La historia de Finlandia y el café

La primera cafetería de Finlandia abrió hace 260 años. Mucho tiempo ha pasado desde entonces, y los finlandeses se han convertido en los mayores bebedores de café del mundo. ¿Cómo es que el pequeño país nórdico ha pasado a ser el número uno en consumo de café per cápita? Para los finlandeses el negro brebaje es tan importante que Finlandia es el único país del mundo en el que la pausa para el café está incluida como derecho en los estatutos del trabajador. Hoy repasamos la historia de Finlandia y café.

El café puede considerarse la bebida oficial de Finlandia, ya que es consumida en grandes cantidades – aunque algo aguado, eso sí – por la inmensa mayoría de sus habitantes. El periódico finlandés Helsingin Sanomat ha echado la vista atrás para entender esta evolución, ya que la mayor franquicia de cafeterías del mundo (los finlandeses adoran las franquicias), Starbucks, acaba de abrir su primer local en Helsinki. Este post es una adaptación de su artículo original.

Finlandia y el café: la historia

Década de 1750: Abre la primera cafetería de Finlandia, el Kaffehus, en Turku. El Kaffehus seguía la influencia de los locales en Estocolmo (Turku era la capital de Finlandia cuando esta pertenecía al Imperio Sueco). Para comparar, la primera cafetería de España abrió en Madrid, en 1764. España fue tardía en la consumición de café.

Década de 1860: Helsinki es la capital de Finlandia, parte ahora del Imperio Ruso. El nombre para “cafetería” en finés es inventado: kahvila. El café deja de ser elitista y la famosa Kaffekammaren Gropen sirve unas 300 tazas al día para estudiantes y funcionarios.

Década de 1870: Gustav Paulig abre una tienda de venta de café al por mayor en Helsinki y vende 303.000 kilos en su primer año. Las Kahvila florecen en la capital, una de ellas también vende dulces: la abrió Karl Fazer.

Década de 1910.: hay cafeterías de primera, segunda y tercera, dependiendo de la calidad del género y las horas de apertura. Las de primera clase tienen manteles en las mesas, las de tercera no. Se abre el primer café, el Akkala, con una habitación separada para que las clientas puedan tomarse su taza con tranquilidad. Las reuniones de mujeres en las cafeterías se convierten en un hito cultural en Finlandia. Hay escasez de café debido a la Primera Guerra Mundial.

Una deliciosa taza de café en Finlandia
Pausa para el café. Fuente.

Los años 30: las cafeterías sólo pueden dar trabajo a gente de buena presencia “sin enfermedades infecciosas”. Las camareras deben llevar un vestido negro con manga larga, con cuello blanco y gemelos. Empieza a servirse Espresso de alta calidad en 1934.

Los años 40: el café tiene que ser racionalizado en Finlandia por las amenazas de la Segunda Guerra Mundial. Esto hace que aparezcan sustitutos de la bebida, como una en la que se mezclaban granos de café con granos y raíces de diente de león. Los ciudadanos finlandeses podían comprar hasta dos paquetes de café real por año, pero en 1943 las reservas se agotan. En 1946 el primer barco que trae suministros llega al puerto de Turku para el alborozo general.

Los años 50: uno de los iconos del café en Finlandia aparece: la Chica Paula, el logo de la compañía de tueste Paulig. Originalmente un dibujo en la caja durante los años 20, en los 50 Paula se convierte en una chica de verdad. Paula aparece en anuncios en toda Finlandia aconsejando a los finlandeses en cómo hacer una buena taza de café. La tradición sigue hasta hoy en día donde se elige una nueva modelo cada poco tiempo, al igual que ocurre con la heroína de videojuegos Lara Croft.

La chica Paula (Paula girl) en un paquete de café de Finlandia
La Chica Paula (Paula Girl) es un icono del café en Finlandia. Fuente.

Los años 60: las cafeterías viven una segunda juventud al poder servir también cerveza, gracias a una ley del parlamento.

Los años 70: el bingo se legaliza en Finlandia. Al no poder dar premios en dinero, el premio es paquetes de café.

Los años 80: el Espresso gana en popularidad entre la gente de Finlandia. La compañía Paulig abre una fábrica de tostado gourmet.

Los años 90: nuevas variedades de café se introducen en Finlandia: el Capuccino y el Latte. El café estilo americano llega a Finlandia con Wayne´s Coffee. Lo que una vez fue conocido simplemente por café ahora viene en una variedad de nombres, la mayoría terminados en -o.

Los años 2000: llega el purismo al consumo del negro elemento con el Arte Latte (dibujos en el café con espuma de leche), y con eventos de cata. Las cafeterías pequeñas están por todas partes. Abre el primer Starbucks en Finlandia, en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa en 2012, y los vasos de papel para llevar se popularizan.

Una taza para llevar el café - Kahvi - con uno
Kahvi es como llaman a la bebida cafeinada favorita del mundo en Finlandia. Fuente.

En 2010 los finlandeses compraron 53.800 toneladas de café tostado. Con 5,4 millones de habitantes, esto son 10 kilos por hombre, mujer y niño. Más que ningún otro país. En el top 10 de países con gran consumo per cápita podemos encontrar, por este orden, a Noruega, Islandia, Suecia y Dinamarca. Todos países escandinavos.

Nuestros cafés en el Erasmus

Los Erasmus en Finlandia nos quedamos algo decepcionados cuando nos íbamos a alguna cafetería finlandesa. Muchos de los finlandeses allí presentes se tomaban una o dos tazas sin problemas y sin torcer el gesto, mientras que nosotros poníamos más leche para que no hubiera problemas. Y digo problemas como dolores de estómago, que más de uno tuvo que sufrir hasta que se acostumbró.

Muchos incluso nos vimos obligados a alternar con té en Finlandia, algo que prácticamente nunca bebíamos en España, pero que se convirtió en todo un hábito. En las cafeterías lo hacían no muy bueno, y era mejor declinar la invitación cuando íbamos a casa de un finlandés porque uno podía encontrarse con algo como esto: un brebaje bastante aguado.

Un café aguado: especialidad de Finlandia
Una infusión de café.

Parece, no obstante, que aparte de en algunas cafeterías sibaritas, ellos también saben que no es el mejor del mundo. Una marca de café ha hecho de la honestidad su bandera y llama a su marca “mierda”. Huelga decir que nosotros no compramos nunca esta marca.

¿Qué opinas tú del café en Finlandia? ¿Lo has probado? Déjanos tu experiencia en los comentarios.

Etiquetas (Tags):