Los bebés finlandeses duermen fuera a bajo cero

La primera vez que uno ve un carrito con un niño dentro, cuando fuera está a bajo cero, quiere llamar a emergencias. ¿Dónde está su padre o madre? ¿Se han olvidado al niño en la puerta cuando subían la compra de alguno de los supermercados de Finlandia? Pues no, y es algo bastante común. Hoy te contamos el por qué los bebés finlandeses duermen la siesta a bajo cero.

Bebé durmiendo la siesta en la calle
Bajo cero y durmiendo como un tronco. Fuente (CC: by-sa)

Los inviernos finlandeses

Ya se fue el verano, ya se fue la fruta. Que decía la canción.

Tras las navidades en Finlandia y el punto más oscuro del año, (Santa Lucía según la tradición Finlandesa) Finlandia le empieza a ganar la batalla a la oscuridad, pero no al frío, que es cuando se intensifica.

La temperatura más baja de Finlandia jamás registrada fue el 28 de Enero de 1999 en el municipio de Kittilä, y fue de -51.5°C.

Eso son 18 grados más bajos que lo más frío que viví yo en Finlandia, pero cerca de -30 son temperaturas normales de un invierno finlandés, según vimos en el post sobre cuando empiezan y acaban las estaciones en Finlandia.

Paraje helado

En resumen: hay que estar preparado y seguir los consejos del blog sobre como vestirse para el frío extremo, elegir una buena chaqueta para el frío extremo y polar, calzarte unos calcetines de lana o térmicos

A no ser que seas finlandés, claro.

Los bebés finlandeses duermen la siesta en el exterior a bajo cero

Los finlandeses se entrenan desde pequeños para resistir el frío y el largo invierno. O los entrenan.

En el post sobre la caja de bebés finlandesa disponible para España comentamos que uno de los objetos que traía la caja-bebé era un abrigo térmico, y acompañábamos el post con la imagen del bebé durmiendo fuera. Esto no era casualidad.

Los padres finlandeses suelen dejar a sus hijos dormir a la intemperie, incluso a bajo cero, cuando son pequeños. La razón es que quieren que se adecúen al frío, ya que vivirán toda una vida con estas temperaturas. El respirar este aire frío y a bajo cero les ayudará a fortalecerse, piensan.

Evidentemente, claro, los arropan y no los dejan solos del todo. Duermen las siestas fuera en sus carritos de bebé.

Muchos padres sacan al niño a dormir la siesta al balcón, en su cochecito, o bien lo dejan a la puerta de la casa pero tampoco le quitan ojo. Que no es imposible ver zorros en las ciudades finlandesas y más vale estar pendiente.

Bebé durmiendo en el hielo
Un sueñecito. Fuente (CC: by)

Justamente comentaba un padre finlandés en la página de flickr donde estaba la primera foto del post lo siguiente: “todos mis hijos han dormido fuera en algún momento de sus vidas. Si no les daba el sol directamente, les dejábamos dormir. Si no estuvieran cómodos se despertarían, en cualquier caso, durmiendo fuera. No les dejamos de todas maneras solos, ya que hay de vez en cuando coyotes o zorros en el barrio, y no me gustaría que una siesta angelina se convirtiera en un aperitivo para la fauna local

De modo que, cuando visites Finlandia, no te alarmes si en las puertas de cafeterías o tiendas ves carritos de bebé sin atender: los padres estarán a lo suyo pero eso sí, sin perder de vista desde el establecimiento al retoño.

Y esto que hacen los finlandeses de niños, según parece y junto a la Sauna finlandesa, es lo que les permite pasar mejor sus inviernos.

¿Probarías a dejar a los niños durmiendo a la intemperie a bajo cero? ¿Qué opinas de la manera finlandesa?