Las finlandesas proponen matrimonio el 29 de Febrero

Las relaciones entre finlandeses y finlandesas las hemos tratado bajo diferentes perspectivas. Por ejemplo hemos hablado de los novios de invierno, y hemos referenciado la carrera anual con la mujer a cuestas (a la que dedicaremos un post más adelante). Siguiendo esta línea hoy os presentamos una costumbre finlandesa del 29 de Febrero: es el día en el que las mujeres finlandesas proponen matrimonio.

Una propuesta de matrimonio hecha con clase.
Lugar para propuestas de matrimonio. Fuente: Derek Purdy.

Carlos, comentarista del blog que actualmente reside en Helsinki, me comentaba por correo la semana pasada que había oído de finlandeses nombrar esta curiosa tradición. En los años bisiestos, en el atípico día 29 de Febrero, es tradición que las finlandesas enamoradas se arrodillen ante sus parejas y pronuncian las palabras mágicas: ¿quieres casarte conmigo?

Yo, que no había oído nada sobre esta tradición, me puse a investigar y efectivamente es algo arraigado. En el artículo de la Wikipedia en Inglés sobre “Proposición de Matrimonio” se hace un apunte sobre Finlandia: se aconseja a las finlandesas que pidan matrimonio en este día. La tradición dicta, además, que si el hombre rechaza la propuesta éste tinene que comprar a la mujer suficiente tela para que se haga una falda como compensación.

Aparte de Finlandia, sólo en el Reino Unido e Irlanda se lleva a cabo esta tradición, siendo su ejemplo más notorio el de la proposición de matrimonio de la Reina Victoria de Inglaterra al Prícipe Alberto, que por supuesto fue aceptado. Eso sí, el rechazo de la propuesta en estos países no lleva aparejado ningún tipo de compensación.

¿Sabíais vosotros de esta tradición? Sería interesante saber si a alguien de vuestro entorno le ha sucedido y si la respuesta ha sido sí (y de haber sido no, si el pago en tela se ha llevado a cabo).

Como nota final, el 29 de Febrero de 1940, aparte de las propuestas de matrimonio de rigor, se iniciaron las conversaciones de paz de la guerra de invierno.

Actualización: ayer hablé con varios finlandeses y todos tienen historias de finlandesas proponiendo matrimonio. Desde los programas matinales de la radio en la que las finlandesas llamaban a sus novios para pedir matrimonio (él aceptó), hasta amigos de los finlandeses con los que hablé (unos aceptaron, la mayoría, pero alguno rechazó también). Igualmente, las señoritas finlandesas que no pudieron ver cumplido su deseo de casarse todavía, sí que recibirán tela para la falda. Desde luego, una bonita tradición.

Etiquetas (tags):