Joulupukki: de “cabra de Navidad” a Papá Noel

Por suerte, sobre el tema de las navidades y el fin de año en Finlandia no está aún todo dicho. Se puede hacer algún tipo de investigación y traer cosas nuevas a todo aquello que ya hemos contado por aquí.

Efectivamente, me topé el otro día con la definicón de Joulupukki (verlo aquí en ingés) de la Wikipedia, contraponiendo otro punto de vista a lo que ya contamos por aquí: que Joulupukki es un viejo verde.

Joulupukki

La etimología de la palabra Joulupukki

En este caso, volvemos a la misma palabra: Joulupukki. Joulu sigue siendo Navidad, aunque esta vez nos centramos en el “Pukki”. En el post anterior, comentábamos que era “alguien sexualmente activo” y que Joulupukki ya varias décadas en el pasado lo que traía a las gentes era la fertilidad.

En esta ocasión, lo que resaltamos de pukki es que significa “macho cabrío”. Según parece, la “La cabra de Navidad” es un símbolo antiguo de las navidades de Finlandia.

Una tradición pagana solía hacer fiestas para alejar a los malos espíritus. En Finlandia, estos espíritus de la oscuridad vestían pieles de cabra y cuernos. Al principio Joulupukki no daba regalos, sino que los demandaba. La cabra de la navidad era una criatura horrible que asustaba a los niños.

De cómo la cabra de Navidad se convirtió en Papá Noel

Es, por tanto, un misterio cómo este personaje se transformó en el benevolente Santa Claus. Hoy en día, su única característica que permanece es el nombre. El proceso fue probablemente contínuo, una amalgama de muchas tradiciones y creencias populares de varias fuentes. Se puede hablar, por tanto, de una tradición pagana que consta de muchos roles parcialmente cristianos y parcialmente paganos: un santo de barba blanca, el demonio, gnomos… Hoy en día el Joulupukki finlandés casi coincide con el Santa Claus americano, salvo que su versión finlandesa da los regalos en mano, y vive en otra localización.

Una cabra navideña. Esta parece inofensiva.
La cabra de navidad. Fuente (CC:by)