Las islas Åland

Dentro de Finlandia hay un territorio que es distinto a cualquier otro por historia y por geografía: son las islas Åland.

Estas islas, también escritas en ocasiones como Aaland o Aland – en finés Ahvenanmaa -, forman un archipiélago se encuentran en el mar Báltico, en el conocido como Golfo de Bothnia, a medio camino entre Finlandia y Suecia.

Lo que hace especiales a estas islas es su estatus de autonomía: son una región desmilitarizada (sus habitantes no tienen que hacer la mili), hablan sueco como idioma principal, y su estatus hace que el Gobierno de Åland sea el que ejercite el poder que normalmente tendría el gobierno de Finlandia en las provincias. Su estátus de autonomía es tal que hasta tienen su propio dominio de interenet, el .ax, desde el 2006.

Localización de las islas Åland (también escritas Aaland)
El archipiélago de Åland en el mapa.

La historia de las islas

Åland significa “tierra de ríos”, aunque no hay muchos en las islas. Los primeros restos arqueológicos de presencia humana en las islas de Aaland datan del 2.500 AC. Las islas perternecían a Suecia hasta que fueron cedidas, junto a Finlandia, a Rusia por el tratado de Fredrikshamn en 1809. Durante los siguientes 100 años, los rusos intentaron mantener una presencia militar en las islas, pero los ingleses y franceses atacaron las fortificaciones, firmando con Rusia finalmente un tratado que las mantendría desmilitarizadas.

Tras la separación de Finlandia del Imperio Ruso, y con los ecos de un fuerte sentimiento anti-sueco en la peníinsula Finlandesa los habitantes de Åland temían la pérdida de su modo de vida, su lengua sueca y cultura. Los finlandeses de Aland votaron en referendum que querían pertenecer a Suecia, pero Finlandia se negó y les ofreció autonomía. Los Aalandeses expusieron su caso en la Liga de las Naciones – una especie de Naciones Unidas de la época – y estas fallaron a favor de la propuesta finlandesa, en la que se aseguraba la protección de su lengua, su modo de vida y su cultura. Un tratado internacional, además, asegura su desmilitarización.

Las islas de Åland tienen un gran valor estratégico, ya que son una de las dos maneras de acceder al puerto de Estocolmo y la entrada al Golfo de Bothnia. Además, están cerca del Golfo de Finlandia.

Tiene su propia bandera, sus propios sellos, su propia policía y es miembro del consejo nórdico, que incluye a todos los países nórdicos, las islas Feroe y Groenlandia.

La bandera de las islas Aland, ondeando sobre Marienhamn
La bandera de Aland, parecida a la de Finlandia por usar la cruz nórdica, ondeando. Fuente: Heikkisiltala

Las islas y Mariehamn, la capital de Åland

Hay casi 300 islas habitables en el Archipiélago de Åland, de las cuales 8 están habitadas. Hay también 6.000 islotes rocosos (de uno de los cuales os contamos ya una curiosa historia) que hacen peligrosa la navegación por esas aguas. El conjunto de islas está conectado por el Este con otro archipiélago, Åboland, que se extiende hasta la costa de Finlandia. Por el Oeste, las islas están a sólo 38km de la costa sueca.

La isla más grande es Fasta Åland, donde reside el 90% de los 26.700 habitantes del archipiélago. Esta isla tiene el 70% del área total del archipiélago autónomo. La capital de las islas, también en Fasta Åland, Marienhamn, tiene una población de 10.700 personas.

La economía de las islas está representada sobre todo por el transporte de mercancías por barco, el comercio y el turismo, junto a unas pocas empresas de tecnología. En el archipiélago de Aland, además de con Euros, se puede pagar con Coronas suecas.

Sobre los impuestos, estos son recogidos por el gobierno de Finlandia, el cual devuelve un porcentaje al gobierno autónomo de Aaland. Las islas tienen una tasa de paro del 1,8%, mucho menor que los territorios que las rodean.

Qué ver en Åland – Turismo

Ya que el turismo es una de las principales fuentes de ingresos de las islas, estas se promocionan como un destino de naturaleza en el que realizar actividades al aire libre como tours en bicicleta, caminatas o ir kayaak. El archipiélago presume de tener más horas de luz de sol que cualquier otro lugar de Escandinavia. Para llegar allí, los medios de transporte favoritos son el ferry y el avión.

Los principales puntos de interés son:

El Pommern: un famoso barco velero convertido en museo, construido inicialmente en 1903, y que perteneció a Gustaf Erikson.

El Pommern.

El barco Pommern, una de las mayores atracciones de Aaland. Fuente: Mikeancient.

El paisaje cultural, el cual ha evolucionado poco desde el origen de las islas. Pueden verse unos 200 molinos de viento, pertenecientes a granjas familiares que llevan generaciones en las islas Åland. Un buen lugar para verlos es Södra Finby, al este del archipiélago Åland, y cerca de otro lugar de interés: el castillo de Kastelholm.

También está el Museo marítimo de Åland. Una de sus grandes atracciones es el salón del capitán de uno de los barcos de Gustaf Erikson, el cual zozobró (el barco, no Gustav).

Los restos de la fortaleza de Bomarsund, que los ingleses y franceses destruyeron a los rusos, puede verse en una de las primeras ciudades del archipiélago: Skarpans. Desde allí también puede apreciarse una magnífica vista.

En el Museo de Åland se da un repaso a la historia de las islas desde sus tiempos prehistóricos hasta la actualidad. En el museo de arte de la isla se pueden ver las creaciones de artistas locales contemporáneos e históricos.

¿Has visitado el archipiélago? Si tienes algún consejo, compártelo en los comentarios.

Etiquetas (Tags):