- Big In Finland - https://www.biginfinland.com -

Kuksa: la taza tradicional de madera de Finlandia

Finlandia es un país que tiene gran apego a la naturaleza. Su gran extensión unida a su baja densidad de población hace que el campo abierto sea omnipresente en todo el país y que sus ciudades también tengan grandes extensiones de verde dentro de las mismas. Por eso no nos sorprende este elemento que suele estar en la mochila de todos los que salen a pasear por el bosque. Y es la Kuksa, la tradicional taza de madera finlandesa.

Kuksa, taza de madera de Finlandia
Una kuksa con detalle de cuerno de reno en el asa. Fuente CC: (by-sa) [1]

¿Qué es la Kuksa?

La tradicional Kuksa (en idioma lapón o sami [2]Guksi” y en sueco, el otro idioma de Finlandia [3]Kåsa“) es un cuenco o taza de madera de abedul tallada a mano por el pueblo sami. Tiene forma redonda y un asa también tallada para poder cogerla o atarla a la mochila. Esta taza es un buen compañero del senderista finlandés, junto con el cuchillo finlandés Puukko. [4]

Para hacer una Kuksa se necesita una lupia? o lobanillo de abedul (ese árbol cuyas ramas se usan para azotarse en la sauna finlandesa [5]). La lupia es un nudo o deformación con forma redonda que se forma a veces en el tronco o las ramas de un árbol. Estas deformaciones son usadas por los talladores madereros por dar lugar a patrones y grano de la madera muy bonitos y especiales.

Las tazas tradicionales están hechas por los Sami y se pueden reconocer por la etiqueta “Duodji” – la palabra Sami para “artesanal”. Por supuesto se pueden adquirir también, debido a su popularidad, de otros tipos de árboles más baratos y sin ser artesanales Sami.

tienda de Souvenirs en Finlandia
Una tienda de souvenirs con varias Kuksa listas para comprar. Fuente (CC: by-sa) [6]

Las características de una taza de madera Kuksa

Normalmente una de estas tazas tan finlandesas pesa entre 150 y 200 gramos, y mide unos 15cm si contamos el asa (9 cm de diámetro si no). Al ser su tamaño tan grande suelen llevarse en la parte exterior de la mochila con un arnés o cordón. La cantidad de líquido que una de estas tazas puede contener es de unos 20 cl, menos de lo que contiene, por ejemplo, una lata de refresco.

Si la comparamos con tazas de otros materiales como aluminio, acero inoxidable o titanio, estos materiales son mucho más ligeros y las tazas pueden contener más líquido utilizando a la vez menos espacio dentro de una mochila. En el apartado limpieza – más adelante hablaremos de ello – también ganan estos materiales.

Kuksa con arnés
Véase el arnés para llevar la taza fuera de la mochila. Fuente (CC: by) [7]

Entonces, ¿hay alguna ventaja? Sí, hay dos muy claras. Al ser la madera, el cual no es un material que conduzca bien la temperatura, al usarla el líquido conservará su temperatura mucho más tiempo que utilizando tazas de senderismo de otros materiales. Al ser Finlandia un país con temperaturas tan extremas [8] es de agradecer un material que conservará el café finlandés [9] a una temperatura alta más tiempo.

La segunda ventaja es sentimental. Por un lado la taza es artesanal, lo que hace que no haya dos tazas realmente iguales. La segunda, al no lavarse la taza con jabón, hace que lo que cada persona bebe en ella impregne la madera, añadiendo con el tiempo notas únicas a lo que bebe su dueño o dueña en dicha taza. Dos senderistas que van con sus Kuksa y beban el mismo agua tendrán dos experiencias totalmente distintas.

Además siempre queda estupenda en las fotos. Véase por ejemplo la que pusimos en nuestro instagram [10].

Aunque, claro, no hace falta usarla para beber. Para comer es también posible.

Taza de madera Finlandesa
Quesos, nueces… la esta taza finlandesa de madera puede contener lo que quieras. Fuente (CC: by-sa) [11]

Mantenimiento

¿Realmente la taza no se lava? Correcto. Para mantener la taza – que bien mantenida puede durar toda una vida – lo recomendable es lavarla con agua solamente y secarla inmediatamente con un trapo. El jabón inerferiría con la madera y dejaría su propio sabor – algo que la mayoría de nosotros preferiríamos no tener en nuestras tazas.

Las Kuksa se venden normalmente tras ser hervidas en sal, para que las fibras cojan humedad y no haya grietas una vez se pongan en uso. De ahí en adelante, a tratarla con cuidado y como se indica en el párrafo anterior.

Bebiendo de una Kuksa. Fuente (CC: by-sa) [10]

¡Quiero comprar una!

El mejor sitio para comprar una de estas tazas muy finlandesas – con perdón de las tazas Arabia [12] de los Moomin [13] – es efectivamente en Laponia [14] y hechas por los sami. Además de promocionar la economía local se ayuda a que los artesanos defiendan sus labores ancestrales. En Rovaniemi, la capital de Laponia [15], se pueden encontrar muchas de estas tazas.

Pero no es el único lugar. En las tiendas de souvenirs por todo el país no es raro encontrar estas tazas. Igualmente, la tienda del Aeropuerto de Helsinki – Vantaa [16], el lugar por donde entran – y salen – la mayoría de los turistas, también se pueden encontrar.

Si de momento por culpa del Coronavirus no puedes ir a Finlandia siempre puedes comprar alguna en Amazon o Etsy. Estupenda para amigos a los que le guste el senderismo y el trecking… o para uno mismo. Seguramente añadamos la Kuksa al siguiente post sobre regalos de Navidad muy finlandeses [17]. Porque lo es.

Y tú ¿conocías la Kuksa? ¿Te gustaría tener una? Dinos en los comentarios.

[18] [19] [20]