Salmiakki – regaliz salado finlandés

Tal y como prometí cuando hablé sobre los caramelos sisu, voy a hablar sobre un elemento muy finlandés en cuanto a chucherías: el Salmiakki.

Qué es el Salmiakki

Gracias a la Wikipedia me entero de que no solamente es finlandés, sino muy popular en todos los paises nórdicos. Propiamente no es una chuchería, porque no es dulce, sino es un tipo de regaliz salado. Sus ingredientes principales son la raíz de regaliz y el clorhídrico amónico (?). De hecho, la palabra salmiak(ki) viene del nombre que en latín tenía el clorhídrico amónico, sal amoníaca.

Es mi Salmiakki y me lo llevo
Al rico salmiakki

El sabor del Salmiakki, el regaliz salado finlandés

El sabor del Salmiakki es… realmente indescriptible. Lo suyo es que todo el mundo lo pruebe y decida por sí mismo si le gusta o no, ya que a la mayoría de los no finlandeses no les suele entusiasmar. A mí personalmente sí que me gusta (prueba de eso es que tengo los caramelos en España): este regaliz salado tiene también un pequeño punto picante que le da intensidad y un sabor propio.

Hace poco, Fazer sacó un helado de salmiakki e hizo un anuncio que precisamente mostraba esto: que si le das salmiakki a quien no es finlandés (o nórdico) no le va a gustar, pero que si se lo das a un finlandés estarán encantados con el helado y se lo comerán con muchísimo gusto.

La otra variante más conocida del salmiakki es en el vodka. El koskenkorva salmiakki es más denso que el vodka normal y no es buena idea mezclarlo con otra cosa, ya que parece que quedaría como todos nos imaginamos la leyenda del Baileys y la Coca-Cola. Miguel y yo lo probamos la noche en la que Lordi ganó Eurovisión, con resultado dispar: a mí sí me gustó y a Miguel no. No es para todos los gustos.

¿Has probado esta delicia nórdica y finlandesa? ¿Cuál es tu opinión?

Entradas relacionadas