- Big In Finland - http://www.biginfinland.com -

Enséñale español a extranjeros de esta manera

Pasado un tiempo todo se queda viejo.

Recuerdo los primeros días del Erasmus, donde la conversación con la gente que ibas conociendo era invariablemente la misma. Esto estaba bien, ya que como decía en el post sobre cómo es vivir en Finlandia según el plan en el que vas [1] un Erasmus no conoce a nadie y está deseando conocer a todo el mundo. Y por suerte todo el mundo a su alrededor está igual.

Esas conversaciones de Erasmus versaban sobre todo en de dónde era uno, en que zona vivía de Joensuu [2] y cuáles eran sus estudios universitarios. Era un ritual excitante, al principio. En el segundo semestre ya la cosa había decaído y seguir con la misma conversación ya no era lo mismo.

Pero con los años he notado hay otra cosa que siempre ha ido reapareciendo en conversaciones, y que también con el tiempo ya se fue quedando viejo: el enseñar un poco de español.

Fiesta erasmusUna fiesta Erasmus: el lugar perfecto para enseñar un poco de español.

Enseñando un poco de español

Hay muchísima gente fuera de España que está aprendiendo español.

Como “muchísima gente” es un número diferente para cada uno, diré que hay mucha más gente que la que yo hubiera pensado, y en general hay un interés por el idioma que – según yo he notado – está a la par que el italiano, y un pelín por encima que el francés.

Por ello, ya sea gente que quiere aprenderlo o lo está aprendiendo (o que simplemente tiene un interés) hay mucha gente que durante todos estos años me ha preguntado en alguna conversación como se dice algo concreto en español. Por ejemplo, el nombre de alguna cosa.

Botella de vino
¿Cómo se dice “Botella de vino Don Sancho” en español?, puede que te pregunten.

El pequeño vacile para los que aprenden español: mi método

Como es algo que se pregunta a veces sin más interés que el resultar amable e interesarse, pero sin ninguna trascendencia real en el aprendizaje de español de quien lo pregunta, yo he diseñado un estupendo método para enseñarles cómo se diría algo concreto en español.

Todo es así: Artículo “El” + “palabra en inglés” + sufijo “o” .

Veamos un ejemplo. Si estás en un bar con gente, y alguien te pregunta cómo se dice “vaso” (glass) en español, le dirías: “El glasso”. Si te preguntara cómo se dice “la camarera”, le dirías “el waitero”. Con “el vino” de arriba: “el wino”.

Recordemos que, para hacer el español más fácil, sólo hay un artículo (tal y como lo hace el inglés, con el “the”) y yo he elegido el masculino. La única vez que distingo géneros es con “el friendo” y “la frienda”, porque en inglés el nombre sigue siendo el mismo y fue la primera palabra con la que me inventé este sistema. Incluso en plurar funciona bien: “los friendos” y “las friendas”.

Estudiando españolYo mismo, quizá creando el método para aprender español de Big in Finland.

Cuando hay que hacer frases, que usen los números en español, todo lo demás en inglés, y al final acabar siempre con “por favor” si se pide algo. También el “es” como verbo.

Por ejemplo: “How much es el costo of el caro?” (¿Cuánto cuesta el coche? – how much does the car cost?)

Evidentemente – tras un periodo de interacción suficientemente largo – les digo que es una broma, no vayan a ir a España y pedir “Dos bieros, por favor” en alguna terraza, o pregunten por “el streeto Montera” en Madrid.

Pero en el mejor de los casos es una broma que se queda y hace gracia. Algo para congeniar rápidamente con otras personas. Un crowdpleaser. Úsalo a tu gusto (por ejemplo, haciéndolo todo femenino, sin hacer plural con “s”, etc.)… y lo bonito es que a veces funciona: el supermarketo, por ejemplo, es casi igual. Lo mismo con “perfecto” o “fantastico”. Y verás que hay muchos otros ejemplos en cuanto te pongas. Añade entonación inglesa o americana para mejor efecto.

Mis 5 palabras favoritas usando el método

1.- El cucumbero (el pepino) – the cucumber. En una frase: Can you pass me el cucumbero?

2.- El peppero (la pimienta) – the pepper. En una frase: El foodo needs more peppero.

3.- El chairo (la silla) – the chair. En una frase: El chairo es broken.

4.- El computero (el ordenador) – the computer. En una frase: Can I turn on el computero?

5.- El bedo (la cama) – the bed. En una frase: Let’s buy el big bedo.

Mejórese el método con palaras extra (“me gusta”, “no me jodas!”) y tendrás una receta perfecta. Quizá un par de verbos como “poder” o “haber” (para hacer el pasado) y todo saldrá bien.

¿Te pasa a ti lo de que pregunten mucho en español? ¿Vacilarás a alguien con el método para aprender español de Big in Finland?