Categoria: Finlandés

Palabras o cosas del idioma.

Para vosotros y para mí.


10 nombres graciosos de hombre en Finlandia

Siguiendo la estela de las palabras malinterpretables del finés y aún más expresiones curiosas malinterpretables del finés, este post va sobre el mismo camino: los nombres graciosos – para los que hablamos castellano – que tienen algunos hombres en Finlandia. Nuestra combinación favorita de nombre + apellido finlandés de hombre es, por supuesto, la del señor señor Teuvo Kohonen, académico e investigador finlandés afamado.

Hola, mi nombre es… Fuente (CC: by-sa)

Nombres finlandeses que nos hacen gracia

Cuando hablamos de los nombres finlandeses de hombre y mujer – ya que estos días no hay que seguir el santoral para ponerle nombre a nuestros hijos, sino que podemos elegir un nombre cualquiera – mencionamos el registro de nombres de Finlandia.

En dicho registro podíamos ver cuántas personas tenían un nombre dado, y nosotros hicimos un post con los nombres finlandeses más populares, por si alguien estaba pensando en darle un nombre exótico a su bebé.

Pero en el post de hoy vemos qué nombres finlandeses no sería buena idea darle a un bebe de padres castellanoparlantes. Estos nombres graciosos de hombre que se dan en Finlandia nos sonarían demasiado raros a los españoles.

Nombres graciosos de hombre en Finlandia

El top 3

1.- Ano – Es un nombre tanto de hombre como de mujer. Entre el 2010 y 2012 nacieron 11 Anos, todos ellos varones (parece que de mujer está en desuso) y hubo 272 Anos en la historia de Finlandia. Que nosotros sepamos, ninguno de ellos visitó España y se presentó a sí mismo en sociedad. Nada recomendable para ponerle a un bebé.

2.- Paavo – Si Paavo viviera en España, estaría nervioso todo el rato cuando alguien hablase de «lo sano que es comer pavo» (aunque aquí no seamos caníbales). Hay 39.885 Paavos en Finlandia, pero tener alguno en España arruinaría esa expresión tan juvenil y cani de decir «un pavo» para referirse «una persona cualquiera».

Paavo Nurmi
El Paavo más famoso de Finlandia: Paavo Nurmi, el finlandés volador. Fuente.

3.- Mikko – Sinónimo quizá no tan usado como antaño pero aún en la memoria colectiva, poner a un varón un sinónimo de «Mono» no es algo que le hará extremadamente popular entre sus compañeros. La «K» puede darle cierta clase, pero no nos engañemos: sigue sonando a mono. Nosotros conocimos a uno de los 56.423 Mikkos en nuestro viaje a Rusia y era todo un personaje.

Los tres segundos

4.- Timo – Alguien que se presenta a sí mismo como Timo no puede dar buena espina. Estaríamos siempre pendientes de si nos la quiere colar de alguna manera y de si sus intenciones serán puras. Hay 59.016 Timos en Finlandia, y no puedo imaginarme si desconfían unos de los otros también.

Timo
Este Timo empezó su propio negocio.

5.- Antti – ¿Sabes esa persona del grupo de amigos que siempre dice «no» a todos los planes que se proponen, o que es muy negativo? Si le pones Antti a tu retoño parecerá naturalmente predispuesto a ello. Hay 81.777 Anttis en el registro, nombre muy popular en los 80 y 90 en Finlandia.

6.- Arto – La traducción finlandesa de «Arturo» no es muy alagüeña tampoco. Cuando llamen a casa los amigos de tu hijo, y digan «Hola, ¿está Arto?», habrá días que te apetecerá responder «No sabe usted cuánto». Existen 22.514 Artos en Finlandia.

Uno de los nombres graciosos en Español es el de este hombre: Arto
Arto está, y se hace notar. Fuente.

Cerrando la lista

7.- Asko – Si Asko fuera español, y fuera el día de su santo, sería efectivamente el día de Asko. No podemos imaginarnos las repercusiones del pobre Asko español: cada vez que alguien dijera «ugh, qué asco» refiriéndose a cualquier cosa menos a él, y él se diera la vuelta por si le necesitaran, seguramente contemplararía cosas poco agradables. Hay 8.303 Askos en Finlandia.

8.- Olavi – «Olaví, olavá, cada día te quiero más» será el tonillo que despierte las ganas de suicidarse del joven Olavi español. Esperemos que sus padres sean caritativos y no le pongan este nombre a su criatura. Esto les puede pasar también a los 224.528 Olavis que visiten España.

Nombres graciosos: Olavi
Este Olavi, aunque su nombre sea uno de los nombres graciosos, era todo un artista. Fuente.

9.- Armas – Cuando dijimos que Finlandia era el tercer país con más armas per cápita no nos referíamos a que más ciudadanos, en porcentaje, tuviera este nombre. Seguro que si pones este nombre a tu bebé tendrá toda una vida de escuchar, cada vez que se enfade, que es «de armas tomar». Y en tiempos revueltos que alguien diga «A las Armas!» y la líe. Pobres de los 49.260 Armas finlandeses.

10.- Kari – Que tu pareja te llame «Cari» puede ser cargante o no, dependiendo de tu temperamento. Pero que te lo llame todo el mundo – en la calle, en el trabajo, o tu peor enemigo – no tiene que ser muy agradable. A mi no me gustaría, pero le pasa a diario a los 56.888 Karis de Finlandia, y yo conocí a uno de ellos.

A Kari le gusta esto. Toma, y a mi.
A Kari le gusta el contenido de esta camiseta. Fuente.

En resumen

Como nota final, recordar que cuando hablamos arriba del número de personas que tienen un nombre, nos referimos al número que hay desde que existen registros, no actualmente.

¿Qué nombres graciosos añadirías tú a la lista? Como curiosidad final, hay 93 finlandeses de nombre Santiago. A los finlandeses mi nombre no les parecía uno de esos nombres graciosos, o al menos no me dijeron nada.



10 palabras malinterpretables del finés

Al llegar a Finlandia, un par de personas hablando en finés puede sonar raro al que escucha. Uno intenta agudizar el oído para intentar entender algo y, de repente, se escucha una palabra que conocemos en castellano. Y normalmente una malinterpretable.

A aquel que no sabe finés le puede sonar a chino (y a los finlandeses, una lengua que no entienden les suena a hebreo en vez de a chino), pero si escucháis alguna de estas 10 palabras no os preocupéis: no significan lo mismo que en español. Eso sí, nos parecerá siempre hilarante verlas escritas o escucharlas en una conversación.

1.- Mette Mannonen. Empezamos por todo un clásico del blog: la presentadora del tiempo por antonomasia en Finlandia tiene fans en los países castellanoparlantes más allá de por su talento para predecir y presentar el tiempo. Algún finlandés ha preguntado en los comentarios del blog dónde está la gracia, y ha sido un placer explicárselo.

Mette Mannonen

2.- Autopaja: el bueno de Seppo Räsänen fijó, entre hostil y amatorio, en su puerta este cartel. Todos los que pasábamos por delante de su puerta no pudimos sino hacernos una foto ante su desparpajo. La parte mala es que él no sabía que contaba con este desparpajo, y simplemente quería poner «reparación de coches» en su puerta. Y, si se entera algún día, seguramente diga que «de aquellos días la historia / a relataros renuncio; / remítome a la memoria / que dejé allí, y de mi gloria / podéis juzgar por mi anuncio»

Autopaja: nombre desafortunado

3.- Pussi (y megapussi): imaginaos a alguien diciendo «me voy a comprar un pussi». Esta palabra suena más a los ingleses que a los que hablamos español, pero escuchar «pussi» siempre hará que alguien ajeno a la conversación en cuestión se de la vuelta a ver de qué hablan. «Pussi» es la palabra finlandesa para «paquete» «bolsa».

Megapussi: un nombre malinterpretable

4.- Kosto: ya es bastante malo que alguien quiera venganza, pero es mucho peor cuando la llaman «Kosto». Imagínate ir a ver al cine una película finlandesa, y que cuando matan al mejor amigo del protagonista este se ponga de rodillas, alce al cielo una mano y grite «Kosto! Kosto!». No tendría buen efecto. Imagínate también «V de Vendetta» como «K de Kosto», o «La venganza de los Sith» como «Sithin Kosto».

Sithin Kosto

5.- Asko : Esta tienda finlandesa, parecida al Ikea o al Bauhaus alemán no eligió el mejor nombre para su negocio desde el punto de vista hispanohablante. No solo eso: es también un nombre de hombre finlandés, y por tanto tiene su propio día en el santoral finlandés: el día de Asko.

La tienda Asko. Mal nombre.

6.- Kelloseppa: la cosa con las dobles consonantes finlandesas es que hay que hacer una pausa entre las dos consonantes iguales. En esta ocasión, un inocente «reparación de relojes» se convierte en una imitación de Chiquito de la Calzada diciendo «Que lo Sepa».

¡Que lo sepa!

7.- Timo: otro nombre propio finlandés que lucen con orgullo muchas personas en el país. Lo malo es que algunas de ellas han empezado sus propios negocios, y contratar los servicios de una empresa llamada «Timo» es algo que no todos los que hablamos castellano querríamos. Hasta hay un músico llamado «Timo Maas», aunque este es alemán.

Timo Randell Oy
Una tienda que es un Timo. Fuente (CC: by)

8.- Poro: en el norte de Europa hay que olvidarse de que la consonante «r» sea suave. Allí sólo se da la «r» fuerte, aunque sólo haya una ocurrencia. Este es el caso de Poro, que se pronuncia «porro» y que es un inocente reno. El cartel de abajo se lee como: «Cuidado: porros en toda esta zona», y está sacada por un finlandés de nombre Timo.

Cuidado: poro

9.- Mari Ikonen: la señorita Mari era la coordinadora de los Erasmus de Joensuu, y siempre era un placer contactarle con preguntas relacionadas con nuestro programa de intercambio. Si fuiste de Erasmus a Joensuu, ¿has hablado con Mari Ikonen? Ahora se ha graduado y su perfil, por desgracia, no está ya disponible.

Joensuu

10.- Tiernapojat: tal y como hablamos en el post sobre la pronunciación de la J: en casi cualquier otro idioma se pronuncia como una «y». Por tanto tenemos aquí a los tiernapoyat, que son la adaptación finlandesa de los Reyes Magos. Menuda confusión al escuchar a la gente hablar de «tiernapoyat»: ellos se refieren a los «niños (pojat) estrella». La foto siguiente es de hugovk.

Tiernapojat

¿Conoces tú alguna otra palabra malinterpretable del finés? Cuéntanos en los comentarios. Estoy pensando en una segunda parte de este post con «false friends» finlandeses. Esto es, palabras que suenan similar, pero que significan algo totalmente distinto. Casi como este post, pero con significados más benévolos para los que hablamos español.



Finés fácil en la web de Yle

El finés es uno de los idiomas más difíciles del mundo. Todos los Erasmus en su día fuimos al curso de introducción de finlandés (¿se dice finés o finlandés?) y nos costó horrores hacernos a ello. Por suerte, era una introducción y lo que aprendimos fue finés fácil, aunque tengo que reconocer que ya se me ha olvidado gran parte de ello.

Finés fácil

En la Wikipedia hace tiempo que uno de los idiomas presentes es el inglés fácil. Con ello se ayuda a los que están aprendiendo y a los que no se manejan tan bien con el idioma: pueden entenderlo sin recurrir al diccionario a menudo.

Probablemente de ahí sacaron la inspiración en Yle. Yle es la cadena de radiodifusión pública más importante de Finlandia, y que retransmite por radio y por televisión. En su página web, sin embargo, suele poner noticias escritas en finés y en inglés, siendo una de las fuentes que uso para mantenerme informado sobre la actualidad de Finlandia.

La web de Yle en versión finés fácil

En la web de Yle podéis encontrar noticias de su web normal en finés fácil. Esto será una gran ayuda para los que estáis aprendiendo finés, ya que literatura sencilla nunca viene mal, y con un idioma tan difícil recursos de esta calidad son casi un regalo.

Otros recursos para aprender finés

Natalia solía ponernos al día con el finés, e incluso con el finés fácil, en los post de la categoría del idioma. Ahora ya no tiene tanto tiempo para colaborar con el blog, pero los muchos posts que escribió sobre el tema están disponibles todavía para aquellos que los necesiten. Por ejemplo, para los que estén aprendiendo finés, las palabras más frecuentes del idioma es una lista muy útil. También la lista de recursos online para aprender finés, y los recursos que Natalia recomienda por experiencia aprendiendo el idioma.

Y con estos recursos, y quizá con un libro de iconos de uso diario, unas frases románticas en finés y con un poco de vocabulario para irse de fiesta y bares, vivir en Finlandia y manejarse con el finés fácil estará prácticamente a tiro. ¿Qué tal es tu finés?



Apellidos finlandeses: el origen de los apellidos de Finlandia

Una vez llegados a Finlandia una de las cosas que nos llama la atención son los nombres y los apellidos finlandeses, los últimos terminando los apellidos normalmente -nen.

En un post anterior ya desentrañamos el significado de los nombres finlandeses, y en este post hablaremos del origen de los apellidos finlandeses y por qué tantos de ellos terminan en «-nen», esa terminación tan característica.

Apellidos finlandeses acabados en -nen
Hay veces que buscando imágenes uno se encuentra con la perfecta. Este es el caso: los apellidos terminados en «nen» son «Made in Finland«. Fuente: ansik en Flickr.

Tres tradiciones de apellidos finlandeses

Hasta 1921 los apellidos no eran obligatorios para todos los finlandeses. Aun así, muchos finlandeses sí portaban una especie de apellido para distinguirse. Mucha de esta información nos la cuenta también la wikipedia en inglés sobre los apellidos del país.

Antes del siglo XVI la tradición de los apellidos de Finlandia seguía el modelo ruso. El apellido era, por tanto, el nombre del patriarca de la familia con un sufijo que significaba «hijo de» (poika) o «hija de» (tytär).

La tradición principal

En Finlandia oriental la tradición anterior evolucionó a partir del siglo XVI, momento en el que los nuevos apellidos finlandeses se formaban añadiendo al nombre de la persona el lugar en el que se vivía. Por ejemplo la gente que vivía en Puumala pasaron a ser los Puumalainen.

El sufijo -nen es el más común y significa «pequeño», y a parte de lugares concretos también podían acompañar a cualquier palabra.

Por ejemplo Virtanen, uno de los apellidos finlandeses más comunes, significa «pequeño arroyo o arroyuelo». Igualmente el apellido finlandés por excelencia, Korhonen, viene de la palabra finlandesa para sordo: «korho».

Aunque «-nen» se utilice como diminutivo normalmente no se suele interpretar así en apellidos.

Apellido de Finlandia

Seppo Räsänen fijó, entre hostil y amatorio, en su puerta éste cartel.

Las otras tradiciones

La tradición de Finlandia occidental los apellidos agrarios eran los dominantes, y el apellido que portara una persona tenía que ver con la granja en la que viviera.

Estos apellidos finlandeses tendría prefijos y sufijos. Por ejemplo los Ala– o Rinta– significaban «bajo-«; y Ylä- o Latva- significaban alto-. Estos prefijos daban idea de la localización en relación a una corriente de agua.

En cuanto a sufijos y -la/-lä que significaba «lugar de».

La tercera tradición de apellidos de Finlandia fue introducida por los suecoparlantes, que tenían normalmente apellidos alemanes y suecos.

La costumbre era que todos los finesparlantes que querían tener una posición de estatus en las clases altas y cultas de las ciudades deberían deshacerse de sus apellidos finlandeses y adoptar uno sueco, alemán o en latín si pertenecían al clero.

A los soldados se les daba también apellidos suecos.

Los apellidos finlandeses hoy en día

A finales del siglo XIX y XX, el movimiento político de la finización causó la adopción de apellidos finlandeses.

Muchas personas – aunque no todas por no ser obligatorio – con apelllido sueco o extranjero cambiaron su apellido a uno finlandés añadiendo las terminaciones -o/ö, -nen (nombres populares de esa época fueron Meriö, derivado de meri, la palabra finlandesa para «mar»; y Nieminen, derivado de niemi «peninsula») y traducciones directas de nombres suecos.

Algunos finlandeses famosos, como el autor Aleksis Kivi (anteriormente Aleksis Stenvall) también finlandizaron su nombre. Kivi es piedra en finés.

También con la industrialización muchos finlandeses se fueron a las ciudades y tuvieron que adoptar un apellido, que por lo general se inventaron en sueco y cambiaron varias veces. Más tarde, el finés se convirtió en la lengua preferida y la inspiración para los apellidos se tomó de la naturaleza., como Laine «ola», Vainio «campo», Nurmi (como Paavo Nurmi) «pradera», y Salo «arboleda». Si era posible también adjuntaban el sufijo -nen o -la/-lä

Los apellidos finlandeses más usados

1.- Korhonen (de korho, «sordo»), con 23.509 portadores.
2.- Virtanen (de virta, «arrollo»), llevado por 23.374 personas.
3.- Mäkinen (de mäki, «montaña»). 21.263 personas.
4.- Nieminen (de niemi, «capa»). 21.253 personas.
5.- Mäkelä (de mäki como el anterior, «montaña»). 19.575 personas.
6.- Hämäläinen (de Häme, una provincia histórica finlandesa,). 19.242 personas.
7.- Laine (de laine, «ola»). 18.881 personas.
8.- Heikkinen (de Heikki, derivado de Henrik). 17.935 personas.
9.- Koskinen (de koski, «rápidos de un río»). 17.924 personas.
10.- Järvinen (de järvi, «lago»). 17.040 personas.

Interpretación de los apellidos

Los finlandeses de hoy en día no suelen interpretar literalmente los apellidos. Los apellidos de Finlandia son sólo apellidos y nadie le suele dar mayor importancia, aunque suelan portar algún significado.

Alguna excepción, de todas maneras, hay: las que se prestan a burla. Por ejemplo: Nännimäinen (nänni signifca “pezón”, siendo nännimäinen “pezoncito”. Imaginaros a Pekka Pezoncito en una entrevista de trabajo, o a Mari Pezoncito siendo teleoperadora).

Pero incluso a esos apellidos no se les presta mayor atención tras los años de la niñez y adolescencia y reirse de ello se vería como inmaduro.

O imaginaros a Mette Mannonen.

¿Tus apellidos pueden traducirse al finés? ¿Cuáles son tus apellidos finlandeses favoritos? Si necesitáis inspiración, esta es una lista con nuestros nombres + apellidos finlandeses favoritos y una herramienta para ver tu nombre en finés.