Los korvapuusti, bollos típicos finlandeses y receta

En el post de Finlandia con la K (de la serie de posts de Finlandia de la A a la Z), nos dijisteis que nos habíamos olvidado de algo muy finlandés que empezaba con esa letra: los korvapuusti. Y gracias a vuestros comentarios aparece ya como debe en el post.

Y gracias a eso, además, me di cuenta de que no tenía un post hablando de este bollo típico finlandés, tan ubicuo en la repostería del país y que tantas alegrías da a quien lo toma.

Por eso, retomamos la sección de Comida Finlandesa del blog con las korvapuusti.

Una bandeja de korvapuusti
Una bandeja con unos cuantos de estos bollos finlandeses. Fuente (CC: by-sa).

Qué son los korvapuusti

A este bollo se le llama en español Rollo de canela, pero siendo su orígen nórdico y escandinavo, nos referiremos a él en el post de hoy por su nombre finlandés (aunque parece ser que su origen es sueco y allí se puede encontrar por el nombre de kanelbulle).

Los korvapuusti son quizá los bollos más populares para acompañar un café en Finlandia. Son rollos de canela que se preparan enrollando una masa con levadura estirada, la cual tiene por encima una capa de mantequilla sobre la cual se espolvore una mezcla de azúcar y canela (de ahí su nombre). Esta masa, una vez enrollada, se corta en porciones (el corte se hace a unos 45 grados para que queden todas con la misma presentación) y se mete en el horno.

Restaurante donde sirven korvapuusti
En este restaurante finlandés podremos tomarlos. Son tan populares que hasta dominan la señal para convencer a posibles cliente. Fuente (CC: by)

Receta de korvapuusti

Para hacerlos en casa, estos son los ingredientes y pasos a seguir para hacer un montón de bollos de canela nórdicos.

Bollo:
350 gramos de mantequilla
100 gramos de levadura
30 decilitros de harina
10 decilitros de leche
4 decilitros de azúcar sugar
2 cucharadas de cardamomo
2 huevos
2 cucharadas de sal

Relleno:
Mantequilla (para cubrir la masa). Azúcar y canela al gusto. Bonus: se pueden poner pasas u otros ingredientes al gusto para hacer diferentes versiones personales.

Acabado:
Huevo para el brillo, y azúcar gordo para poner por encima.

Primero: calentar la leche sin que hierva. Añadir azúcar, huevos, sal y cardamomo. Una vez bien mezclado, añadir la levadura.

Segundo: añadir la harina lentamente mientras se va removiendo. Añadir luego la mantequilla. Mezclar hasta que quede uniforme y quitar la masa del recipiente.

Tercero: dejar que la masa crezca (hasta el doble), dejándola bajo un paño caliente.

Cuarto: Amasar hasta que las burbujas se eliminen de la masa y dividir la masa en dos mitades rectangulares (ratio 1/2). Extender sobre la superficie de cada masa mantequilla derretida y poner lo que se quiera de azúcar, canela, y los ingredientes que se prefieran para darle un toque personal (por ejemplo, pasas)

Quinto: enrollar los rectángulos firmemente por la parte larga. Cortarlo en ángulos de 45 grados tan grandes como se quieran, como se ve en las imágenes de arriba. La parte pequeña que quede como parte superior. Dejar que la masa crezca un poco más bajo un paño caliente durante unos 30 minutos.

Sexto: Barnizar con huevo y poner los granos grande de azúcar por encima. Al horno con los korvapuusti a 225°C y dejarlos 10-15 minutos hasta que tengan buena pinta.

Detalle de una Korvapuusti y el azúcar
Detalle del azúcar en el korvapuusti. Fuente (CC: by)

¿Qué te parecen estos bollos? Estos días tendemos a tomar más dulces que en otras épocas del año, así que ¿por qué no dar un toque finlandés y hacer unos cuantos korvapuusti?

Etiquetas (Tags):