Jopo, bicicletas icónicas finlandesas

Bjarne se compró una Jopo y estaba muy excitado. En aquella época yo no entendía cuál era el motivo por el que estaba tan contento con su nueva bicicleta. Una bici era una bici, pero por alguna razón él era el único que estaba enamorado de la suya. Y es porque él sabía algo que yo no: Jopo es más que una bicicleta.

Una Jopo amarilla
Una Jopo en amarillo, como las 200 bicicletas amarillas de Joensuu. Su diseño es reconocible Fuente: Mesq.

Jopo, un icono sobre ruedas

“Una bicicleta que todo el mundo pueda usar”. Esa fue la idea de Eero Helkama, una bicicleta para todos sea cual fuere su edad, complexión, sexo o estátus financiero. Así nació Jopo (página oficial).

Todos hemos visto las distintas bicicletas que hay en el mercado: con cuadro triangular de hombre, con el cuadro más bajo de mujer, y las más reducidas para niños pequeños. En la fábrica de Jopo los ingenieros industraiales Eero Rislakki y Erkki Rahikainen diseñaron la bicicleta definitiva, teniendo también en cuenta que cualquiera pudiera comprarla, independientemente de sus recursos.

El nombre de Jopo viene de jokaisen polkupyörä, que significa “la bicicleta de todo el mundo”.

Características de las Jopo

Finlandia es un país de bicicletas. Los finlandeses, por tanto, saben lo que valen y lo que ellos mismos necesitan. Nosotros tras llegar a Joensuu fuimos a alquilarlas rápidamente.

Por eso Jopo revolucionó muchas de las ideas anteriores sobre la bicicleta por sus innovaciones: es muy rápida y fácil de modificar. Es una bicicleta para todos por su facilidad para ajustar el asiento y el manillar, de modo que personas de cualquier edad y tamaño pudieran usarlas.

Las ruedas son de 24 pulgadas y sus colores brillantes hacen que sea muy fácil reconocer una Jopo. Desde 1965 están en el mercado, pero su cuota de mercado fue yendo a menos con los años. Resucitadas en el año 2000 con un modelo adaptado, Jopo vuelve a estar en las calles y ha recuperado su estátus de icono sin tocar las ideas que lo hicieron especial: márgenes de ajustado amplios y una silueta reconocible.

Las Jopo son bicicletas que duran bastante tiempo. Permiten montarlas en una posición con la espalda recta, tienen una sola velocidad y su pedaleo es ligero. Son ideales, por tanto, para la ciudad. Estas bicicletas no tienen frenos en el manillar y para frenar hay que pedalear hacia atrás (aunque no son fixies). Su mantenimiento es también muy sencillo.

Bicicletas Jopo en distintos colores
Distintos colores de Jopos, todos bonitos. Fuente: Ekurvine.

Desde su renovación han introducido varios modelos diferentes, pero que esperan que sigan siendo las bicicletas de todos. Por ejemplo, la Isojopo con ruedas de 26 pulgadas, tamaño estándar. La Joponen, el modelo para niños. La Jopomatic es el modelo con dos velocidades, para lugares con más cuestas. La Jopomobil es doblable y puede llevarse bien en el transporte público. La Postijopo es un modelo especial para el servicio postal. Por último, la Kuntojopo es una bicicleta de fitness.

Estas bicicletas son muy populares en Finlandia. El precio, sin embargo, hace que aunque se auna bicicleta especial, no sea para todos. El modelo normal cuesta 400€, y el de niños 320€. Cuidado por tanto si os compráis una: guardadla con un buen candado.

Ahora comprendo por qué Bjarne estaba tan entusiasmado con su Jopo. Tanto, que hasta le puso nombre: la Golden Rocket. Y ahora yo también querría tener una. ¿Conocías estas bicicletas? ¿Qué te parece el concepto?

Etiquetas (Tags):