Categoría: Curiosidades de Finlandia

Pues eso, cosillas curiosas que no terminan de pertenecer a una categoria.


Dominó gigante con productos de un supermercado

¿Serán los finlandeses amantes de coger algo pequeñito y hacerlo grande? Ya pasó con el edificio-tetris de Tampere, y ahora los empleados de un supermercado finlandés se han propuesto seguir su estela. Eso sí, algo más analógica. Eso sí, y aunque odie el DominoDay, hay que reconocer que tiene las cámaras mejor posicionadas. Si cambiamos el monstruo de Cloverfield (Monstruoso), por cajas y botes de zumo, es exactamente esto. Recomiendo…



Cementerio de animales

Ya hablamos una vez de los cementerios finlandeses, y de la costumbre de poner velas en todos los santos. Estas navidades fuí a otro tipo de cementerio en Finlandia, uno para animales y al verdad es que me pareció impresionante, también se ponen velas y mucha gente va a menudo a mantenerlas y visitas a sus mascotas. Llevo tiempo en España de voluntaria en una protectora que colaboran con protectoras…



Envía “quememeo” al 0000

Nico me pedía la semana pasada que hablase de la noticia finlandesa de moda (ando tan ocupado que planifico mis posts con días de antelación, y por eso no pude ponerlo antes): un W.C. de un establecimiento público finlandés (¿con inquietante manguera o sin ella? eso no lo dicen) abre la puerta sólo si envías un sms. Aunque prácitcamente anda por media blogosfera, la primera vez que lo leí fue…



Multas de tráfico en Finlandia y la multa más alta

Coger un coche por Finlandia está más que bien. En un descampado en invierno puedes imitar a Colin McRae tirando de freno de mano y con los neumáticos de clavos. También irte a cualquier parte del país con independencia y quitarte el mono de conducir que traes de España (como es mi caso), pero la cosa de las multas de tráfico cuando uno se ilusiona demasiado al volante sí que…



Cosas que echo de menos en el extranjero (3): El agua del grifo

El agua del grifo y, sobre todo, el sabor que tiene en España. He tenido suerte, no obstante, de haber estado de Erasmus y de Leonardo en dos paises en los que se podía beber sin ningún riesgo el agua del grifo (nada que ver con la vez que viajé a Rusia, cuyo agua del grifo era de color… marrón). Porque la de España (bueno, aquí hay que reconocer que…