Calendario de adviento de chocolate: el qué y cómo

Justo antes de volver de Finlandia me pasé por el centro comercial Antilla para mirar unas cosillas. Por ser octubre me pareció un poco pronto para que toda la decoración de navidad estuviera ahí; pero según parece las navidades empiezan cada año antes y aquí en Alcalá ya tienen los aparcamientos de los grandes almacenes preparados para el consumismo frenético. Y hubo algo que me llamó la atención y que no había visto nunca: un calendario de adviento de chocolate.

El calendario de adviento de chocolate

Entre todas las cosas de navidad que había (luces, pijadas varias…) descubrí una cosa que me había llamado mucho la atención en mi año de Erasmus por no haberla visto nunca en España: el calendario de adviento de chocolate. Con los años he ido conociendo a gente que sí conocía este dulce navideño, pero de momento son los menos. Se parece a esto:

Calendario de adviento de  chocolate de Muumi
Un calendario de adviento chocolate. Este es de Muumi.

Este calendario de adviento con bombones dentro marca la cuenta atrás hasta el día de navidad. Cada día se abre la casilla del día correspondiente del mes y detrás hay un bombón para comerse. Del día uno, el que hay que empezar con el calendario, hasta el 24 hay un bombón por día.

El nombre del calendario de adviento en finés es Joulukalenteri. Esta palabra viene de Joulu (navidad) y Kalenteri (calendario, este sí era evidente). Para decir feliz navidad en finlandés, es “Hyvää joulua” y Papa Noel es “Joulupukki” (sí, como en la canción de Noeli)

Ciertamente me hace mucha gracia el invento. Para los niños la espera del día de navidad tiene que ser dura y tener su bombón cada día ayuda seguro. Para los mayores, ya que todas las dietas se tiran por la borda con cenas familiares y demás… qué daño puede hacer un bombón al día y además teniendo excusa.

Por supuesto hay muchas marcas que comercializan sus calendarios de adviento de chocolate y, aunque todos comparten una temática navideña y todos son bombones, la diferencia entre los precios puede ser abismal. Ese calendario de adviento de chocolate de Muumi costaba tres euros más que uno de marca desconocida. Las chocolatinas de toda la vida, como Mars, también hacen su calendario de adviento.

Yo no llegué a comprarme uno porque ya me iba, pero lo hubiera hecho. Bien chulo que es.

Actualización: Natalia me informa de que lo que lo que contenía la caja de la foto no eran bombones, sino chicles. Un chicle cada día que te limpia los dientes. El mismo concepto, pero diferente contenido.
Ella sacó unas fotos de otro calendarion de adviento de chocolate (este de verdad) y aquí está.

calendario de adviento de chocolate con los Mumins

Joulukalenteri
Interesante lo de poder recortar a los muumis y jugar con ellos. ¡Yo me compraba ese!

Gracias por el aviso, Natalia. ¿Te has hecho ya con tu calendario de adviento del 2013? 😉

Entradas relacionadas