El colegio finlandés de Fuengirola

Como ya sabíamos, los finlandeses tienen una colonia en España: Fuengirola. Allí muchos finlandeses que preferían el clima español al finlandés se han establecido, y entre los servicios finlandeses que han importado hay uno que destaca: un colegio finlandés.

El sistema educativo de Finlandia ha sido por tanto implantado en una escuela en España: la Escuela Finlandesa de la Costa del Sol (en finés: aurinkorannikon suomalainen koulu)

La fachada del edificio del colegio finlandés de Fuengirola
Una captura de pantalla de un video, por eso está un poco pixelada la escuela finlandesa.

El nombre oficial del colegio finlandés en España es Centro Docente Privado Extranjero Escuela Finlandesa. Y efectivamente es privado, ya que los padres deben aportar una parte del coste de la educación de los niños que envíen a este colegio: unos 2.000€ al año. No obstante, en Finlandia, los colegios privados deben por norma no tener más recursos que los colegios públicos finlandeses. Aparte del coste de la matrícula, el colegio recibe también fondos del ministerio de educación finlandesa.

En el colegio finlandés de Fuengirola los hijos de los finlandeses que han decidido hacer de la Costa del Sol su residencia pueden educarse siguiendo el método finlandés especificado por la Ley de Educación Finlandesa. El colegio finlandés de la costa del sol puede emitir certificados de estudios y también está reconocido oficialmente en España, lo que permite que si los alumnos se van a vivir a otra ciudad, estos puedan continuar sus estudios en otros colegios españoles sin problemas.

Los alumnos del colegio finlandés hacen todo tal y como lo harían en Finlandia: no aprenden a leer hasta los 7 años, sus clases duran menos, hay menos horas lectivas y no hay tantos deberes. Entre los idiomas, al ser una escuela internacional, aparte del finés y el sueco los alumnos aprenden el español y, dependiendo de lo que elijan, el francés y el alemán.

En el programa de estudios la escuela finlandesa de Fuengirola los estudiantes pueden cursar la primaria, secundaria y hasta el bachillerato. El colegio dice que hay muchos finlandeses que aún residen en Finlandia interesados en que sus hijos pasen un año al menos en la escuela, ya que el mejor clima y la playa de Fuengirola hace este centro muy atractivo.

Para asegurar la calidad de la enseñanza al modo finlandés los profesores son docentes formados en Finlandia, con la excepción de la profesora de plástica Conchi Flores, que es española y que había vivido en Helsinki por muchos años.

El director del colegio finlandés de fuengirola en una charla
El director de la escuela finlandesa habla de su experiencia a otros docentes finlandeses. Fuente: Jarsjo.

Además de ese colegio finlandés hay otros centros para hijos de finlandeses en España, concretamente en Madrid, Barcelona, Mallorca, Gran Canaria y Tenerife. Estos centros suelen dar clase los sábados y su objetivo es que los hijos de los finlandeses – o de un progenitor finlandés y otro español – puedan practicar el idioma en su nuevo país y promover la cultura finlandesa entre ellos, aunque ahora estén en una nueva cultura.

Hay que decir que aunque la escuela aplique el excelente sistema educativo finlandés, han tenido un problema muy español: el centro ha sido investigado por el Ministerio de Educación de Finlandia por presuntamente utilizar la subvención para la educación para hacer reformas en el edificio. Nadie es perfecto.