Cabañas en Finlandia: los cottages

Hubo dos veces en las que fui a cabañas en Finlandia – los famosos cottages – al lado del lago, fuera de la civilización y en un bosque. La primera de ellas fue al ir con mis finnish friend a la granja de Kari, y la segunda también con mis finnish friend, los cuales me llevaron al la cabaña familiar a la que iban en verano.

Cómo son las cabañas en Finlandia

Los cottages, ambos, tenían por un lado una estancia para hacer vida normal, con cama, cocina y salón, todo dentro de una misma habitación. Fuera tenían un lugar a cubierto de la lluvia en el que apilaban los troncos que se usaban para calentar la estancia y también la otra habitación: la sauna, la cual tradicionalmente cuenta también con el espíritu de la sauna y algunas hojas de abedul (llamado en Finlandia vihta o vasta dependiendo de si se está en este del país o no). La sauna es toda de madera y, si es medianamente antigua, tendrá una caldera para calentar las piedras que tendrá que ser encendida con los troncos de madera. El agua para echar a las piedras suele ser agua del lago cercano, que también es usado para refrescarse en las pausas de la sauna. Unos bancos y una mesa de madera, cerca de un lugar donde hacer una barbacoa con makkara son también imprescindibles en las cabañas en Finlandia para hacer vida relajada.

Una de las muchas cabañas en Finlandia.
Una clásica cabaña finlandesa. Fuente – Glanne en Flickr.

Por alguna razón, las cabañas en Finlandia (llamados cottages en inglés) tienden a ser de color rojo. Si buscáis en Google o en Flickr por “mökki” (cabaña en finés) podréis ver que el color más común es el rojo, aunque pueden verse también bastantes ejemplos de cabañas de madera sin pintar.

El uso de las cabañas en Finlandia

Los cabañas en Finlandia son los lugares en los que los propios finlandeses pasan sus vacaciones de verano, y que hacen las veces de las fiestas del pueblo de los padres o abuelos a las que vamos en España. Todo finlandés aspira a tener un cottage propio, y por ello hay 474.277 cabañas en Finlandia, de acuerdo con las estadísticas de 2005, lo que equivale a dos y medio por cada lago finlandés, y a uno por cada 10 personas en Finlandia, de acuerdo con la Wikipedia y en la que puede verse un cottage rojo en la foto..

Cabaña de Finlandia, con el lago al lado
Cabaña + lago. Combinación ganadora.

Como dice el Helsingin Sanomat en un artículo de hace un tiempo, la generación del baby boom finlandés se está empezando a retirar y su sueño es volver al campo, a su propia cabaña (roja, ellos también lo señalan), movidos por la nostalgia de los viejos tiempos y la paz de estos lugares. Un nuevo mercado de cabañas nuevas y preparadas para los tiempos modernos está surgiendo en Finlandia.

Cuando mis padres me estuvieron visitando en Joensuu, nos fuimos a una de estas cabañas en Finlandia en el lago. Aunque estaban más orientadas a turistas y ya disponían de habitaciones y no sólo de una estancia común, fue una buena experiencia poder salir a pasear por el bosque, coger el bote de remos y ver los interminables atardeceres de Mayo en Finlandia. Ahora que me acuerdo, si queréis saber lo que se siente viviendo en uno de estos sitios podéis leeros “Pan”, de Knut Hamsun, Nobel de Literatura noruego de principios del siglo pasado.

¿Te han invitado a alguna cabaña en Finlandia? ¿Cómo fue tu experiencia?