- Big In Finland - http://www.biginfinland.com -

El movimiento de Finización (fennómano)

“Suecos ya no somos
en rusos no queremos convertirnos
dejadnos por tanto ser finlandeses!”

Adolf Ivar Arwidsson, escribió estos versos en sueco, y los cuales se convirtieron en el lema de la finización.

Qué es la finización – movimiento fennómano

Hay dos maneras de llamar al movimiento del siglo XIX que quiso mejorar el estátus del finés [1] en el Finlandia. Por un lado, finización – aunque este término se usa sobre todo designar al cambio masivo de apellidos de origen sueco a finés durante ese periodo. Por otro lado “movimiento fiennómano”, término más amplio, se refiere siempre a este caso.

Finización se usa por similitud con otros nombres parecidos. Por ejemplo, en el mismo siglo y lugar, los rusos querían – al ser Finlandia propiedad de Rusia – que el idioma principal de las administraciones fuera el ruso, así como integrar más Finlandia en toda la cultura rusa. En este post hablaremos de finización como de movimiento fennómano indistintamente.

En finés, el término es Suomettuminen Fennomania como traducción de movimiento fennómano, y Nimien suomalaistaminen como traducción de finización.

Los años de la finización

En el siglo XIX, un filósofo finlandés llamado Johan Vilhelm Snellman, junto con otros intelectuales empezaron a hablar a favor de la mejora del estátus de la lengua finlandesa en el país. El primer libro en finlandés fue el Abckiria, un libro cuya intención era enseñar la base para leer y escribir (contenía el alfabeto, algunos ejercicios de deletreo, y un catecismo) que Mikael Agricola [2], finlandés secretario de Lutero e introductor del protestantismo en los países nórdicos, escribió en el siglo XVI.

Una estatua de Mikael Agricola
Mikael Agricola, portando en su mano el ABCkiria. Fuente [3].

Prácticamente desde los días de Mikael Agricola, el finés escrito se había usado solo en contextos religiosos. En un siglo en el que los rusos intentaban Rusificar Finlandia (recordemos que Finlandia en el siglo XIX era parte de Rusia), las ideas nacionalistas de tener el finlandés como una lengua nacional e institucional ganaron adeptos.

Los finlandeses que más contribuyeron a este movimiento – además del ya mencionado Snellman – fueron Elias Lönnrot, el autor del Kalevala [4], y Aleksis Kivi [5]. Estos autores finlandeses contribuyeron a la modernización de la lengua a través de sus obras. En el caso de Lönnrot, además de compilar el Kalevala, fue árbitro en la elección del vocabulario final entre los dialectos del este y del oeste del Finlandia. Se aseguró asi que los dialectos del oeste que Agricola favoreció tuvieran un rol prominente, mientras que muchas palabras dialécticas del este se introdujeron para enriquecer el lenguaje. Kivi por su parte escribió la primera novela en finlandés: Siete Hermanos.

El padre de la finización: Snellman
La estatua de Snellman, uno de los principales padres de la finización, junto a la catedral de Helsinki. Fuente [6].

El sueco y el finés, desde entonces hasta ahora

Durante este periodo de finización, la clase suecoparlante dominante se dividió en dos. Aquellos que apoyaban la finización e hicieron un esfuerzo para aprender y usar el finés tanto en su vida pública como privada, y unieron sus voces a los de los fennómanos. Por otro lado, otras muchas familias poderosas de origen sueco se oponían a perder su estátus preferente y este conflicto por la lengua escaló todos los estratos sociales.

En números, en 1809 el sueco era hablado por el 20% de los finlandeses y el 80% de los ciudadanos de Helsinki, y 80 años después pasó a ser la lengua materna del 85% de la población del país.

También en estos años muchos finlandeses cambiaron su apellido, haciéndolo finlandés, como comentamos en el post de “apellidos finlandeses [7]“. El propio Aleksis Kivi nació como Aleksis Stenvall, y muchos finlandeses con apellido de origen sueco – antes de ser rusa, Finlandia era una parte de Suecia – “finlandizaron” su apellido. Como contábamos en ese post, los apellidos finizados surgieron añadiendo -o/ö y -nen a apellidos extranjeros, y también a través de traducciones directas de nombres suecos.

A finales del siglo XIX la lengua finlndesa era ya el idioma principal de la administración, de los medios escritos, la literatura y las ciencias junto con el Sueco, y el fin del conflicto entre lenguas – porque no fue un movimiento exento de polémica – terminó en los años 20 y 30 del pasado siglo.

Precisamente respecto al sueco sigue habiendo hoy en día un debate público sobre el estátus administrativo del sueco, y hasta qué punto el conocimiento del sueco es un pre-requisito para acceder a determinados puestos laborales. Algo así pudimos ver en este blog, en los comentarios del post de “Suecoparlantes de Finlandia [8]“.

¿Qué opinas del conflicto entre lenguas en Finlandia? Yo sé que el Sueco es apreciado en muchos lugares todavía, siendo los estudios superiores de sueco una de las carreras más solicitadas – yo conocí a muchos estudiantes de sueco cuando estuve en Joensuu.