Cementerios finlandeses

Una de las gratas sorpresas que me llevé de Joensuu y de Finlandia en general es cómo están dispuestos sus cementerios.

En España los cementerios están por lo general no muy bien cuidados con plantas amarillas por todas partes y llenos de tumbas que sobresalen del suelo, con fotos antiguas de sus ocupantes. Y ese horrible invento de los nichos. Los cementerios en España dan una idea de depresión y de desesperanza, con los cipreses que ayudan a ese efecto.

CementerioJ
Cementerio de Joensuu nevado

MartaCementerio
Marta en una de las estatuas del cementerio de Joensuu

El cementerio de Joensuu (y, como digo, la regla que parece que siguen los cementerios de Finlandia) es la de la sencillez. No hay tumbas como tales y nichos tampoco, sólo hay lápidas. Además, las lápidas están todas cortadas por el mismo patrón, con lo que no hay algunas excesivamente pomposas y otras más malas. Da una idea de que todos somos iguales ante la muerte.

Cementerio de Kerimäki
Cementerio de Kermimäki

El cementerio es un cementerio-jardín. El lugar está cuidado por unos cuantos jardineros. Las lápidas en su mayoría no siguen ningún patrón en cómo están colocadas (salvo las de los soldados de la zona de Joensuu en la Guerra de Invierno, alguna incluso con nombre de “soldado desconocido”.

Los árboles no son todos iguales, como los cipreses y son de hoja caduca, con lo que el cementerio es diferente en cada una de las épocas del año e incluso un lugar bonito al que ir a pasear. Lo que no sé es cómo resuelven el problema de las raíces, ya que las de los cipreses son los árboles de los cementerios por tener raíces que crecen hacia abajo y así no levantan las tumbas de la tierra (qué grotesco…)

Cementerio de Kerimäki
Lápidas de soldados del cementerio de Kerimäki

En el cementerio suele haber ardillas que se acercan a las personas para ver si les dan de comer sin ningún miedo, y en ocasiones hay gente que va al cementerio sólo para dar de comer a los animales.

El lugar está abierto 24 horas, y si entras por alguna de las puertas de noche (está prohibido entrar con bicicletas) y al entrar se iluminan los focos de la entrada por la que vayas (aunque, salvo el día de todos los santos) no hay ninguna luz cerca de las tumbas.

Todas las religiones que hay en Finlandia se encuentran representadas por una capilla en el cementerio y hay que fijarse en el tipo de cruz de la lápida para ver a qué religión pertenecía la persona o personas que descansan bajo la lápida.

Detalle de una lápida
Una lápida en detalle

Yo prefiero los finlandeses, aunque en España hay cementerios-jardín también (no, nunca he ido al cementerio-jardín de Alcalá).
¿Y vosotros?