Condones finlandeses

Terrible

Todo el mundo, al llegar a Joensuu allá por septiembre del año pasado, llevaba unos cuantos condones en la cartera. Erasmus/orgasmus, pensaba todo el mundo.

La cuestión es qué pasa cuando se te acaban: hay que ir a comprar a la tienda.
En el centro de Joensuu está la Yliopiston Apteeki (farmacia de la universidad), con condones Durex. Pero de los gordos, de los demasiado gordos. El resto de las marcas son desconocidas para un comprador español ya que nosotros, acostumbrados, siempre recurrimos a marcas conocidas y buenas, que hay mucho lo que está en juego.

Unos condones muy usados por sus prestaciones fueron los Magic. Estos condones no eran malos del todo en cuanto a lo que uno sentía con ellos, pero después de un número no muy grande de veces se vió (*nota de Santi, no tengo por qué estar hablando de mí esta vez…) el por qué: los Magic son terribles. Normalmente los condones aseguran su eficacia en un 98%, riesgo que todo el mundo asume porque todo el mundo piensa lo mismo: “yo no voy a ser ese 2%”. Pero con los Magic la cosa es dramática: 60% de eficacia, 40% de rotura.

Teorías conspiranoicas dicen que es una técnica del gobierno para aumentar el índice de baja natalidad del país, pero ¿y los erasmus? ¿es que nadie va a pensar en los erasmus?.
Mi consejo es que cuantas más cajas os llevéis de España mejor, y que si alguien va a Rusia, los preservativos Durex son allí mucho más baratos que en España pero de la misma calidad. Alguna otra manera es pedir que vuestros amigos os envíen paquetes de condones desde España por correo. Hay mil maneras y yo al final acabé regalándoselos a Romain y Abel de demasiados que tenía. Que los disfruten.

¿Que cómo se yo todo esto? Hablando con la gente y/o experiencia personal. Y lo que me callo.
Por cierto, la píldora en Finlandia cuesta 15,75 y se dispensa en las farmacias sin receta. Esta información os será útil si os decidís por condones finlandeses.