Los “finlandeses voladores”

En pleno fervor olímpico que vive el mundo (y no boicoteados por Finlandia) llegué por casualidad a conocer a los “finlandeses voladores”: cuatro atletas finlandeses que dominaron las largas distancias durante las primeras dos décadas del siglo XX en los juegos Olímpicos.

El más conocido, y el más impresionante de todos, fue Paavo Nurmi, considerado por los propios finlandeses como el mejor deportista de la historia de Finlandia, y como el atleta olímpico más exitoso, con 9 medallas de oro y 3 de plata. Algunos hitos impresionantes de su carrera fueron ganar en París la carrera de 1500 y, 26 miniutos después, los 5000 metros. Justamente en esos juegos de París, de las cinco carreras que disputó en seis días, ganó todas. Durante su carrera, estableció 20 récords. No pudo participar en Los Ángeles ’32 por ser considerado ya profesional. Fue el encargado de encender la llama olímpica en Helsinki ’52 y al morir fue honrado con funerales de estado.

Estatua de Paavo Nurmi en Helsinki
Paavo, inmortalizado frente al estadio olímpico de Helsinki. Fuente (CC: by-nd)

Ville Ritola es el siguiente finlandés volador en cuanto a número de triunfos. Ganó 5 medallas de oro y 3 de plata en los años 20, justamente en las categorías en las que Nurmi no participaba, y ganó una con él en el cross country por equipos. Impuso también varios récords mundiales de la época. Como curiosidad, sólo participaba en campeonatos de EEUU, donde residía, y nunca en Finlandia.

Hannes Kolehmainen fue en cierto modo precusor de los dos atletas antes nombrados, ya que su momento de gloria se dio tres ediciones antes de los juegos de París, en los juegos de Estocolmo ’12 donde ganó tres oros y una plata, y al igual que el resto de finlandeses voladores, en larga distancia. Su cuarto oro fue en Amberes ’20. En aquella época Finlandia aún pertenecía a Rusia, y aunque la bandera rusa fuera la que ondease en las victorias del equipo finlandés, representaban todos ellos a Finlandia (tenían su propio equipo). Igualmente, batió un récord mundial de la época. En este caso, en maratón.

Albin Stenroos es el “menos excelente” (aunque excelencia como esa ya la quisiéramos todos) de todo el grupo de los finlandeses voladores. Un poco a la sombra de los otros tres, ganó la plata (cross por equipos) y el bronce (10.000, prueba que ganó Hannes Kolehmainen) en los juegos de Estocolmo ’12. Su oro se dió en París ’24 en la que ganó el maratón con más de 6 minutos de ventaja del segundo. No participó en las otras pruebas porque pensó que no podría ganarlas estando Paavo Nurmi.

Todos ellos marcaron la época más exitosa del deporte finlandés. Actualmente, el deporte más popular de Finlandia y el que mueve masas es el Hockey sobre hielo, aunque hay quien quiere continuar con esa racha de éxitos del fondo finlandés, como es el atleta natural de Joensuu Jukka Keskisalo.

Con el éxito de este año del deporte español, espero que ganemos mucho más en estos juegos olímpicos. Pero si gana un finlandés, sé que también me alegraré. Y sobre todo después de conocer la historia de los finlandeses voladores.

Entradas relacionadas:
Finnkampen