Las cartas de papá noel ya no son gratis

Hace un tiempo escribimos un post sobre cómo enviar cartas a Papa Noel y su dirección en Laponia. Y comentábamos que una de las cosas que era estupenda de ese sistema era que el mismísimo Papá Noel te respondía y era gratis. Desafortunadamente, Papá Noel ha empezado a cobrar por escribir de vuelta.

Laponia: el lugar donde vive Santa Claus.

Papá Noel y Finlandia

Como todos sabemos, Finlandia es la tierra de Papá Noel.

Allí lo llaman Joulupukki“, que significa literalmente “cabra de Navidad”.

Los finlandeses son muy fans de este señor y en Laponia, el lugar donde concretamente vive, hacen de la navidad un gran negocio.

Pueblo de Papá noel en Rovaniemi
El pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, Laponia. Fuente (CC: by-sa)

En Laponia podemos ver por ejemplo tres atracciones de Papá Noel, incluyendo la más conocida: el pueblo de Papa Noel. En el pueblo se puede visitar la línea del círculo polar ártico, la oficina postal, y al bonachón en persona, el cual está disponible para charlar un rato y hacerse una foto por varias decenas de Euros.

Papá Noel empieza a cobrar por escribirte

Pero la foto una vez que estabas allí era lo único que el bonachón navideño te cobraba. Hasta ahora.

Papá Noel y unos niños
Santa, de cháchara con los muchahos. Fuente (CC: by-sa)

Un comentarista del post sobre las cartas nos ponía en aviso: a partir de este 2019 ya no es gratis recibir una carta de Papá Noel, sino que el precio será de 8,90€.

Diligentemente nos pusimos a averiguar los detalles, y estos son. Tal y como se puede leer en la web del posti (el Correos finlandés), es tal que así. La nueva carta de pago se podrá pedir en alguna de las 13 lenguas que habla (español incluído, claro) y estará personalizada, llamando a su recipiente (el afortunado niño o niña) por su nombre. Al menos, el Posti garantiza que llegará antes de Navidad según su web.

Una lástima para todos aquellos que le escribían hasta ahora, fueran de cualquier condición económica, podían recibir una carta de Santa Claus en su casa. Al menos el servicio no ha cerrado del todo, sino pero es definitivamente una pena que se haya vuelto de pago.

Y tú, ¿le enviaste alguna carta a su dirección de Laponia y te contestó? ¿Qué opinas de este cambio de política?