La educación finlandesa no acaba en la universidad

Aquí hemos tocado el tema de la educación (obligatoria) en Finlandia contadas ocasiones porque la verdad es que se ha escrito mucho y bien sobre el tema (ejemplo y otro ejemplo que habrá que matizar porque ni de coña todo finlandés lee libros), y aquí en todo caso tengo pensado más que hacer un post “definitivo” sobre el tema, una opinión viendo lo que se escribe por allí junto lo que que vi yo en una escuela primaria cuando estaba haciendo mis prácticas de e-learning.

Pero dejando al lado la educación obligatoria, y que los finlandeses también tienen FP para aquellos que no quieren ir a la universidad, también siguen estudiando una vez se ha acabado la carrera académica “estándar”: la mitad de los finlandeses participa en cursos de educación para adultos.

Finlandesas estudiando
¿Finlandesas? estudiando en la hierba y bajo el sol. ¿Dónde mejor? Pues donde no haya insectos. Fuente

En 2006, una de cada dos personas de entre 18 y 64 años tomó parte en un curso de ocho o más días, dándo como resultado a 1.7 milliones de estudiantes (muestra:4,370 entrevistados de esas esdades en 2006).

Las mujeres son más proclives a ir a cursos de educación para adultos, y participan en cursos que son más largos. En cuanto a las áreas de conocimiento más populares en 2006, negocios y leyes fueron las ganadoras; también los cursos que estaban relacionados con los hobbies tuvieron una buena participación.

Entre tanto las áreas relacionadas con la informática y las comunicaciones han visto reducido su número de esutdiantes. En el 2000, más de un cuarto de los asistentes a cursos de educación para adultos tomaron clases de IT (tecnologías de la información). En 2006, el porcentaje se redujo hasta el 18 por ciento.

A falta de datos para comparar con España (algo he encontrado, pero habla más de graduado escolar para adultos), y específicamente de datos un poco menos tendenciosos que los de mostrados arriba (todos los estudiantes recién llegados a la universidad entran en el estudio, así como los formación profesional), no puedo hacer una comparación real.

Y lástima de los datos finlandeses, la encuesta podía haber dicho mucho más. En cualquier caso, y sin tomar muy en cuenta los contras del estudio, los finlandeses deben de estar de enhorabuena. La formación continua es la base del progreso tanto personal como de un país, y visto que los adultos se implican tanto en ella, no podría irle las cosas mejor a Finlandia en este aspecto: buena educación obligatoria, mucha oferta después… y gente que vea la importancia de esto.

Entradas relacionadas