Nueva ley finlandesa limita lo que puedes importar de alcohol

El tema de los países nórdicos y el alcohol es para darle de comer aparte.

En mi opinión cuanto más se regula peor se hace, ya que le da un aura de objeto deseado. Es un conocido efecto psicológico que cuando te tratan de restringir tu acceso a algo lo quieres más, lo valoras más, y magnificas sus cualidades (un buen sitio donde expandir esta info es en el librazo de Robert Caldini “Influence: The Psychology of Persuassion” que se puede encontrar en PDF en Google haciendo una simple búsqueda).

Alcohol finlandés
Unas botellas de Finlandia. Fuente (CC: by-sa)

El alcohol y Finlandia

Finlandia llegó al extremo haciendo una ley seca, de tanto que le preocupaba al estado el consumo.

Años después levantó el veto, pero el estado prefirió sacar tajada creando su monopolio para la venta de bebidas alcohólicas: el Alko y creando bebidas como el Lonkero, con unos precios desorbitados si los comparamos con España o Alemania.

Más tarde se liberalizó la venta de bebidas de menos de 4,7 grados y por eso en Finlandia y otros países nórdicos podemos encontrar diferentes clases y niveles de cerveza en cuanto a alcohol.

¿Se pasan el gobierno finlandés con este tema? No si atendemos a la razón de que el alcohol es la primera causa de muerte para los hombres finlandeses y la segunda para las mujeres (0,1% por detrás del cáncer).

Ir a Tallinn, Estonia, a por alcohol

Si has ido a Estonia desde Finlandia lo habrás visto de primera mano: hay gente que se da el viaje sólo para tomar el siguiente ferry de vuelta y traer alcohol, ya que en Estonia el alcohol es tan barato que compensa el billete del viaje y al parecer el tiempo empleado.

A la vuelta de nuestro viaje a Tallin vimos que en el barco había gente que llevaba apiladas unas sobre otras cajas de cerveza y Koskenkorva, así como mucha gente que no pudo esperar para descorchar su primera botella y ya en el mismo ferry iban demasiado bebidos.

Botellas de Koskenkorva
Los Erasmus que fuimos a Estonia a verlo también nos animamos a comprar cajas de Koskenkorva y cerveza por su precio.

Las nuevas leyes para importar alcohol a Finlandia

Pero el gobierno finlandés, siempre preocupado por sus cuidadanos, acaba de poner en efecto una nueva ley limitando el alcohol que se puede traer a Finlandia desde otros países de la UE, lo cual está mayormente destinado a poner límites a esto.

Hasta ahora se dejaba en manos de las aduanas el decidir si era para “consumo propio” en cada caso, pero ahora van a aplicar los límites de la UE a rajatabla, que son:

  • 110 litros de cerveza.
  • 90 litros de vino (y de esos 90, un máximo de 60 pueden ser de vinos espumosos, sidras o alcopops)
  • 10 litros de licores de alta graduación.
  • 20 litros de productos intermedios como vino de Oporto o de Jerez.

Si se exceden esas cantidades, se entenderá – a no ser que se tenga una muy buena explicación – que será para ganancias monetarias y estarán sujetos a impuestos. Y supongo que lo han hecho porque mucha gente importaba más que eso, y cosas así vi yo en el ferry a Estonia.

En primera instancia creí que estaban siendo más duros que la norma de la UE, pero en realidad están adoptándola a rajatabla, algo que no hacían antes. Recuerdo que la última vez que viajé a un país nórdico con monopolio del estado pregunté a la hora de comprar unas botellas en el aeropuerto, porque con estos protectorados que aumentan la dificultad (y el precio) de tomarse un buen vino no podía estar seguro.

¿Qué opinas y cuál es tu experiencia de la relación de Finlandia con el alcohol?