenados por los finlandeses.

La mayoría de ellos también se oponían a abusos verbales, insultos, viajar sin pagar en el transporte público (en Finlandia funciona el sistema de honor en los transportes) y la cría de animales con lucro a escala industrial.

Como puede verse, el tema de la confianza y de la seguridad de que otros se comportarán bien es muy importante para los finlandeses, y que entienden que es lo que mantiene una sociedad unida. El artículo del Helsingin Sanomat dice (pero no linka a) que hay estudio que afirma que los países donde la gente confía en los demás son más ricos que otros países. O eso, o que los habitantes de los países más ricos pueden permitirse confiar en los otros miembros de la sociedad.

View this post on Instagram

Cleaning day in #helsinki #kallio #siivouspäivä

A post shared by Big in Finland (@biginfinland) on


Está mal visto viajar sin pagar en, por ejemplo, este tranvía en Helsinki. Fuente (CC: by-nd)

¿Pero hacen los finlandeses como predican?

El artículo dice que generalmente, y lo demuestra diciendo que en el estudio se le preguntó a esas 1.000 personas también cuántos actos moralmente cuestionables habían cometido, no dieron muestras de doble estándar.

Incluso, los finlandeses parecen comportarse mejor de lo que esperan que los demás se comporten. Por ejemplo el 29% dijo que sería aceptable viajar sin ticket del transporte público, pero solo el 25% admitió haberlo hecho. Por otro lado, el 25% dijeron que era aceptable ponerle los cuernos a la pareja en algunas situaciones, pero sólo el 22% lo hizo (esto, claro, de media: los mayores de 60 lo habían hecho en un 34%).

Volviendo a lo más condenable, faltar al trabajo sin estar enfermo (resaca es krapula en finés gracioso), el 15% dijo que faltar por resaca es aceptable, y sólo el 6% admitió lo había hecho.

Y es que “admitir” es la palabra clave: no sabemos si se le dirá la verdad a un extraño que nos viene a preguntar.

Calle en Helsinki
Finlandeses caminando por una calle en Helsinki.

¿Son los finlandeses de toda Finlandia iguales en este sentido?

No, pero casi.

Aunque se tiende a la homogeneidad, la mayoría del país dió respuestas similares en todas las preguntas, con excepciones a las preguntas sobre “robar material de oficina”, “comprar servicios sexuales”, “trabajar en negro” y “pena de muerte” que dieron más respuestas diferentes según dónde se preguntara y más o menos el 50% lo aprobaba y lo desaprobaba.

Igualmente, las respuestas eran similares entre distintas clases sociales.

Sobre género ya hay más discrepancias. El estándar de moralidad es diferente entre hombres – que consideran que rollos de una noche, infidelidad en el matrimonio y comprar servicios sexuales son actividades más aceptables – y mujeres – que creen que los matrimonios entre personas del mismo sexo y divorcio son más aceptables.

Un finlandés mayor
Hay diferencias también entre los más jóvenes y los más mayores, como este señor finlandés. Fuente (CC: by-sa)

En cuanto a la diferencia por edad, las diferencias morales son mayores que entre géneros. Los menores de 25 tienen más tolerancia en cosas como pequeños fraudes de impuestos o faltar al trabajo; mientras que los más mayores se oponen con mucha más firmeza a la cría de animales en espacios pequeños (quizá los mayores hayan estado en mayor contacto con la naturaleza que los jóvenes).

Las respuestas por tramos de edad dan cosas curiosas, sin embargo, como que los menores de 25 son menos tolerantes en rollos de una noche, infidelidad, divorcio, y beber hasta caerse que los del siguiente grupo de edad (hay tantos que promueven la abstinencia de beber entre los menores de 25 como entre 50 y más). Los jóvenes, sin embargo, tienen la visión más positiva de la homosexualidad, y la más negativa sobre la mili en Finlandia.

La mili no les gusta a los jóvenes de Finlandia
El servicio militar no es tampoco apreciado por los jóvenes finlandeses. Fuente (CC: by-sa)

La peor parte de las respuestas sobre moralidad

¿Qué es lo peor? Que consideran bastante aceptable la pena de muerte, el tirarle del pelo a un niño que se porte mal, y el uso el vocablo despectivo para las personas de raza negra (nekkeri, equivalente al inglés nigger) para dirigirse a y sobre ellas.

¿Qué opinas de este estudio? ¿Se confirma con lo que sabes de los finlandeses que conoces? Déjanos tu opinión aquí abajo en los comentarios.