10 preguntas a las enfermeras españolas en Finlandia

Hoy te traemos un post más de la serie de 10 preguntas a… En esta serie preguntamos a personas que tienen relación con Finlandia y pueden aportar su visión y experiencia sobre distintos temas. Por ejemplo, una profesora finlandesa que nos habla sobre educación, o un ex-erasmus que volvió para trabajar.

Hoy hablamos con varias enfermeras españolas que empezaron a trabajar en Finlandia en Otoño del 2012, y que se prepararon para ello durante meses. Aprendieron finés, y pudieron colocarse en uno de los trabajos en Finlandia más demandados.

Hablamos, pues, con Bihotz, Beatriz y Nieves.

1.- Cuéntanos algo sobre tí. ¿De dónde vienes y por qué te interesaste por la enfermería respecto a otras carreras?

Bihotz: Mi nombre es Bihotz Arbelaiz, vengo de Pasaia (un pueblo cerquita de Donostia) y tengo 24 años. Elegí la profesión de enfermería por que me gusta cuidar de la gente cuando más lo necesita. También la elegí por que en su momento tenía buena salida laboral, aunque para cuando yo terminé la carrera la situación era diferente.

Beatriz: Soy una chica de Asturias de 24 anos que despues de estudiar TSID me di cuenta que mi gran vocacion era la enfermería, tras ver lo que realmente puedes llegar a hacer por las personas acompañándolas y ayudando en los momentos difíciles.

Nieves: Me llamo Nieves, tengo 28 años y soy de Aguilar de Campoo (Palencia). Desde pequeñita tuve claro dedicar mi vida a la sanidad, y el acercamiento y contacto con los pacientes que tiene la Enfermera concluyó mi decisión.

Beatriz, una enfermera española en Finlandia
Beatriz, junto a una linterna de hielo.

2.- ¿Has trabajado en España? Si no, ¿cómo fue la búsqueda de trabajo en España?

Bihotz: No, no he trabajado nada en España, a menos que quieras contar un único día con la Cruz Roja, y trabajos que no tienen nada que ver con la Enfermería. La búsqueda fue bastante exasperante, metiendo curriculums en las privadas y apuntada en la bolsa de trabajo pública.

Beatriz: He trabajado en España, quizá no tanto como me habría gustado, pero viviendo siempre pendiente del teléfono por si de uno de los cientos de CV enviados era tenido en cuenta, aunque fuese para un par de días o para la misma tarde del dia que recibía la llamada.

Nieves: En España trabajé en Hospitales, Aseguradoras sanitarias, Centros de Salud y Residencia de ancianos. No cambié mi vida por falta de trabajo, fué mi ambición por conocer otras culturas y enriquecimiento personal lo que me llevó a ello.

3.-¿Cómo te enteraste del programa para ir a trabajar allí y cómo les contactaste?

Bihotz: Vi la oferta en el Colegio de Enfermería, con una presentación a la que no pude asistir. Cuando más adelante volví a verla ( si no recuerdo mal, en la página del Sindicato de Enfermería -Satse-) me decidí a mandar un currículum, y tuve suerte de ser una de las seleccionadas.

Beatriz: Pues en una de mis incesantes búsquedas vi un anuncio en la página del colegio de enfermería y me decidí a enviar mi CV.

Nieves: Recibí un e-mail con la oferta de trabajo y al mandarles mi CV y Carta de Presentación se pusieron en contacto conmigo.

4.- Según tengo entendido hubo muchos candidatos. ¿Cómo fue el proceso de selección y por qué crees que te seleccionaron?

Bihotz: Sí, sí que hubo muchísimos candidatos. El proceso de selección constó de dos entrevistas a las que convocaron a algunas de las enfermeras que les habíamos enviado currículum. La verdad es que no sé qué criterios siguieron para seleccionarnos, supongo que nos elegieron jóvenes pero poco más te puedo decir.

Beatriz: El proceso fue largo, ya que tras pasar las entrevistas para acceder al curso de idioma despues de 3 meses de 5 horas diarias de finés tuvimos que realizar las entrevistas con los diferente hospitales. Yo pensaba que no tendria posibilidades por los requisitos que pedían, pero quizá por mi motivación, amor a la profesion y admiración por el país, he conseguido mi hueco en esta gran experiencia.

Nieves: No sé exactamente que perfíl buscaban, pero pienso que el CV y las entrevistas personales en Bilbao fueron decisivas.

Nieves, enfermera española en Finlandia
Nieves junto a uno de los mil lagos.

5.- ¿Cuál fue la reacción de tu familia cuando se enteraron de que te ibas finalmente?

Bihotz: Se ilusionaron y me dieron muchos ánimos, por que al fin iba a tener un trabajo en lo que yo había estudiado. Obviamente, a medida que se fue acercando la fecha les dio más “miedo”, pero hablando siempre que se puede por Skype y correo electrónico, lo llevamos lo mejor posible.

Beatriz: Por parte de mi familia siempre he tenido mucho apoyo ya que al igual que yo lo ven como una gran oportunidad.

Nieves: Mi familia respondió con asombro e incredulidad al principio, mas tarde se mezclaban la alegría y la tristeza. Es larga la distancia y es duro vivir separado de las personas que son tu vida y que más quieres.

6.- ¿Cómo fueron tus primeros días en Finlandia? ¿Cuál es tu cuidad en Finlandia y qué cambios percibiste respecto a España?

Bihotz: ¡Fríos!. Los primeros días en Finlandia fueron un poco agobiantes, no parábamos con el papeleo, contratos, la dichosa tarjetita del bus, visitas a un sitio y al otro y demás, no teníamos apenas tiempo para hacer nada “libremente”. Vivo en Kotka, y uno de los cambios principales que noté fue el horario, por ejemplo los comercios cierran bastante pronto normalmente. Otros dos son evidentemente el clima y la poca luz que teníamos al principio, anochecía bastante pronto.

Beatriz: > Nos llevaban de un lado para otro para realizar todo el papeleo necesario e intentar facilitarnos todo lo que estuviese en sus manos. Estoy viviendo en Kotka y entre los cambios destacaria la forma de ser de los finlandeses, su amabilidad y tranquilidad, además de la seguridad: puedes ver una cartera llena de dinero en la calle que nadie la va a coger, bicis sin candado, etc. Y la parte mala es la comida, las horas de luz y el nivel de vida, ya que es bastante más caro todo.

Nieves: Vivo en Vaasa, donde la adaptación no ha sido nada fácil. Finlandia es diferente: clima (mucho frío y oscuridad – sin sol y tomando vit.D -), silencio, caracter solitario e independiente de su gente, idioma, precio de las cosas…

7.- ¿Cómo es la relación con las demás enfermeras finlandesas y los doctores? ¿Qué te mandaron hacer en tus primeros días?

Bihotz: Con el resto de enfermeras finlandesas la relación es cordial, intentan ayudarnos en todo lo que pueden, ya que el idioma es una barrera importante. Con doctores apenas he tenido relación, pero por lo que he visto, me parecen también personas agradables. En general los finlandeses son gente amable y educada, no he tenido ningún problema con ninguno, si no al contrario.

Beatriz: > Todas intentan ayudarnos y hacernos sentir como en casa. Los primeros días siempre íbamos acompañados de otra enfermera. Fueron un poco toma de contacto con el nuevo sistema de trabajo.

Nieves: Mi relación con los compañeros del trabajo es bastante buena, aunque la adaptación a su forma de trabajo es complicada y la gran barrera lingüistica no lo pone nada fácil. Aquí se habla en Finlandés y Sueco, dos idiomas en los que empiezo desde “0”.

Bihotz, frente al mar congelado de Finlandia
Bihotz, frente al mar congelado.

8.- ¿Qué diferencias hay entre hospitales finlandeses y españoles? ¿Y pacientes finlandeses y españoles?

Bihotz: Yo estoy en un hospital que sería (posiblemente) el equivalente en España a uno de larga estancia. Es un hospital pequeñito, y al menos aquí yo veo que las funciones de enfermera y auxiliar de enfermería están mucho menos definidas, como si todas se ocuparan de casi todo en general. Pero sobre todo, la gran diferencia que veo yo es la carga de trabajo, las enfermeras españolas están mucho más saturadas.

Beatriz: Destacaría el cantidad de personal que hay, por lo que realizar bien tu trabajo es mucho más sencillo. En mi caso, que estoy en la planta de pediatría, no sabría apreciar las diferencias pero mis compañeras destacan la educación de salud que tienen, ya que siguen todas las órdenes que se les recomiendan.

Nieves: Los Hospitales finlandeses están decorados como hogares, cada planta es una familia, más recursos materiales y de personal lo que lleva a una mejora de cuidados y a poder dedicarlos todo el tiempo que necesiten. Los pacientes finlandeses son correctos y educados, nada exigentes, menos habladores e independientes (es normal no recibir visitas pero recibir muchas flores y postales de familiares)

9.- ¿Qué has aprendido y cuál es tu opinión sobre el sistema de salud y el estado de bienestar finlandés?

Bihotz: El sistema de salud es bueno, y tienen un material fantástico. Sí que hay ciertas cosas en su forma de trabajar que cambiaría, supongo que por no estar acostumbrada ya que en España no se hacen así, pero también hay cosas que creo que se hacen mejor en Finlandia que allí.

Beatriz: Quizás lo que mas he visto es las grandes ayudas que existen para las familias y todas las facilidades que se les ofrecen, ademas de cómo la poblacion es consciente de lo que tienen.

Nieves: Sobre el sistema de salud, tienen más recursos materiales y de personal
Privado (tienes que pagar por cada atención medica y fármaco). En cuanto al estado de bienestar, la dedicación de todos los recursos disponibles en sanidad y educación, la ayuda en la integración de las personas desempleadas y las familias (hijos, estudios…) junto con la confianza y honradez que les caracteriza, es lo que marca esta diferencia.

10.- ¿Algo más que te gustaría añadir y que no te hayamos preguntado?

Bihotz: Sólo que hay que admitir que la adaptación es difícil, y hay momentos que son bastante duros ya que no tienes cerca a tu familia ni amigos “de toda la vida”, pero que poniéndole ganas se puede. Doy gracias por haber venido en grupo, ya que te sientes mucho más apoyada, y dudo que sola hubiera tenido el valor para venir hasta aquí. También que el idioma es ahora mismo la principal barrera para nosotras, y es en lo que nos tenemos que centrar ahora mismo.

Beatriz: Añadiría la concienciación de la poblacion en consumir sus propios productos. También agradecer a todos los compañeros que tanto nos estan ayudando, ya que incluso fuera de sus horas de trabajo nos dedican el tiempo que necesitemos.

Nieves: Palabras que definen Finlandia: Maravillosos paisajes (+nieve), derechos animales y Medio Ambiente, tranquilidad (saber disfrutar de la vida), silencio y soledad, sauna, confianza y Honradez, comida preparada. No amigables, no sonrisa, no caballeros, independientes. No besos (saludo con manos) y distancia de separación.

——————

Santiago: Muchas gracias a las tres, y espero que todo os siga yendo bien en Finlandia. Ahora viene la primavera, y seguro que con más luz y calor disfrutáis aún más.

¿Y tú, qué opinas sobre trabajar en Finlandia? ¿Y de la experiencia de Bihotz, Beatriz y Nieves?