Pamela Anderson en Finlandia

Vaya con la noticia que he encontrado en ElPais.com:

Pamela Anderson, cuyo bisabuelo era finlandés, ha visitado Finlandia estos días con su padre para redescubrir sus raíces. Durante el viaje, la vigilante de la playa llegó a la conclusión de que quería homenajear al país de sus orígenes. Y qué mejor manera de hacerlo que ponerle el nombre de una de sus regiones a un nuevo negocio. Anderson planea abrir una cadena de clubs de striptease bajo el nombre de Lapland.

“Nuestra herencia está aquí. Mi padre y yo estamos encantados. Hemos tomado un montón de saunas. En el viaje, pensé que quería celebrar mi ascendencia finlandesa en casa. ¡Voy a estudiar la apertura de una cadena de clubs de streptease y la llamaré Lapland!”, ha escrito en su página web.

La de cosas que tiene que hacer uno para no caer en el olvido. Pero ya puestos, podría haber usado su cuerpo, como siempre, porque la idea de llamar a una cadena de clubs de streptease como su tierra de ascendencia no parece muy cabal. Como comentan en TotumRevoltum, ¿la especialidad de baile en esos clubs será el Lapdance?


Pamela llegando en Finlandia

No sólo eso relaciona últimamente a Pamela con Finlandia, porque también (en su faceta de activista en pos de los derechos de los animales. Otra de las grandes ideas de sus asesores de imagen junto con la mencionada antes) envió una carta a la presidenta Tarja Halonen pidiéndole que acabase con la cría de animales para obtener sus pieles. En palabras textuales, “Estoy orgullosa de mis raíces finlandesas, pero me decepciona saber que en ese país son sacrificados mas zorros que en cualquier otro país en el mundo. Finlandia ya debe entrar al siglo XXI y acabar con la cría de animales para la obtención de pieles”.

A lo que Tarja respondió que es al gobierno de Finlandia quien le corresponden las decisiones sobre la producción de pieles y animales. Pero que gracias.

Ains, Pamela, Pamela… una chica medio finlandesa. O un cuarto.