Salir de España es hacer tortilla de patatas

Todo el que alguna vez haya dejado España para irse a otro país, ya sea de Erasmus o de Leonardo se habrá dado cuenta de que, como dice el título, de repente se ve haciendo tortilla de patatas a un ritmo 10 veces superior del que lo haría en España.

Las corridor parties o fiestas de pasillo tienen una variante que empieza en cena. Normalmente, y dado que en los pasillos (en Joensuu esto pasaba sobre todo en los pisos de Länsikatu). Los franceses se curran unas crèpes, los japoneses sushi y los españoles… tortilla de patatas.

No sólo eso, sino que cuando se recibía alguna visita (internacional) en casa, prácticamente era una obligación ponerse a hacer una tortilla. De hecho creo que jamás he hecho una tortilla española dentro de las fronteras y más de 30 fuera.

Cortando una tortilla de patatas
Tortilla made in Joensuu. Miguel la está cortando. Ah, esos sábados de comidas acompañados de sauna… ¡cómo los echo de menos!

¿Es realmente el realmente el plato típico español a exportar? ¿Es que es tan sencilla de hacer que hasta un Erasmus sabría hacerla (¡rápido!, ¡buscadme a un Erasmus!)? Eso me parece a mí, porque cada persona que conoces que hace tortilla de patatas hace “la mejor tortilla de patatas de España”.

¿A vosotros os pasa lo mismo?

Ahh, la patata, ese elemento tan adorado en Finlandia.