Enfermeras en Finlandia: cosa mala

Un mes y pico llevan los diarios finlandeses en inglés Helsingin Sanomat e Yle news (hace tiempo que no pongo nada sacado de los que antes miraba alguna cosa, como el IltaLehti o el IltaSanomat, diarios amarillos de pro pero que sirven para mantenerte al día de los reality shows finlandeses de turno y las frikadas del país; por aquello de que no tienen versión traducida) hablando de un tema candente en Finlandia: la huelga de las enfermeras (y también lo comentó hace tiempo Antonio en los comentarios).

Las enfermeras en Finlandia consideran que estan mal pagadas, tomando como referencia los países del entorno, y es el principal motivo por el que muchas enfermeras finlandesas se han ido a otros países, como el Reino Unido y Suecia. Esto hace que los jóvenes estudiantes desestimen enfermería, ya que creen que se les obligaría (porque los servicios mínimos son casi como los normales) a estar trabajando en condiciones precarias (en sus propias palabras “que vulneran los derechos humanos“).

Las enfermeras pertenecen a varias asociaciones de trabajandores, entre ellos el Tehy (unión de trabajadores sociales y de la salud). Tehy además de la subida salarial pide más derechos. Muchas enfermeras no están en el Tehy sino en otras organizaciones y la cosa anda difícil, pues el Tehy rechazó un contrato salarial que otra organización de enfermeras aprobó.

Tehy pide una subida salarial del 24% en los dos próximos años, lo que se traduciría en un aumento de entre 400 y 600 euros más al mes. Esta cantidad es el doble de lo que ofrecen la asociación de empleadores.

Enfermeras en huelga
No son finlandesas, pero se entiende. Fuente

Como decía arriba, las enfermeras no pueden hacer huelga propiamente dicha, de modo que han decedido abandonar su trabajo en masa. Tehy ofrecerá ayudas a sus miembros de 60 euros diarios hasta que sus demandas sean satisfechas, aunque reconocen que no quieren llegar hasta tal extremo, tienen un fondo dispuesto a cubrirlo. Como decía Antonio en el comentario, 12 800 enfermeras están listas para despedirse (habiendo avisado un mes antes, según todos los requerimientos legales) y el 19 de noviembre, serán oficialmente paradas.

En el gobierno finlandés esta es la prioridad a solventar, más allá del control de armas tras los asesinatos de Jokela, y está intentando introducir leyes que no detengan el sistema sanitario finlandés, y que multen a las enfermeras que dejen su trabajo. En cualquier caso, la sociedad finlandesa apoya que se satisfagan las demandas de las enfermeras (y si se usan técnicas poco sibilinas en las preguntas para la encuesta, el número sube al 80%. Pero esas preguntas dan vergüenza ajena).

En cualquier caso me consta que en el Erasmus había muchas enfermeras, y que estos días esos estudiantes van a ser más necesarios que nunca, dándoles un “bautismo de fuego” en su vida laboral. Y seguro que les cargan con las responsabilidades. Vistas las técnicas del gobierno finlandés en esta cuestión, no me extraña.

¿Las Erasmus son enfermeras buenorras?
No he podido resisitrlo! “Ahora contratamos enfermeras buenorras”, dice el cartel. Fuente.

Entradas relacionadas: