El nuevo gobierno finlandés (elecciones 2015)

Este año tenemos elecciones generales en España, que serán de las más interesantes por tener los votos repartidos entre más partidos de lo habitual. Los finlandeses, por su lado, acaban de tener también elecciones generales y con un resultado que ha hecho llevarse a muchos las manos a la cabeza. Justo ahora que acaba de formarse el nuevo gobierno finlandés es buen momento para comentarlo. O más bien, ahora que sabemos quién lo formará (los ministerios aún no están repartidos).

Los Perus entran en el gobierno: el partido de los “Finlandeses verdaderos”

Cuando mencioné a los PERUS (que traducido al español era, con su antiguo nombre, “los finlandeses verdaderos” y con el nuevo “el partido de los finlandeses”) por primera vez lo hice en el post sobre las 7 cosas (importantes) en las que ganamos a Finlandia.

¿Qué era una de esas cosas? Que en Finlandia, cuando escribí ese post, un partido bastante xenófobo era la tercera fuerza con más escaños, con el 19% de los votos (casi 1 de cada 5 finlandeses), aunque ejercía de oposición.

Ahora son la segunda fuerza. Y han entrado a gobernar en el gobierno de coalición.

Los Perus de Finlandia
El logo del partido “Finlandeses verdaderos” (Perussuomalaiset) Fuente (CC: by)

La segunda vez que hablamos de ellos fue cuando mencionamos lo que había que ser para ser considerado finlandés, de acuerdo con los propios finlandeses. En él volvimos a hablar las bases sobre las que se mueve este partido: anti-inmigración, anti-europeísta, populista y con mucho tirón en las zonas rurales. Muchísimos finlandeses se han llevado las manos a la cabeza por que hayan entrado ahora a gobernar y se preocupan por dónde y cómo van a influenciar la política de Finlandia y sus consecuencias.

Si aún no estás seguro de cómo son, por aquello de que no conoces de cerca la política finlandesa, imagínate que en España hubiera un partido llamado “Los Españoles Verdaderos”. Imagínate cómo actuaría un partido con ese nombre y tendrás una buena idea de la situación. Luego imagínate que fuera la segunda fuerza política y que fuera a gobernar en coalición.

Los otros dos miembros del gobierno de coalición son los Centristas (Suomen Keskusta), que ganaron las elecciones y tienen 49 escaños; y el Partido Nacional de Coalición (Kansallinen Kokoomus) con 37 escaños, que eran los que lideraban la coalición del anterior gobierno.

Los Centristas de Finlandia
Un miembro de Los Centristas, en un mítin. Probablemente durante el día de Vappu, y por eso la gorra blanca. Fuente (CC: by-sa)

La coalición del anterior gobierno, todo hay que decirlo, reunía a 6 partidos y uno se cayó durante la legislatura. Los finlandeses son muy de ponerse de acuerdo entre todos antes de tomar cuaqluier acción y eso se puede ver hasta en el gobierno.

¿Qué va a hacer el nuevo Gobierno de Finlandia?

En nuestro post sobre la caída de la economía finlandesa en 2014 y cómo afecta en el 2015 – donde señalamos que Finlandia será tras Chipre la economía que menos crezca en la eurozona – hablábamos de que el nuevo gobierno se iba a encontrar contra la espada y la pared y que no le iba a quedar otra cosa que hacer que políticas de austeridad y recortes.

Tal y como hicimos en el post sobre la economía finlandesa, resumimos aquí unos cuantos artículos de la cadena de noticias más importante del país (su web en finés fácil es un buen sitio donde practicar el finés) con enlaces para que puedas leer el artículo original, con más profundidad.

Sipilä opta por un gobierno hacia la derecha.

Dijo que hubo discusiones sobre incluir a los cuatro grandes partidos en el gobierno, pero no pudo ser. En vez de ello, serán los tres mayores los que gobiernen a diferencia del gobierno de coalición anterior de 6 partidos. Los tres líderes de los partidos dijeron que su trabajo principal será revertir la situación económica del país y que tendrán que tomar decisiones dolorosas.
De acuerdo con estimaciones, necesitan recortar 10.000 millones de euros, ya que no es sostenible el modelo actual con una población que envejece y con los servicios sociales y médicos siendo cada vez, por tanto, más caros para el sistema.

Alexander Stubb
A la derecha, el antiguo primer ministro finlandés (Alexander Stubb), que seguirá en el gobierno. Fuente (CC: by-sa)

Reacciones sobre el anuncio del tripartito del gobierno

Sipilä, el que será nuevo primer ministro, dice que quiere que su gobierno de tres funcione con muy pocos recursos. Dentro de su partido se cuestiona que eligiera para gobernal al Partido Nacional de Coalición en vez de a los socialistas, ya que cada vez que han pactado con ellos, en las siguientes elecciones los Centristas las perdieron.

Los tres partidos han aceptado las estimaciones del Ministerio de Finanzas del año paasado que decía que habría que recortar 6.000 millones para ajustar las finanzas y devolver al país al buen camino. Dicen también que no están interesados en subir los impuestos, prefiriendo los recortes y la austeridad local. (Nota: los 10.000 millones que se mencionaban antes están divididos en los 6.000 que se mencionan aquí que hay que recortar en las localidades, y luego otros 4.000 a recortar en general).

El “Contrato social” de Sipilä con los representates de los sindicatos no se resuelve.

El nuevo futuro primer ministro, Juha Sipilä, no pudo concretar un “contrato social” con las organizaciones de trabajadores (inciso: menudo eufemismo, “contrato social”) antes de que se forme el nuevo gobierno. Dijo que no es culpa de nadie que no se pudiera llegar a un acuerdo y que tiene que centrar ahora sus esfuerzos en balancear las finanzas públicas.

“Queríamos dar un paso adelante para la competitividad de Finlandia a través de este acuerdo, y mejorar los prospectos del empleo en el país, que hubieran reducido la necesidad de hacer recortes en el presupuesto considerablemente.”

Parlamento de Finlandia
Una foto del parlamento de Finlandia, donde se reunirán todos los partidos. Fuente (CC: by)

La oposición teme que Finlandia se convierta en más conservativa y retrógrada.

Los Social Demócratas, la Alianza de Izquierdas, los Verdes, los Demócratas cristianos y el Partido Sueco (de los suecoparlantes finlandeses) – que siempre habían estado invitados a formar gobierno, desde 1978 – son la oposición. Todos ellos han expresado consternación por un gobierno con los Finlandeses Verdaderos y que tengan la austeridad como bandera.

Si has seguido las elecciones finlandesas, ¿qué opinas del nuevo gabinete? Si no, y a tenor de lo visto en el post, ¿qué te parece el rumbo que tomará el nuevo gobierno?