Renos: los animales del norte de Finlandia

Cuando pensamos en animales finlandeses nos viene a la cabeza el oso, los alces con su famosa señal de “cuidado, alces” y, desde luego, los renos

El animal que se usa como símbolo nacional de Finlandia es el cisne. Tanto, que está presente en la moneda de 1€ de Finlandia, pero el reno es el animal que está en el corazón de los habitantes del norte de Finlandia, y es considerado un manjar en las mesas del país. Este post trata sobre este magnífico animal: el reno.

Un reno finlandés
Un reno. Fuente.

Los renos en Finlandia

Si te dicen en Finlandia “katso poro” (pronunciado “catso porro”) no están alabando el tamaño de un cigarrito de cannabis, sino que te están invitando a que mires a ese reno. “Poro” es la palabra finlandesa para reno, y “Poron” el plural: renos.

La mayoría de estos animales están en el norte de Finlandia, en la región de Laponia, donde hay una larga tradición de cría de estos animales. Además es ahí donde vive Papá Noel, el cual necesita sus renos para que tiren de su trineo en la Navidad. En el imaginario colectivo, esa es la relación que viene a la cebeza entre los renos y Finlandia.

Renos y Laponia

Hace muchos siglos el norte de Finlandia era sobre todo un territorio de indígenas, los sami (lapones). Estos eran un pueblo nómada que seguía la migración de los renos y se proveía de ellos. Durante mucho tiempo el pueblo Sami desarrolló con el reno una relación casi de simbiosis: utilizaban su piel para sus chozas y abrigos, su carne y leche como comida y sus huesos para utensilios como por ejemplo agujas.

También en la mitología Sami los renos eran importantes. Eran la manifestación en la tierra de un ser supremo, antes de la llegada del cristianismo.

Hoy en día los Sami no son nómadas siguiendo a los renos, pero este animal sigue siendo parte integral de su cultura. Ahora es la cría, pastoreo y comercialización de productos de renos la que es piedra angular de la economía Sami. Hay cerca de 300.000 renos en Finlandia, y a diferencia de los Sami de Noruega o Suecia, poseer, pastorear y usar el reno como animal para comerciar es derecho de cualquier finlandés e incluso cualquier cuidadano europeo que resida en una zona de pastoreo de renos.

Cuiado: renos
Toda la zona norte de Finlandia es lugar de cría y pastoreo de renos. Fuente.

En esta zona finlandesa de pastoreo, los renos tienen igualmente su propia señal de “Atención” en las carreteras finlandesas. No son un peligro tan grande en las carreteras como los alces, ya que son más pequeños, pero también provocan accidentes.

La cría de renos en Finlandia es parte de una cooperativa, donde los miembros pagan en base a cuántos renos tienen y tiene su tesorería es compartida por todos sus miembros. Los Sami están, también, desarrollando sus ventas a turistas y usan su cultura como algo distintivo de la zona, incluyendo al reno en las actividades turísticas como puede ser granjas de renos y cuidar y dar de comer a renos, además de venta de merchandising como este reno-dedo que compré en Finlandia.

Un renodedo
Un renodedo que vendían en el Tiimari.

Comiendo reno

En Finlandia se consume el reno como un tipo de carne más. O, mejor dicho, con un estátus de carne buena y delicatessen, como podría ser el buey en España. Corbacho en Finlandia lo confirma con datos: da a medio kilo por persona por año.

Yo comí reno un par de veces en Finlandia, invitado por mis finnish friends, y siempre salí encantado. La carne es suave y sabrosa, y se suele acompañar con puré de patatas y bayas finlandesas. Pronto daremos una receta de reno para que si vives en Finlandia puedas prepararla en casa (aunque es una carne cara, de nuevo, como el buey en España) o si puedes importarla en España también.

Como curiosidad, una pizza con carne de reno de la cadena finlandesa Kotipizza ganó el concurso de pizzas American Plate de 2008. A esa pizza la llamaron “Berlusconi”, que poco antes había criticado la comida finlandesa.

Un plato de carne de reno
Comer reno es típico finlandés. Fuente (CC:by).

Carreras de Renos en Laponia

Hay dos eventos de carreras de renos en Laponia que se dan en el final del invierno o principio de la primavera.

En estas carreras, los renos tiran de los corredores, que van tras ellos con unas riendas y sobre esquíes.

La primera de ellas de ellas se hace en la localidad de Inari, cerca de los mayores fiordos de Finlandia. Este año se celebró el 28 y 29 de marzo con competición de lanzar el lazo, y carreras de renos de 1.000 y 2.000 metros. Atender cuesta 2€ para niños y 5 para adultos.

Carrera de renos
Una carrera de renos. Fuente.

La segunda carrera de renos es en la ciudad de Rovaniemi, capital de Laponia y por donde pasa el círculo polar ártico. Se llama “Rovaniemi City Reindeer Race” y la carrera se hace una pista de 200 metros creada para tal efecto en el centro de la ciudad (desde la calle Koskikatu a la plaza de Lordi). Las eliminatorias se van sucediendo hasta la gran final.

¿Cuál es tu experiencia con los renos?