Catedral de Helsinki: la blanca catedral luterana

Decíamos cuando hablábamos del parlamento de Filandia que la blanca Catedral de Helsinki es quizá la imagen más representativa de la capital de Finlandia, la que todo el mundo tiene en mente cuando cierra los ojos y piensa en Helsinki (quizá junto con los gigantes de la estación de tren de Helsinki).

Y es así para mí y para muchos otros a los que he preguntado, desde luego.

Catedral blanca de Helsinki

La catedral blanca de Helsinki

Desde el año 1852, cuando se terminó la construcción de la Catedral de Helsinki, esta se encuentra en la céntrica plaza del senado (mapa).

Su construcción fue un tributo al Zar Nicolás I de Rusia, por entonces dueño y señor de Finlandia al ser esta parte de Rusia (en concreto, era el “Gran Ducado de Finlandia”), y el encargado de diseñar tan magna pieza fue Carl Ludvig Engel, que se basó en la icónica catedral de San Isaac de San Petesburgo como modelo (frente a la cual pasasmos varias veces en nuestro viaje a Rusia). Esta:

Catedral de San Isaac
Esta catedral sirvió de modelo para la de Helsinki.

Ya que fue un tributo al Zar, la catedral de Helsinki se llamó antes de la independencia de Rusia “Catedral de San Nicolás”. El arquitecto que sucedió a Engel, llamado Lohrmann, le puso cuatro pequeñas cùpulas que le hacen parecerse aún más a la Catedral de San Petesburgo.

El estilo de la catedral blanca es neoclásico y tiene como plano una cruz griega (los cuatro brazos de la cruz son de idéntica longitud). A día de hoy se siguen celebrando misas y bodas en ella, y frente a ella en la plaza del Senado se suelen dar muchos eventos y manifestaciones.

Que yo sepa no se han dado aquí todavía ninguna de las misas de heavy metal de Finlandia.

Columnas de la catedral de Helsinki

Escaleras de la Catedral blanca de Helsinki
Yo, subiendo por las escaleras de la catedral.

La catedral de Helsinki

Hace poco, re-viendo fotos de Finlandia me encontré con unas cuantas de la catedral de Helsinki por dentro, algo que no todo el mundo llega a ver bien por falta de tiempo, de ganas de subir todos los escalones, o bien por no estar interesados en la religión luterana.

Ese fue el motivo de que recordara que todavía no había puesto un post sobre esta catedral – a diferencia de otra iglesia famosa de Helsinki, la iglesia de la roca o Temppeliaukio – y que quizá por dentro no la haya visto todo el mundo, me animé a hacer este post.

Lo más interesante de la catedral blanca de Helsinki es que no tiene decoración casi, siguiendo la estela luterana de no venerar imágenes y rechazar la mediación de santos y vírgenes. Esto diferencia a las catedrales luteranas de las catedrales que nos podemos encontrar en países como España o Italia, mucho más ricas en ornamentos, decoración e historia.

Altar de la catedral de Helsinki
El altar de la catedral no tiene casi nada.

Catedral de Helsinki por dentro
Dentro de la Catedral Blanca: ni nada ni nadie.

En cualquier caso, visita obligada para todos los que pasen por Helsinki. Si quieres más ideas para tu visita, el post de qué ver en Helsinki te será de gran ayuda.

¿Es para ti la catedral de Helsinki en lo primero que piensas cuando piensas en Helsinki? ¿En qué piensas primero si no?