Midsommar en Suecia (II)

Seguimos comentando – porque hay mucha miga – cómo es el Midsommar en Suecia: la fiesta que (aunque este año caía en viernes) se pasa si no al viernes más cercano para que la gente pueda hacer un puente de tres días.

En el Midsommar se celebra el día más largo del año y, según veremos en este post, tiene muchas tradiciones asociadas.

Tradiciones del Midsommar

Al igual que el Juhannus de Finlandia con sus hogueras para espantar malos espíritus, el Midsommar tiene connotaciones que vienen de tiempos pasados. La fertilidad es uno de ellos como vemos a continuación.

Hay tres tradiciones principales del Midsommar. La primera de ellas es decorativa y es la corona de flores que se entrelazan las mujeres llamada krans. Mucha gente en Suecia se decide por llevar también vestidos tradicionales suecos, pero en nuestra cabaña nos conformamos con las coronas de hojas y flores.

Coronas de hojas y flores del midsommar
Coronas de hojas y flores en algunos comensales.

La tradición por antonomasia es el poste de midsommar – el maypole.

Dale un hacha – o tres – a unos cuantos caballeros civilizados y se pondrán a cortar madera como si no hubiera un mañana. A parte de construirnos el poste con las hachas, claro, también sirvieron para hacer leña para las pequeñas hogueras que encendíamos cuando refrescaba por la noche. Por suerte había algunos árboles caídos alrededor y no hizo falta cortar ninguno.

Cortando el maypole

El poste es el centro de toda la festividad. A su alrededor se baila y se cantan canciones. Sin pudor alguno, los que estábamos allí, de unas 6 nacionalidades distintas, poco nos importó seguir el ritmo como lo haría un sueco. Los bailes eran casuales, sencillos y divertidos y nadie puso un pero a nada de lo que nos enseñaron. En esta foto puede verse al maestro de ceremonias enseñando un baile y el poste decorado en el centro.

El Poste de Midsommar - maypole

El poste se debe decorar con hojas y flores, tener un travesaño, dos coronas de flores a los lados de dicho travesaño, y clavarlo en el suelo. Preguntando por el significado del poste nadie me supo decir con certeza. Siempre ha sido así, me decían. Pero todo el mundo pudo reconocer en el poste un símbolo fálico, y ya que es una fiesta a la fertilidad, tener una especie de pene gigante hundiéndose en la tierra mientras todo el mundo baila a su alrededor tiene sentido. Lo tiene.

La última tradición dice que aquellas señoritas en busca del amor de su vida – y digo yo que caballeros también -, deben coger siete tipos de flores diferentes y ponerlas bajo la almohada para soñar con la persona que será la media naranja. Esta personalmente no la probé.

Según dicen los suecos, en marzo – 9 meses tras el midsommar – hay un pequeño “baby boom”, con lo que parece que la fiesta de la fertilidad tiene su efecto deseado.

La barbacoa y el fuego: la hora de comer

Una barbacoa

Si a los finlandeses les gustan sus Makkara (en otras palabras: salchichas, consideradas por algunos “la verdura nacional de Finlandia), los suecos no son menos.

También las albóndigas suecas – cada vez que veía a alguien haciéndolas y se lo comentaba con alegría me decían en broma “aquí las llamamos simplemente albóndigas” – recién hechas estuvieron presentes: húmedas y que se deshacen en la boca.

En general hubo mucho grill y barbacoa en el Midsommar, con los tipos habituales de carnes y verduras al grill para que no todo fuera malsano. Lo normal para este tipo de cocina, claro, es que haya mucho marinado y mucho conglomerado de carne en forma de salchichas gruesas – que todos sabemos que no es lo mejor -, pero un día es un día y todos comimos con alegría.

Algo espectacular: el kilo de patatas nuevas (las primeras que crecen del año) estaba a 1 corona el Kilo, siendo una corona unos 11 céntimos. Las patatas cocidas con un poco de eneldo, al igual que en Finlandia, tienen un lugar como acompañante en todos los platos que se sirvieron.

Y como estamos en Suecia, claro, hubo también muchos arenques marinados.

Los Snaps suecos y sus canciones

Cada vez que voy a una cena o similares con suecos, como la del cangrejo de río, tienen siempre el detalle de poner sobre la mesa una hoja con canciones: el equivalemten del misario para la sagrada tarea de consumir bebidas alcohólicas.

La canción del verano
La canción del verano

La canción principal es Helan Går, canción que fue mi Ohrwurm (canción que tienes todo el rato en la cabeza y que tiene traducción en inglés como Earworm, pero que yo sepa no en español) durante esos días, y que celebra el primer vaso de bebida alcohólica. Hay otras muchas, y tras cada una de ellas hay que beber un vaso de chupito entero. La bebida sueca por antonomasia es el aquavit y casi cualquier tipo de bränvin (como puede ser el Koskenkorva). El clásico sueco es el aquavit O.P Anderson.

En Suecia pasa como con Finlandia y el Alko, y el alcohol de más de 3,5 grados sólo se vende en tiendas controladas por el estado y sus precios son también terriblemente altos.

Como curiosidad, tomé mi primera Lapin Kulta – para mi la cerveza finlandesa por antonomasia – después de varios años (aunque hay otras cervezas suecas que no existen en Finlandia, como la Stockholm o la Crocodile).

Lapin Kulta

En resumen

El Midsommar fue una gran experiencia. Fue muy bueno también porque, además de celebrarlo a la manera sueca, fue también el cumpleaños de un amigo: se juntaron todos sus amigos de muchos países y todos gente estupenda. El tiempo fue bueno, la sauna fue perfecta, y hubo mucha diversión.

En general no hice muchas fotos. Al ir hacia allá pensba que haría muchas fotos y algunos vídeos para traer y enseñar, pero simplemente me quise dedicar a vivirlo y disfrutarlo, y eso que gané.

Para despedirme dejo este vídeo que me enseñaron los suecos el día del Midsommar por la mañana para que supiera qué esperar durante el día: “Midsommar for dummies” y que resume bien estos dos posts. Helan Går!

¿Crees que pasarás algún solsticio de verano en los países nórdicos pronto? Sea Juhannus o Midsommar.