Categoria: Hecho en Finlandia

Cosas hechas en Finlandia. Las cosas más finlandesas del mundo están aquí.


Otros 10 regalos de navidad finlandeses

Hace unos años te dimos 12 ideas de regalos de navidad finlandeses, por si querías darle un toque del país nórdico a tus seres más queridos, o bien sabes de algún apasionado de Finlandia y querías sorprender con algo.

Como no hay solo doce ideas, sino muchas más, hacemos una segunda parte de este post con otras 10 ideas de regalos de navidad finlandeses. Allá vamos.

1.- Películas y documentales finlandeses

El director finlandés más conocido internacionalmente – con perdón de Renni Harlin, por si quieres regalar la Jungla de Cristal 2, que dirigó – es Aki Kaurismäki. Se pueden encontrar algunas películas suyas en castellano . como Luces al Atardecer – con lo que es un buen regalo.

Película de Kaurismaki
Un fotograma de una de sus películas. Fuente (CC: by)

Si hablamos de documentales, Miesten Vuoro – hombres en la sauna, del cual hablamos en el blog – es un documental muy aclamado, y que ahonda en la psique finlandesa masculina desde diferentes ángulos. Yo la he visto y la recomiendoo.

Otras películas finlandesas de las que hemos hablado en el blog, por si te interesa leer lo que dijimos de ellas, son: Sauna, la película de terror finlandesa; alguna película de los Moomin; una película de Papá Noel; Dark Floors – la película de Lordi; Jadesoturi, o qué pasa si unimos a la épica china el Kalevala; o bueno, si le gustan las películas para adultos vintage, María la finlandesa era la pornstar más conocida de Finlandia hace años.

2.- Un billete de avión a Helsinki

En Helsinki hay un montón de cosas que hacer y que ver, por lo que un viaje a Finlandia es un regalo que asegura que el que lo recibe le va a gustar.

Ya sea para ver cómo se vive el frío extremo en la capital de Finlandia, o para el Juhannus – san Juan -, cualquier época es buena para visitar Helsinki. O, si se quiere más al Norte, por ejemplo habitar unos días en el hotel de hielo de Kemi podría ser espectacular.

Por supuesto, recomendamos nuestro e-book con la guía de vuelos a Finlandia.

Catedral blanca de Helsinki
La foto más icónica de Helsinki. Fuente.

3.- Cuchillos finlandeses

Los finlandeses son conocidos amantes de la naturaleza, y los cuchillos tipo puukko (con empuñadura de madera) son perfectos para llevarlos al campo por si toca cortar algo de madera… o verselas (esperemos que no) con un oso.

Cuchillos finlandeses
Un cuchillo finlandés Martiini, en su funda.

Pero también son algo para coleccionar, y yo mismamente tengo uno de estos cuchillos finlandeses, concretamente uno de la popular marca finlandesa Martiini. El mío, en concreto, con empuñadura rematada con motivos del Kalevala – la épica nacional finlandesa. Son un gran regalo, y yo desde luego tengo el mío_

4.- Linux: instálaselo a alguien

El finlandés Linus Torvalds creó el sistema operativo Linux basándose en el Unix hace ya décadas. Desde entones, este sistema operativo de código abierto se ha convertido en el estándar para servidores y también en muchos sistemas de escritorio y ordenadores… y teléfonos (ya que Android está basado en Linux).

Un gran regalo sería instalarle una de las muchas distribuciones de este sistema operativo a alguien que quieres, para que pueda utilizarlo de manera libre y gratuita – con la filosofía Linux.

Un netbook con Linux. Fuente (CC: by-sa)

Además, Red Hat, una de sus distribuciones más populares, acaba de entrar ser nombrada una de las «Fortune Future 50», que incluye a las 50 empresas de EEUU con mejores perspectivas de crecimiento.

5.- Algo con un reno o alces

Una de las imagenes icónicas de Finlandia es la de la señal de «Cuidado, alces», con lo que un pin, pegatina, etc. con esta señal será reconocido rápidamente como algo muy finlandés

Pero no es todo alces en Finlandia, por supuesto. Otro animal finlandés es el reno, del que se puede aprovechar todo (paté de reno, o carne de reno pueden ser regalos muy resultones), o simplemente un peluche.

En la siguiente foto, una regalo que hice yo a una amiga: un renodedo.

Renodedo

6.- Ropa de abrigo finlandesa (o para Finlandia)

En Finlandia, se sabe bastante de mantenerse caliente.

El clima de Finlandia regala a sus paisanos – y a sus visitantes – con un invierno que dura técnicamente lo mismo que en el resto del globo, pero en la práctica dura hasta seis meses.

Por ello, para visitar Finlandia con garantías, unas cuantas prendas de abrigo para el frío extremo pueden ser un gran regalo.
Mi récord de temperatura bajo cero en Finlandia es de -32 grados. Ahí lo dejo.

Y aunque los finlandeses lleven muchas capas de esta ropa, también tienen algunas marcas de moda para llevar bajo ellas. Por ejemplo Una de ellas es Nanso o Ivana Helsinki, de diseño.

Ropa para el frío extremo
Ropa para el frío extremo. Fuente.

7.- Algo de Tom de Finlandia

Tom de Finlandia fue un ilustrador finlandés que ayudó a definir el look gay como hombres fornidos y embutidos en cuero. Esa manera de entender el look gay se convirtió en icónica, y quizá un poster o unos lienzos creados o inspirados en los dibujos de Tom pueden ser un gran regalo.

Además, este 2017 se ha hecho una película sobre su vida, si mal no recuerdo.

Ilustraciones de Tom de Finlandia
Unas ilustraciones de Tom de Finlandia. Fuente

Por supuesto, tambien es posible regalar algún tour por los lugares de ambiente gay de Helsinki.

8.- El «gente casi perfecta» de michael booth.

Si en vez de películas o ilustraciones, te decantas por un libro – siempre gran opción – el libro de Gente Casi Perfecta, que habla del lado oscuro nórdico incluyendo Finlandia (aunque casi pasando por encima, y centrándose sobre todo en Noruega y Dinamarca) puede ser un gran regalo.

Todas esas cosas de las que hablamos en el blog (mucha violencia de género, violencia en general la cual está penada mucho menos que delitos de patrimonio como robar, y otras cosas menos buenas de Finlandia)

Pila de libros
Una pila de libros. Fuente (CC: by-sa)

9.- Champú terva

¿Qué es exactamente ese «Terva» del que usted me habla? Fácil: alquitrán – un ingrediente (eso es, ingrediente) finlandés.

Ya vimos en el post de «Los finlandeses comen alquitrán» que este ingrediente era usado, además de como condimento en ciertas cosas como helados, caramelos y otros, como un ingrediente en productos elaborados.

Y una de esas maneras de usar el alquitrán es en champús. Si quieres que el pelo de algún ser querido – de color rubio finlandés o no – tenga un toque finlandés, el champú terva es el regalo.

Champu Terva - de alquitrán
Fuente (CC: by-sa)

10.- Una lata de Elovena

«Sin una lata de Elovena en casa tampoco eres finlandés»

Esta frase se dijo en Españoles en Finlandia, el grupo de Facebook en concreto, en un post sobre qué regalos eran muy finlandeses (y mucho finlandeses) poniéndolo casi al mismo nivel que algo con patrones marimekko o algo de la marca iitala.

Yo, que soy un fan de la sabiduría del conjunto (y de las cosas que aún no sé), me puse manos a la obra y es que es tan finlandés que la página de la wikipedia sobre Elovena está solo en ese idioma.

Elovena es la marca finlandesa de copos de avena, que es el desayuno más finlandés de todos. El llamado (y temido por muchos, al ser comido día tras día tras día hasta que a alguno – mayormente foráneaos en finlandia – la idea de la muerte le empieza a sonar casi bien).

Aunque, si quieres un regalo muy finlandés, puede no haber otro mejor.

Elovena
La imagen icónica de una caja o lata de Elovena Fuente (CC: by-nd)

¿Qué regalo de la lista te gusta o sorprende más? ¿Tienes alguna otra recomendación?



El Kekri finlandés: precusor de Halloween

Cuando se acerca la fecha de Halloween, solemos recordar en nuestra página de Facebook nuestro post titulado: Halloween en Finlandia – ¿existe?.

Ese post lo escribimos en su momento, tras asistir a nuestra priera fiesta de Halloween en Joensuu, Finlandia. Jóvenes y Erasmus, era una excusa igual de buena que cualquier otra para irnos a fiestar un poco más. Más tarde, claro y hablando con finlandeses y finlandesas (se dice finés o finlandés) parece que no era muy común lo de celebrar Halloween. Que lo que se celebraba tradicionalmente en Finlandia era – aparte del día de Todos los Santosel Kekri.

El Kekri
Dos «cabras de Kekri», de la que hablaremos más adelante

El Kekri: la primera pista

Fue Annukka, una finlandesa muy activa (y que ayuda muchísimo) en el grupo de Españoles en Finlandia en Facebook, la que gracias a un comentario en Facebook cuando hablamos sobre Halloween me puso en la pista del Kekri.

Sobre el Kekri no había oído hablar jamás, así que tomé mucho interés en sus palabras. Éstas fueron:

«hay una tradición para estas fechas en finlandia que se llama Kekri, casi desaparecido, creo que ahora se esta reviviendo y se celebra por ejemplo en Kajaani. Al principio se celebraba cualquier dia en otoño, a diferentes días en diferentes casas, en los 1800 se trasladó a dia de todos los santos en todo el país .

Se celebraba como el fin de año en agricultura, como el fin de todas las cosechas, no como el dia de los difuntos y después los mozos y mozas tenían una semana libre. Muchas de las tradiciones de kekri se han trasladado a navidad y año nuevo y ahora se celebra mas, casi totalmente, el Halloween irlandés al estilo americano y mucha gente no ha oido siquiera del antiguo kekri.

En kekri también se iban en grupos de puerta en puerta pidiendo comida y bebida, uno o dos del grupo iban disfrazados de una cabra terrorífica para «asustar «a los dueños de las casas para que dieran algo.»

Fiesta de Halloween en Finlandia
Unos estudiantes haciendo una fiesta de Halloween en Finlandia. Yo mismo tomé la foto.

Kekri: el precusor de Halloween en Finlandia

Tras investigar esta fecha, el mejor lugar para aprender de ella que encontré fue el Tumblr llamado «Lux Fennica». Éste es su post original, y estas un montón de fotos del Kekri.

Kekri(o Köyri, Keyri o Köyry – dependiendo de la zona de Finlandia) viene de la palabra proto-Fino-Ugárica kekraj, que significa a la vez “rueda” y “ciclo”. Según Annuka, es el precusor de la palabra «year» – año en inglés – así como «gear» – engranaje.

Parece ser que el Kekri era el día que marcaba el final de la época agricultora en Finlandia, por ese año, así como el día en el que se recogía el ganado y se ponía en los establos para pasar el invierno.

El Kekri también tenía algo de «todos los santos»: era el día entre el viejo y nuevo año en el que los espíritus de los ancestros venían a visitar sus antiguas casas. Además, este día – recordemos que esto es de hace muchísimo tiempo – era cuando se acababa un año y empezaba el siguiente. Los vivos hacían fiestas honrando a los muertos. En las islas británicas también lo celebraban y de allí pasó, con su nombre «all hallows eve» – halloween -, al continente americano.

Kekri también hace referencia al dios Kareliano (si te interesa, estos son los dioses y héroes de la mitología finlandesa que podemos encontrar en el Kalevala) que protegía el ganado y la fertilidad.

Kekri era un festival o festejo alegre, que incluía cantos, bailes, juegos y buen comer. Se invitaba a los familiares… a los vivos y a los muertos. Kekri era el único día del año en el que a los muertos se les permitía entrar en el mundo de los vivos. Era común dejar ofrendas en forma de comida para ellos en los bosques finlandeses cerca de los edificios (las cabañas finlandesas). Se pronunciaban hechizos y se leían las fortunas. Si la sauna estaba ya caliente, se les permitia entrar antes a los espíritus.

Fiesta de Kekri
Un grabado de una fiesta de Kekri, del siglo XVI, por Olaus Magnus.

Algunas fiestas también eran itinerantes por el poblado. Los jóvenes se irían vestidos de forma bizarra e irían de casa en casa. las ventimentas incluían cuernos, las vestimentas mal puestas y todo tipo de adornos colgantes. Se les llamaba los Kekripukki («la cabra de Kekri», así como Santa Claus era «la cabra de navidad») o Kekriätär (una figura de mujer Kekri vestida de blanco) que representaba a los muertos. Éstos personajes hacían su propia versión del «truco o trato», donde lo que pedían era comida.

Cabra de Kekri
Foto moderna de un traje de Kekri

El plato principal de la gastronomía finlandesa tomado ese día era cordero ahumado.

La tradición decía que, cuanto más borracho estuviera el padre (quizá este sea el origen de que, aún hoy, el alcohol sea la primera causa de muerte en Finlandia), mejor sería la cosecha de centeno y cebada. Por su parte, la madre de la familia permanecería sobria para asegurar que la mesa estuviera llena para ellos y para la cabra de Kekri y su acompañamiento, y que la sauna estuviera caliente para los ancestros.

Con el advenimiento de la religión ortodoxa y luterana, Kekri empezó a juntarse con el día de Todos los Santos como día dedicado a los muertos y Kekri se fue al día 31 de Octubre. El último día en el que se celebró oficialmente fue en 1954, en Kokemäki, y luego sólo se celebró el día de Todos los Santos y, últimamente, algo de Halloween.

Todos los santos en Finlandia
Un día de Todos los Santos en Finlandia. En el cementerio y con velas.

El Kekri influenció algunos símbolos de la navidad en Finlandia y el año nuevo en Finlandia. Con la cristiandad – en el siglo XII cuando llegó a Finlandia – el año nuevo se pasó a Enero y la cabra de Kekri (Kekripukki) pasó a ser la Cabra de Navidad (Joulupukki – nuestro querido Papá Noel. Algunas tradiciones del Kekri, como el leer la fortuna del nuevo año con herraduras de hierro y algunas comidas de la cena de navidad finlandesa – han continuado en estas fechas.

¿Qué te parece el Kekri, el precusor de Halloween en Finlandia? ¿Crees que asusta el Kekripukki más que los monstros de Halloween?



Calzado de andar por casa en Finlandia: Reino

Ya sabemos que los finlandeses se quitan el calzado al entrar en las casas. Eso ayuda a que la nieve que se cuela por los recovecos de las zapatillas o zapatos no se derrita dentro de las casas y así no se quede todo encharcado y sucio. También lo han convertido en hábito, así que aunque no haya nieve, se sienten más cómodos sin llevar calzado de calle cuando están en algún lugar. Pero eso no quiere decir que vayan a pie descubierto o con calcetines (por cierto, para el frío son mejores los calcetines térmicos o los de lana?)solamente: también usan zapatillas de andar por casa o pantuflas.

Quitarse los zapatos al entrar en las casas
Los zapatos se quedan a la entrada de la casa.

Los suelos fríos y las zapatillas de andar por casa

Quitarse los zapatos es la costumbre finlandesa. Pero cualquiera que se haya quitado los zapatos en una época que no sea el verano en Finlandia sabe que se le pueden quedar a uno rápidamente los pies fríos.

Para evitar eso hay muchas cosas que se pueden hacer: tener la casa llena de alfombras o con moqueta, o ponerse unos calcetines gruesos de lana sobre los calcetines que se lleven y así tener los pies más calientes. También uno puede ponerse otro par de zapatos dejando (eso es lo que hacía yo en Finlandia: como en España no hay tradición de quitarse los zapatos, simplemente me volvía a poner otros diferentes mientras la nieve se derretía de los que llevaba). O se pueden poner uno unas pantuflas (algo que por cierto no añadí a la lista de ropa recomendada para llevar a Finlandia).

También está la versión «business«, que es el ponerse unas sandalias de cuero con calcetines. Algo que pude ver muchas veces en Finlandia por ejemplo cuando iba a la universidad y veía a algunos profesores: se quitaban los zapatos de calle y se ponían las sandalias con los calcetines. Un «no-go» en España que es aceptado como formal en el Norte.

Sandalias con calcetines blancos
Sandalias con calcetines blancos. Que Dios nos coja confesados. Fuente (CC: by-sa)

En cualquier caso, «ande yo caliente y ríase la gente». Estar frío en invierno es lo peor que le puede pasar a uno. Y un invierno de -32 grados fuera no es algo a tomar a la ligera.

La alternativa hipster finlandesa para el calzado de andar por casa

Reino es la marca que a día de hoy está en lo alto de este interesante mercado de zapatos para andar por casa. Es la elección de los modernos de Finlandia (si quieres saber más, Kallio es el barrio hipster de la capital de Finlandia).

Producidas desde 1932 en Tampere, y manteniendo su estilo original desde entonces, la marca de zapatillas de andar por casa Reino ha resistido a guerras, depresiones, crisis y globalización hasta llegar al día de hoy.

Llegaron a llevar su producción a países del tercer mundo para abaratar costes pero un día su dirección decidió vender la empresa por las bajas ventas y se la vendió a los trabajadores, que restauraron las máquinas y reanudaron la producción en Finlandia.

Ahora, esta marca ha resurgido como icono hipster para los pies finlandeses de andar por casa. Me imagino que su look a abuelete, sentado en el sofá con bata, pipa humeante y periódico, ha tenido mucho que ver en su éxito. Las podrás encontrar en muchas tiendas de Helsinki sobre todo y de Finlandia en general. Tienen esta pinta.

Pantulfas marca Reino, de Finlandia
Estar en casa no quiere decir no ir elegante. Ya no. Fuente (CC: by)

Esta es su tienda online, por si quieres unirte a llevar unas zapatillas de andar por casa que parecen decir «casero, pero elegante». Llevadas de forma totalmente irónica.

Su popularidad en el país es tan palpable que hasta la marca de cervezas finlandesas Olvi sacó una edición de sus cervezas en la que pusieron a sus latas el patrón de cuadros clásico de las zapatillas Reino y la llamaron «Olvi Reino». Puedes verlo en este enlace. Clásico y duradero.

¿Qué te pones tú para andar por casa? ¿Conocías la marca Reino?



Museo Ateneum de Helsinki: arte Finlandés

Si quires ver arte en Finlandia, el Museo Ateneum de Helsinki es tu lugar. ¿Por qué? Porque tiene la mayor colección de arte del país.

Fachada del Museo Ateneum de Helsinki
La fachada del museo. Fuente (CC: by).

El Ateneum: dirección y horas de apertura

Hace poco hablamos del Kiasma, el Museo de Arte Moderno de la capital de Finlandia. Como el post gustó, me he decidido por hablar de otro de los museos. Y entre los más insignes está el Ateneum, ya que está lleno de arte finlandés. Estos dos museos, junto al Museo de arte Sinebrychoff forman la Galería Nacional de Finlandia.

El Ateneum encuentra localizado en la acera de enfrente de la estación de tren de Helsinki, justo en el centro. La dirección es Kaivokatu 2: si has llegado desde el aeropuerto al centro en autobús, éste te deja prácticamente frente al museo.

Este no es uno de los museos gratuitos de Helsinki (como sí lo son los que sugerimos en el post sobre qué hacer en Helsinki). El precio de la entrada es de 13 € para adultos y gratis para menores de 18. Entre el 2 y el 17 de Junio hay un precio especial de 9 € (al menos este año 2015: si lees este post en el futuro mira los precios del Ateneum aquí).

En cuanto a los horarios de apertura, cuándo está abierto el Ateneum, es: Lunes cerrado, Martes y viernes de 10 a 18h, los miércoles y jueves de 10 a 20h y los sábados y domingos de 10 a 17h.

Algo que hay que saber: la tercera planta del museo está cerrada por renovaciones y se prevée que se vuelva a abrir en Septiembre de 2015.

Museo Ateneum, frente a la estación de Tren
El clasicismo del Ateneum se nota también en la fachada del museo, siendo un edificio terminado en 1887.

La colección del Museo Ateneum

La colección del Ateneum tiene muchísimo arte finlandés, con unas 20.000 piezas. Es el lugar al que ir si quieres conocer el arte finlandés que se realizó entre el siglo XVIII (cuando todavía Finlandia era parte de Suecia) hasta mediados del siglo XX (hasta algo después de que Finlandia dejara de ser parte de Rusia y pasadas las guerras). Para arte más contemporáneo, por tanto, está el Kiasma.

Tiene, como cualquier museo, exhibiciones que van cambiando y una colección permanente de piezas que van desde retratos rococó los años de 1750 hasta arte experimental finlandés de mediados del siglo pasado. Puedes ver algunos de estos trabajos en un apartado que te dejaos más abajo en este post. Esta colección, la cual en parte solía estar en la tercera planta (la que están renovando) está en exhibición ahora en tres salas de la planta baja.

Un cuadro de arte finlandés
«La leyenda de Aino» es el título de este cuadro. Inspirado, por supuesto en el Kalevala y la mitología finlandesa. Fuente (CC: by)

Las exhibiciones cambiantes están en la planta baja y en parte de la segunda planta. Por ejemplo, las (si lees este post en el futuro puedes ver las exhibiciones actuales aquí).

La colección del Museo Ateneum tiene tamién más de 600 piezas de artistas internacionales, siendo quizá la más interesante la Calle en Auvers-sur-Oise, pintado en 1890 por Vincent Van Gogh (y que hizo que este museo finlandés fuera el primero en el mundo en poseer un Van Gogh.

Visita online el Ateneum, hoy

El Instituto Cultural de Google (Google Cultural Institute) tiene 55 obras del museo en alta resolución, con explicaciones de los cuadros. Siguiendo este enlace se puede ir a la colección.

También la web de la Galería Nacional de Finlandia (sección Ateneum) pueden verse todas las piezas de la colección. Por si vas viajar a Finlandia en un futuro lejano y te apetece conocer más hoy mismo.

Maxim Gorky visitando el Ateneum

Maxim Gorky visitando, en persona y no online, el Museo de arte Ateneum de Helsinki, en torno al año 1906. Fuente (CC: by)

Igualmente, no todas las obras están en el Ateneum todo el tiempo: sus piezas se suelen prestar a otros museos en Finlandia y fuera de ella, y por eso la colección varía ligeramente siempre. Si hay alguna pieza de arte que quieres ver en directo, usa la búsqueda en la parte superior derecha de la página del museo y si no está, siempre puedes usar el enlace anterior para verlo o planear tu viaje otro día.

¿Has ido al Ateneum? ¿Qué es lo que más te gusta del arte finlandés?