“Gente Casi Perfecta”, de Michael Booth

Un artículo del diario “El País” (este), que me mandó un amigo, me volvió a recordar este libro del cual había oído hace tiempo, cuando salió su primera edición. Trataba del “lado oscuro” nórdico e indagaban en unos países que son “admirados por defecto” pero que son en realidad bastante poco conocidos, más allá de los titulares por estar arriba en los rankings. Titulares, y nada de profundiad.

Finalmente pude hacerme con una copia del libro – Gente Casi Perfecta es su título en español; “The almost nearly perfect people” en el original – y tras una lectura durante mis últimas vacaciones – donde anduve por, justamente, las playas de la colonia finlandesa de Fuengirola (aunque la mayoría de finlandeses que vi los vi en Benalmádena Costa) y aunque fue hace unas semanas y ya estoy de vuelta, voy a contar mis impresiones cuando aún están medianamente recientes en la cabeza.

Gente casi perfec</>ta portada” width=”400″/></p>
<p>Por cierto que el siguiente libro que me leí, La Familia de Pascual Duarte, corto y brutal, ese sí lo recomiendo sin ambajes.</p>
<h2>Este es Michael Booth</h2>
<p>Michael Booth es un inglés que lleva viviendo media vida en Dinamarca, de donde es su mujer y sus hijos.</p>
<p>De carrera es periodista – escribe regularmente para varios periódicos y revistas como el <em>Idenpendent</em> inglés – y ha escrito algunos libros siendo el más conocido uno sobre la cocina japonesa: “<em>Sushi and Beyond: What the Japanese Know About Cooking</em>“, siguiendo con la línea de libros sobre comida que ha ido haciendo durante estos años.</p>
<p>Su último libro trata, a diferencia de los anteriores, sobre la vida en el Norte. Este es un resumen de lo que cuenta.</p>
<p><img src=
Banderas nórdicas. Fuente (CC: by)

La Gente Casi Perfecta

El libro está dividido en países, y en cada país varios capítulos. Aspectos concretos de los cuales trataremos en sucesivos posts, ya que hay bastantes cosas sorprendentes.

En este post comentaremos algunos aspectos país a país y doy mi opinión del libro. Ah, y la opinióon de los habitantes de cada país nórdico nombrado.

Dinamarca

Casi un tercio del libro, su primer tercio, es de Dinamarca, el lugar donde Michael Booth ha vivido durante un par de décadas.

Está bastante detallado y hay cosas bastante interesantes, como que los daneses son los que más pagan de impuestos… así que son también los reyes de pagar en B por trabajitos (el clásico “sin IVA”). Que son los más felices… y ahonda en el por qué: que no está bien visto decir que se está mal, que son los que más toman antidepresivos del mundo, que ya que una vez salieron los primeros en ese ranking tienen que mantenerlo diciendo que sí son felices. Un poco como cuando hablamos de las contradicciones de Finlandia.

Se pregunta, y con razón, que si son los que más pagan en impuestos, ¿en qué revierte todo eso? Su sistema sanitario no hace que sean los más sanos del mundo, sino que están bastante abajo en esperanza de vida y salud, por ejemplo.

Y quizá lo más interesante: la ley de Jante, esa ley no-escrita (más bien, nacida de un libro de un escritor danés, que le puso nombre en uno de sus libros) que dicta cómo deben comportarse. Tú no eres más que nosotros. Tú no debes pensar que eres alguien especial. Tú no debes creer que le importas a alguien. Y así hasta 10. Algo así como la máxima de que el clavo que sobresale se lleva el martillazo, pero nacida en los países nórdicos.

También interesante, algo que llevo pensando cierto tiempo. El miedo confundido con civismo, ejemplificado en un “¡Pero qué haces! A ver si te conoce y se lo va a decir a alguien” en el libro. El origen de lo que superficialmente se conoce por “civismo nórdico”.

Islandia

El libro pasa luego por Islandia, de la que habla maormente de su delirio económico y cómo se llegó a ello: un país de pescadores convertido en un hedge fund gigante e insostenible, así como su efecto en el país.

Montaña en Islandia
Islandia: bancos de peces y bancos y peces. Fuente: CC (by)

Quizá la parte más interesante de estos capítulos es la explicación del neopotismo en un país en el que se conoce todo el mundo, y los medios de comunicación siempre han estado en manos del dinero. El periodista crítico… es rápidamente contratado por el gran medio de comunicación y, alehop, deja de ser crítico.

Noruega

La parte que recibe más atención en este capítulo es la parte del encontrado dinero noruego, en forma de pozos petrolíferos.

Quizá lo mejor de todo es la exposición de que – a diferencia de lo que han hecho la mayoría de países cuando encontraros su petróleo -, mostraron gran cautela en la manera de administrarlo. También dedica tiempo a hablar de Brevik, el noruego que cometió la matanza más grande del país.

Finlandia

Descrita por Booth como “Su país nórdico favorito”, nos habla de los temas de los que habíamos hablado ya en el blog. Habla, por supuesto, del alcoholismo, la sauna, el silencio… un buen resumen para el que no conoce el país. Pero a quien no lo conoce yo le recomiendo, por supuesto, Big in Finland.

Edificio Finlandia
Finlandia: mejor en Big in Finland.

Suecia

Inmigración sueca, cómo consiguieron salir del bache económico de los 80 y la posición de la mujer en la sociedad sueca son los temas mayormente tratados en los capítulos.

Eso y por qué al resto de los países nórdicos no le cae bien Suecia.

Mis impresiones

Cuando leí la parte del libro que conocía más – la de Finlandia – me parecó bastante básico y superficial. Aparte de la historia de Finlandia tras la segunda Guerra Mundial – la finlandización y las relaciones con Rusia, donde el presidente más venerado de Finlandia, Urho Kekkonen, pudo haber sido agente de la KGB y que los rusos llamaban cariñosamente a Finlandia Kekkoslovakia – no había gran cosa donde rascar más allá de un interesante resumen sobre el país si no lo conoces.

Por eso no le doy tanta verosimilitud a los postulados del bueno de Michael para los países que no son Dinamarca, lugar donde él sí ha vivido y mamado cultura durante muchos años. El ser los reyes del pago en B y la increíble deuda privada de todos sus habitantes, así como el ignorar todo lo malo escudándose en el hygge – esa manera de hacer descrita como “normative to the point of coercive” (en otras palabras, tan encorsetado que ejerce coacción, que impone por la fuerza) me pareció una gran frase – son todo interesantísimas descripciones.

Hygge
“Haga el Hygge y nadie resultará herido” Fuente (CC: by)

De todas maneras, y como de Finlandia, es un buen resumen del lugar de donde vienen los nórdicos si no se conoce mucho. El nepotismo Islandés, con su delirio económico, me pareció muy interesante. Los noruegos y su relación con el petróleo también. Suecia me pareció algo superficial y cliché, pero quizá ya me había agotado el libro y quería que se acabara ya.

En cuanto al tono, es ligero y sin pretensiones. Quizá demasiado ligero.

¿Y las impresiones de los nórdicos?

El propio Michael Booth, como refleja la página de la wiki sobre el libro, comenta las reacciones al libro tal que así:

“A los finlandeses les pareció bien. Los suecos fueron pedantes, pero se resignaron. Los daneses fueron un poco reaccionarios. Los islandeses estaban irritados porque no se les prestó gran atención. Pero los noruegos, oh dios, no quedaron nada contentos”

Si lo has leído ¿qué te pareció a ti el libro de la gente casi perfecta? ¿Lo leerías si no?

Etiquetas (Tags):