En el Erasmus, ¿se engorda o se adelgaza?

hacer más Tortillas de patata durante el erasmus que en España es un clásico.
La tortilla de patatas es un clásico de los Erasmus españoles, y con calorías para dar y tomar.

Una diferencia fundamental entre los Erasmus españoles comparados con los de otros lugares es que, en su mayoría, los españoles seguían viviendo en casa con sus padres; mientras que por otro lado y por regla general, los Erasmus de otros países estaban ya emancipados. El rango normal de edades para todos los estudiantes internacionales de Joensuu era 21-24 años.

Digo esto por una sencilla razón: los Erasmus de otros países quizá sabían cocinar más que nosotros los españoles. A título personal, tengo que agradecer a Miguel, que era un profesional de los fogones y muchas noches intercambiaba con él comida por limpieza ¡Gracias! La parte de comer en la universidad la traté ya en esta guía de dónde comer en las universidades de Joensuu.

Todo esto, el no saber cocinar bien, parece ser un ingrediente fundamental en el asunto que tratamos en este post. En el Erasmus ¿se adelgaza o se engorda? Yo recuerdo, y he comentado de pasada en algún momento en el blog, que lo que la mayoría de la gente con la que hablé de este tema me dijo que había engordado durante el Erasmus. Yo me quedé como estaba, por suerte, pero algunos que no sabían tampoco cocinar demasiado bien preferían pasar algo de hambre antes que acercarse a la cocina y ponerse a ello.

Pero más allá de las opiniones Juho, que hace poco nos contó su experiencia siendo Erasmus finlandés en España, ha sido metódico y ha hecho un estudio sobre el cambio en el peso de los Erasmus en Joensuu este año. En este gráfico se resumen los resultados.

resultados gráficos sobre engordar o adelgazar en el erasmus
Leyenda- azul: no sabe si perdió peso; amarillo: ganó peso; verde: perdió peso; azul claro: igual que antes del Erasmus. La figura 1 abarca todos los entrevistados, la figura 2 sólo los hombres y la figura 3 sólo las mujeres.

Se le pidió participar a 196 personas, de las cuales 86 respondieron. En la encuesta las preguntas eran: Sexo del participante, Cómo el erasmus afectó a tu peso (con las cuatro opciones del gráfico) y una pregunta abierta sobre las razones que les habían llevado al cambio de peso.

54% de los estudiantes ganaron peso, 28% lo perdieron, 3% no lo sabían y el 15% mantuvieron su peso. Yendo a los sexos, las mujeres ganaron peso en un 70%, mientras que 31% de los hombres lo ganaron. En los hombres el grupo más grande fue el que perdió peso (37%), mientras que esta pérdida de peso le ocurrió al 28% de las mujeres. El 26% de los varones y el 6% de las mujeres se mantuvieron en su peso.

Las razones dadas por las 70 personas que respondieron fueron las siguientes. Para el aumento de peso la principal razón fue el no comer sano y el comer demasiados dulces, y la segunda razón el alcohol. Mucha gente le echó la culpa al frío también.

En cuanto a las pérdidas de peso los estudiantes señalaron a los deportes (el ir en bicicleta a todas partes) y a la comida sana. Una de razones que fueron usadas tanto por los que ganaron peso como por los que lo perdieron fue la comida de las universidades. Otras razones dadas en ambos sentidos fueron marginales.

¿Qué me decís vosotros, lectores del blog que estuvisteis de Erasmus? ¿Ganasteis peso o lo perdisteis? ¿Y recordáis el por qué? A ver si podemos añadir algo más al estudio de Juho.