La historia de la finlandesa que se mudaba a España

Hace poco hablamos de las cosas que más les gustan a los finlandeses de España, y vimos que son bastantes y había algunas muy curiosas, como que no nos dejamos esclavizar por reglas estúpidas (los finlandeses creen que viven con demasiadas normas, según un estudio).

Por eso, cuando leí este post de Juho, del blog Parmvoo, me hice una nota mental de que quería hablar de este tema. La historia de la finlandesa que se mudaba a España.

Avión en pista
Volar a otro país. Fuente (CC: by-sa)

¿Finlandeses en España? ¿Pero eso no es el paraíso y España… en fin?

En España somos mucho de autoflagelarnos.

De ahí los famosos versos de Joaquín Bartrina, poeta español y catalán del XIX, que contenían esta línea:

Y si habla mal de España, será español”

Pero cuando uno vive el tiempo suficiente en el extranjero, y esto le ha pasado a casi todos los españoles que conozco (digo casi no porque no sean todos que yo sepa, sino porque alguno habrá), se da cuenta de que España no está tan mal ni el extranjero tan bien. Que si uno basa sus prejuicios en los titulares de la prensa española sin profundizar (algo muy español, sin duda, y que ya pusimos en perspectiva en el post sobre las contradicciones de Finlandia), vivirá en el mejor de los casos con información parcial, y en el peor directamente con información sesgada (o manipulada, dependiendo de la fuente).

Porque la economía de internet dice: si vendo publicidad según volumen de páginas vistas, si quiero ganar más necesito temas que se viralicen/tengan muchas visitas. Y se han dado cuenta de que la noticia de “España es una vergüenza comparada con otros países” vende más impresiones publicitarias que la contraria (si te interesa la economía de Internet recomiendo el libro: “Trust Me, I’m Lying: Confessions of a Media Manipulator“, de Ryan Holiday), así que todos escriben sobre eso como si fuera verdad.

Portada del libro

Cada país tiene sus cosas buenas y malas, y ninguno es perfecto. Pero viviendo 10 años fuera ya sé que España no está nada mal. ¿Mi consejo? Dejar de leer la prensa española y empezar a leer solo la extranjera. Rara vez verás menciones a España, y el propio país es el criticado ampliamente. Abrirá los ojos.

La historia de la finlandesa que se va a vivir a España

Antes de seguir, traduzco las palabras de Juho (el cual también se ha mudado a España, después de su Erasmus en Alcalá y de vivir en varios países), en su post titulado “Spain is a paradise for Finnish people” – España es un paraíso para los finlandeses.

Leí un artículo de la finlandesa Riina (en finés), la cual cumplía sus sueños de irse a vivir a Fuengirola, España. Ella trabaja como entrenadora personal y representante de servicio al cliente de una empresa de telefonía. […]

Fuengirola
Una plaza de Fuengirola. Fuente (CC: by)

El artículo se volvió muy popular y recibió 168 comentarios en un día y cientos de “Me Gusta”. La mayoría de los comentarios son muy positivos aunque también hay algo de envídia y celos en ellos. En general la gente escribió que querrían hacer lo mismo, deseaba a Riina buena suerte y que desearían ellos mismos disfrutar del gran clima de España. Finlandia es visto como un lugar miserable y España como un paraíso. España está entre los destinos vacacionales más visitados por los finlandeses y por eso muchos finlandeses han podido experimentar España durante un periodo corto de tiempo. Muchos parece que sueñan en mudarse fuera de Finlandia (nota de Santiago: muchos lo hacen) pero no lo hacen porque no lo ven posible o por falta de coraje.

El artículo: lo más destacado

Lo enlacé arriba y lo puedes leer traducido por Google al inglés – duele menos que al español, aunque duele – aquí.

El artículo es bastante explicativo, pero quizá los comentarios más interesantes de Riina son:

  • Los precios para mis clientes aquí son la mitad o un tercio de lo que cobraría en Finlandia.
  • Vivo al día. No vine a trabajar, sino por el clima
  • A veces es irrritante lo lento que hacen todo aquí comparado con Finlandia“.

Artículo de Ilta Sanomat
El artículo sobre Riina.

En cuanto a los comentarios, estos son los que más me interesaron de los que tienen más de 100 votos. Eso sí, para traducir comentarios tendrás que usar el enlace original al artículo, y luego traducirlos uno a uno con Google Translate.

El comentario más votado: el irónico (con mi traducción desde Google Translate: si puedes hacerlo mejor, échanos una mano en los comentarios).

  • Ahora te va todo bien, pero echarás de menos lo de Finlandia. No podrás ir caminando sobre barro derretido, no te amontonarás en verano en las playas como carne de pollo. No podrás comer salchichas todos los días. Echarás de menos la envidia malévola de los vecinos, la ironía cuando te digan “maravilloso”, por no hablar de los parientes. Y tienes que estar allí en climas en los que el maldito sol brilla todo el tiempo.

El comentario más sinceramente positivo con más votos:

  • “Fabuloso! Buena suerte! Me gustaría ser yo uno de los valientes!”

El “bien que has hecho, porque la situación…” más votado:

  • “Felicidades Riina. En Finlandia el ambiente es opresivo ahora. Desempleo y peleas. Los que tienen un puesto de trabajo dan señales de alarma a los demás. Los sindicatos y la oposición van a conducir al país a la ruina. El sindicato de maestros está golpeado. Jóvenes ingenieros es mi círculo de amigos que vayan a Alemania a trabajar. Ahora es una buena solución. Finlandia se está retrasando. El culo de la derecha Europea.”

El “A mí también me gusta España” más votado.

  • “Durante largos períodos que he pasado en España, he vivido el estilo español de hacer las cosas. La prisa y la eficiencia sin ningún fin concreto no es bueno para nadie. Además, el español tiene muy poca probabilidad de muerte cardíaca.”

El comentario indignado más votado.

  • Una de la frases más insidiosas, la de que “yo vivo día a día.” ¿Cuántos días se pueden vivir en Finlandia así?

¿Qué opinas de la decisión de Riina? ¿La compartes, o piensas que como en Finlandia en ninguna parte? Si has traducido más comentarios ¿cuál te ha sorprendido más?