Suomenlinna, la isla-fortaleza de Helsinki

Una de las visitas obligatorias para cualquiera que haga un viaja a Helsinki es Suomenlinna.

Su nombre finés es la composición de dos palabras. Suomen, que significa “finlandés” y linna = castillo. Y es precisamente esto lo que nos encontramos en esta isla: una antigua fortificación de defensa de la ciudad de Helsinki, y un lugar que fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Suomenlinna
La fortaleza de Suomenlinna desde el aire. Fuente: Wikipedia.

La historia de Suomenlinna

Hay algunos que llaman a Suomenlinna “la Gibraltar del norte”, ya que es un lugar estratégico de defensa. La construcción de fortificaciones en la isla – mejor dicho, conjunto de islas unidas las unas a las otras por puentes – la llevaron a cabo los suecos, cuando Finlandia era parte de Suecia, en 1748. La fortaleza es una red irregular de bastiones construido sobre un cúmulo de islotes.

Su objetivo era la protección contra el expansionismo ruso, como base para la flota del archipiélago y como polvorín de la armada naval. Había también fortificaciones en la costa de Helsinki, para asegurarse de que no pudiera haber ningún desembarco de tropas. No obstante, los rusos finalmente conquistaron Finlandia y la fortaleza se rindió en 1808.

Tras la independencia de Finlandia, Suomenlinna fue el hogar de un regimiento de artillería y una base de submarinos, y un astillero. Tras la guerra civil finlandesa (véase el post sobre Mannerheim), las islas sirvieron como prisión para unos 8,000 derrotados.

Caminando por Suomenlinna
Caminando entre los edificios de dentro de la fortaleza. Esta y el resto de fotos del post son de felibrilu.

Edificio dentro de la fortaleza

Suomenlinna en la actualidad

Suomenlinna es un distrito de la ciudad de Helsinki, y unas 800 personas residen permanentemente allí. La fortaleza es propiedad del gobierno finlandés, y es regida por el Cuerpo Regidor de Suomenlinna, una agencia que depende del ministerio de Educación y Cultura. Todo el complejo es civil desde 1973, salvo la isla Pikku Mustasaari que contiene la Academia Naval.

Los edificios son antiguos, y los internos de la prisión de mínima seguridad de Suomenlinna son los encargados de sus renovaciones, bajo la dirección de expertos. Por su antigüedad e historia, Suomenlinna es una de las atracciones turísticas más importantes de Helsinki. A todos aquellos que se pregunten qué ver en Helsinki, sin duda no se sentirán defraudados. Cerca de 713.000 personas cada año no pueden estar equivocadas.

La academia naval de la isla
La academia naval.

La casa de uno de los habitantes permanentes de las islas
Casa de uno de los residentes permanentes de las islas.

Para los locales es también un buen lugar para pasar el día, siendo el espacio elegido de muchos para hacer picnick en verano. También hay museos avant-garde, estudios de artistas, un popular teatro y se puede visitar el Vesikko, el último submarino finlandés que se conserva. Tienen también un estudio donde han grabado temas, entre otros, Franz Ferdinand.

La isla es también un lugar magnífico para ver toda la costa de Helsinki desde un solo lugar. Se puede llegar a ella a través de Ferry, el cual pertenece a la red de transportes metropolitanos de Helsinki.

¿La has visitado? ¿Qué te pareció?