Berlin: Tempelhof

Ya que ando de nuevo por los Berlines (aunque el lunes me vuelva otra vez a España y otra vez sea una incógnita mi fecha de regreso), retomaré mi serie de posts sobre Berlín.

El aeropuerto de Tempelhof es el más antiguo de los aeropuertos de Berlín. Aunque ese espacio estaba reservado como “aeropuerto” en los viejos tiempos, fue durante los tiempos de Hitler cuando se construyeron sus edificios y terminales actuales.

Fachada principal de la terminal de Tempelhof
Fachada de la terminal de Tempelhof con la iluminación de navidad

La razón por la que me gusta este edificio es… porque aparecía un segundo durante Idiana Jones y la Última Cruzada (lo que se suponía el interior, no era el auténtico de Tempelhof). El tercer día de estar en Berlín fui al concierto de los Artic Monkeys que era justo al lado del aeropuerto, con lo que me acordé de la película. Y es que sentirte por un momento parte del decorado de Indiana Jones me gustó, para qué negarlo.

Homenaje a Indiana Jones
Homenajeando a Indy, ahora que van a sacar la cuarta

Indiana Jones y Tempelhof? No, soy yo
Cazadora de cuero, sombrero, pantalones marrones… ¡sólo me falta el látigo! También se puede ver el aeropuerto desde Google Maps

Durante el bloqueo de Berlín, el aeropuerto fue extensivamente usado para abastecer de comida y otros bienes a Berlín oeste (véase el post sobre el muro de Berlín) y volver a la zona aliada con los productos manufacturados en esa parte de Berlín, en lo que se vino a llamar “el puente aéreo“. Hay un monumento en la plaza de la Lüftbrucke (literalmente “puente aéreo”) que recuerda a todas las personas que perdieron la vida para llevar comida y alimentos a la ciudad, cuyos nombres están grabados en la base.

Monumento a los que perdieron la vida en el puente aéreo enfrente de la fachada de Berlín Tempelhof
El monumento. La mancha negra pequeña es una mujer caminando (por aquello de apreciar la escala). Las tres grandes líneas representan las estelas de los aviones.

El monumento de Berlín Tempelhof

A día de hoy el aeropuerto registra unas pérdidas de diez millones de euros al año y, por ese motivo (y al igual que a los aeropuertos finlandeses) quieren cerrar el aeropuerto. El aeropuerto está cerca del centro de la ciudad, y por ello no puede ser ampliado. Los aviones de hoy en día no pueden despegar ni aterrizar de una pista tan pequeña, y eso hace que pocos usuarios y compañías utilicen el Tempelhof.

La gente de Berlín está en contra y han iniciado una campaña para recoger firmas. Según parece, si se llega a las 490.000 firmas (una sexta parte de los habitantes de Berlín) se detendrá el cierre, eso sí, sólo pueden firmar los mayores de 18. Tendré que mirar si puedo firmar yo también.

Firmemos para evitar que se cierre tempelhof
¿Donde hay que firmar?

Es el único aeropuerto de Berlín que no he probado. ¡Espero que no lo cierren antes de que lo consiga!

Bonus: Indiana Jones Theme.mp3