El día uno de octubre por la tarde no tenía nada que hacer por ser sábado, y a Miguel y a mí se nos ocurrió presentarnos en el campo del Jippo Joensuu, el equipo de fútbol local. Yo esperaba que no fuera muy caro, y después de todo tampoco lo era. El Jippo Joensuu está en segunda división (Finandesa, ejem) y no parece mucho más popular que, por ejemplo, el…