Osos en Finlandia

Ayer, a raiz de este comentario acabé en una conversación sobre osos y los distintos nombres que se les dan en finés, así como su importancía en mitología finlandesa.

El oso está considerado como el más sagrado de los animales, mágico y poderoso, es temido y respetado. Creían que los osos venían del cielo y tenían el poder de reencarnarse. Además, se creía que decir su nombre traia mala suerte, si se decia te podría visitar. Por ello para referirse a él, se usaban eufemismos. Otso, Ohto, Kontio, metsän kuningas (rey del bosque), nalle (osito), mesikämmen (patas de miel), son algunas de las formas para el espírutu al que no se nombraba directamente. También se referían al espíritu del oso como amigo, hermano, tio o primo del bosque o se buscaban formas de evitar incluso nombrarlo indirectamente.

karhu

Un oso nunca se cazaba, solo “se le reducía”, y a continuación, se llevaba a cabo un ritual para enterrarlo, Peijainen. En este, una gran parte de las celebraciones consistían en demostrar su respeto al espíritu oso así como convencerle de que había muerto accidentalmente y no le habían asesinado. Querían hacer al oso feliz para que se reencarnara en el bosque.

Al final del ritual, la cabeza del oso, que es donde creian que residía su espíritu, se ponia en lo alto de un arbol o palo largo donde los carroñeros se la comian dejando solo la calavera que era venerada. Además el craneo se ponía en un lugar alto para así devolver el alma al cielo, desde donde el oso podría volver y reencarnarse.

Se consideraba al oso como un hermano, por lo que comerse su carne era considerado canibalismo, por esto, se hacía un elaborado ritual por el que se convertía simbólicamente la carne en la de otro animal, como venado.

En la actualidad una razón por la que la imagen del oso no es muy agradable es que se usa para representar al recaudador de impuestos, con una gorra y una gran bolsa de dinero. Me imagino sin embargo que este oso es más apreciado por los finlandeses:

Fuentes:

Etiquetas (Tags):