Novios de invierno

Vale, es cierto. Esta historia está más sacada de la experiencia alemana que de la experiencia finlandesa, pero ahora que sois vosotros los que vivís por el norte y no por el centro de Europa como yo, quizá podáis ayudarme a saber si este tema empieza por encima de Francia (que me han dicho que esto en el país galo no pasa, al igual que tampoco pasa en España).

Novios de invierno
Novios de invierno. Y no, no conozco de nada a estos tíos. Flickr debe saber quienes son. Fuente (CC: by-sa).

Al lío. Parece ser que en centroeuropa, hay cierta morriña cuando los días empiezan a hacerse más cortos y el otoño es cada vez más gris. Fuera hace frío, llueve, e ir a alguna parte no es tanto un placer como una molestia. Y cuanto más ganas tiene uno de quedarse en casa, y en efecto eso hace, se da cuenta de que “ostias, qué coñazo estar aquí solito”.

Y como el ir a tomar una cerveza no parece suficiente para sacar a los amigos de casa, la figura que aparece es un poco más cariñosa, y además hace que salga a cuento el moverse un poco (pero la idea es que no demasiado). Dicha figura es el conocido como “novio de invierno”: alguien con quien pasarse el invierno follarín y tirado en el sofá viendo DVD’s.

La primera vez que escuché el término creo que fue hace cosa de un año, pero tampoco le di importancia aunque sí que me llamó la atención. Total, podía ser cosa de una persona en concreto. Este año, sin embargo, se confirma que más gente va a por ello: el novio de invierno es algo que la gente parece estar ya buscando.

Porque, y en palabras textuales, “¿quién necesita un novio en primavera o verano?”. No le falta su parte de razón, la verdad.

BSO: RJD2 – Ghostwriter (escuchar | bajar)