- Big In Finland - http://www.biginfinland.com -

7 cosas que me hubiera gustado saber antes del Erasmus

Hace poco me contactaron de una web para ver si les podía echar una mano en un post. Como sabían que me había ido de Erasmus, querían saber cuáles eran las cosas que me hubiera gustado saber antes de irme de Erasmus.

Erasmus en Finlandia
El Erasmus en Finlandia es lo que yo recomiendo.

Yo creo que el Erasmus ahora es media experiencia [1]. Ahora antes de ir hemos leído varios blogs de gente que ha estado ya en nuestro destino Erasmus (yo pongo mi granito de arena para matar la incertidumbre, cierto es), han visto muchas fotos, han leído muchas opiniones, hay plataformas online donde se juntan todos los futuros Erasmus antes incluso de ir…

Pero como me puse a pensar en esas cosas que me hubiera gustado saber, y creo que me salieron algunos puntos válidos, lo comparto en este post también.

Te lo dejo primero en forma de infografía y más abajo lo explico en detalle.

7 cosas que me hubiera gustado saber antes del Erasmus

Si quieres copiar esta infografía en tu web, usa este código:

<a href="http://www.biginfinland.com" title="Todo sobre Finlandia en Big in Finland"><img src="https://farm6.staticflickr.com/5582/15130304785_2fba45b4d7_b.jpg" alt="Infografía sobre el Erasmus" /></a>

Las 7 cosas que me hubiera gutado saber antes del Erasmus

Primera parte: antes de irte

1.- Las relaciones se dejan en casa: o al final será peor. Yo fui sin ninguna atadura, pero mucha gente fue en pareja y ninguna de las relaciones que se llevaban de casa superó los dos meses. Tanta gente nueva y tantas cosas nuevas hacen que lo viejo se quede atrás rápidamente… y pase lo que comenté en este post [2].

2.- La primera semana es la más dura. En mi caso lo puedes leer al detalle en la serie de posts de Resumen de mis primeros días en Finlandia [3]. Uno está solo, desamparado, y lejos de cualquiera que sabes que te ayudaría. No conoces a toda esa gente. Ya has visto que se ha formado algún corrillo y de momento tú no estás. No quieres cagarla. Pero calma: después de unos días empieza todo lo bueno.

La primera semana del Erasmus
La primera semana del Erasmus: haciéndote al nuevo país, descubriendo cosas y conociendo a gente.

Segunda parte: cuando estás ya en tu destino Erasmus

3.- Conocerás a varios de los mejores amigos de tu vida. Sin más. Ya lo verás.

4.- Es cierto que los estudios son más fáciles. Por lo que yo he visto, al menos en mi Erasmus en Finlandia [4], los exámenes no varían en absoluto con lo hecho en clase (pero hay mucho más trabajo continuo).

Un Erasmus en la universidad
Yendo a la universidad de Joensuu con la bici

Tercera parte: a la vuelta

5.- A la vuelta, modérate hablando de las bondades de tu país Erasmus: Cuando vuelvas nadie entenderá por qué lo alabas tanto. La razón de que no lo entiendan es que no han estado en el país de Erasmus y viviendo el Erasmus contigo. No lo han visto. No lo han vivido. Modérate y mantén el contacto con los amigos hechos en el Erasmus. Y no te conviertas en alguien más papista que el papa sufriendo el Síndrome de Helsinki [5].

6.- No podrás volver a vivir con tus padres. Volver a casa con los padres [6] – si es que vivías con ellos antes – no será jamás lo mismo. Ese dulce control que ejercían contigo se convertirá, tras meses viviendo por tu cuenta en el Erasmus, en tiranía. Te sacarán de tus casillas a la mínima (pero no es culpa suya: te has convertido definitivamente en hombre o mujer, y ha sido el Erasmus). Te dirán que te abrigues en invierno [7] y tú, habiendo vivido en Finlandia – un lugar donde tu congelador puede estar 25 grados más caliente que la calle [8] – tendrás que morderte la lengua para no gritarles “¿quién ha vivido un año en Finlandia y no se ha muerto? ¡Dejadme en paz!”. Ay, la vuelta a casa.

Cosas que me hubiera gustado saber antes del erasmus
Añorarás tu piso Erasmus

7.- Vivir fuera del nido siendo joven es el valor principal del Erasmus: ni notas, ni idiomas, ni zarandajas. Lo que te aporta como persona es la independencia y el aprender a desenvolverte por ti mismo (aún más gracias a aprender o mejorar otra lengua). Es un curso acelerado de madurez que todos necesitamos. Sobre todo porque en el resto de Europa la gente se independiza entre los 18 y 21 años y el que no lo hace es considerado un pringao. Aquí hasta los 30 en casa, si eso.

¿Estás de acuerdo con esta lista de cosas? ¿Qué añadirías o quitarías tú? Cuéntanoslo en los comentarios.