Cosas que NO echo de menos en el extranjero (I): las franquicias

Es una lástima que, cada vez que voy a España por cualquier asunto y me toca estar fuera de casa, lo único que uno se encuentre por todas partes son franquicias de comida y, últimamente, de bebida (café, para más señas) e incluso de peluquería.

Cuando era algo más pequeño la cosa no era así. En todo caso era simplemente el Burger King y el McDonalds (de vez en cuando iba al Burger King, todo hay que decirlo. Al McDonalds no porque sus hamburguesas son asquerosamente dulces) pero todo era más bien único y había, en general, variedad.

Es algo muy de España eso de en vez de ir a por un negocio propio e invertir en ello, se utilice una marca que se sabe que funciona y a hacer dinero así. Minimizar el riesgo. Nunca invertir en nada que no se sepa que va a dar dinero (y las franquicias funcionan esa manera: te dan una licencia para utilizar la marca si das un X% a la empresa raíz de tus beneficios). Da igual lo bueno que sea el producto porque, según parece, lo bueno es lo que dice la publicidad. Y quien más publicidad tiene, mejor es.

Der Imbiss, un gran restaurante vegetariano en Kastanienallee, Berlín
Uno de mis restaurantes favoritos de Berlin. El vegetariano Der Imbiss. Fuente.

Enfin, que es una lástima. Aquí en Berlín no pasa eso (aunque por supuesto también hay las cadenas de hamburguerías, pero aquí no hay necesidad de pisarlas), sino que cada restaurante es único y diferente del anterior. La mejor pizzería de Berlín tiene treinta metros cuadrados. El mejor Kebab, cinco metros cuadrados. Y hay muchísimo donde elegir, porque no todos los restaurantes (y peluquerías: aquí ir a un Cut&Go como Marco Aldany es algo casi de mal gusto) son diferentes.

Volviendo un momento al tema de las franquicias en España y la falta de riesgo, en los lugares que se innova de verdad el modelo es radicalmente distinto: estudio de mercado, calidad y Business Plan. Y el problema es que yo hasta que no llegué a Alemania no sabía lo que era un Business Plan, pero según parece tanto aquí como en EE.UU hacen Business Plans hasta en los rollos de papel higiénico del WC (no en concreto en este WC alemán). Y así nos luce el pelo en España: una vez desinflado el ladrillo, casi nada queda.

Como nota curiosa, hace poco hablando con un argentino me contó que en Argenina creen que VIPS es de allí, con lo que cuando un argentino aterrizó en Madrid y vió un VIPS, se sintió orgulloso y dijo “¡Ché! ¡Hasta aquí hemos llegado!”

Eso sí, las cadenas de ropa son imparables en todo el mundo. Y ya que estamos en Big In Finland, su mejor blog de Erasmus en Finlandia, la franquicia finlandesa por excelencia es también una cadena de hamburgueserías: el Hesburger. Aunque también existe el Rax, que es de pizzas; el Amarillo, de tono mexicano; y el Bepop, el Onnella y el Gigglin Marlin: las franquicias llegan hasta a las discotecas. En este sentido, Finlandia tampoco se salva. Y qué asquete, con lo que mola lo único, pero es así: o lo tomas o lo dejas.

Bonus: The Strokes – Take it or leave it.mp3
VHS or Beta – Take it or Leave it.mp3